cultura

Westerdahl: la conexión de Canarias con las vanguardias

TEA Tenerife Espacio de las Artes presentó ayer los fondos adquiridos de esta figura poliédrica, crítico y promotor de importantes artistas del siglo XX en España

Álbum con fotos de amigos, paisajes del Teide y una factura por obras en su casa. | SERGIO MÉNDEZ

Dos álbumes llenos de fotografías personales y curiosos documentos como dibujos, telegramas, billetes de tren o postales, además de imágenes con los artistas españoles más importantes del siglo XX como César Manrique, Manolo Millares, Óscar Domínguez; libros dedicados por el mismísimo Picasso; números de la Gaceta de arte, la emblemática revista internacional de cultura del que fue director entre 1932 y 1936,…

TEA Tenerife Espacio de las Artes presentó ayer los fondos adquiridos de la Colección Eduardo Westerdahl (Santa Cruz de Tenerife, 1902 – 1983), el pasado mes de febrero en una subasta organizada por Juan Naranjo S.L. con material que el hijo del artista, Hugo, guardaba en Madrid. 141 lotes que conforman un material de incalculable valor para explicar y conservar la historia artística de Canarias en el siglo XX. Las islas conectadas con el mundo a través del arte.

“Lo importante era la integridad de los fondos”, destacaron en todo momento Carlos Alonso, presidente del Cabildo de Tenerife, y José Luis Rivero, director insular de Cultura, ya que la subasta, a la que asistieron importantes coleccionistas privados, museos y administraciones nacionales, estaba organizada por lotes. Sin embargo, el Cabildo apostó por salvaguardar esta conexión que une a Canarias con las vanguardias y realizar una puja por el conjunto, logrando adquirirlo por 97.000 euros, asegurando así la no disgregación del archivo.

El conservador jefe de la Colección de TEA, Isidro Hernández, destacó algunas de las piezas más importantes de esta colección, como son los libros dedicados por Paul Éluard, Guillermo de Torre, Roland Penrose, Pablo Picasso o Artur Lundkvi.

También resaltó algunas de las diversas fotografías que el propio Eduardo Westerdahl realizó a distintos escritores y artistas del momento, muchas de ellas incluidas en los álbumes personales del autor.
Respecto a los álbumes personales, con documentos y fotografías realizados entre 1956 y 1963, Hernández indicó que también obras que realizaron sus amigos más allegado, como artistas, escritores, teóricos o historiadores con los que mantenía relaciones.

sm westerdahl 03.jpg sm westerdahl 02.jpg sm westerdahl 07.jpg
<
>
Carlos Alonso, Isidro Hernández (conservador del TEA) y José Luis Rivero. | S. M.

Un paseo por la colección

Algunas de las obras más destacadas que se encuentran en estos fondos son los Ex-libris de Hilda Camacho, un retrato o autorretrato de Westerdahl en su estudio (1928-1929), un fotomontaje del grupo surrealista francés durante su visita a Tenerife en 1935 en el que aparecen André Breton, Jacqueline Lamba y Benjamin Péret, un dibujo a tinta sobre papel de Óscar Domínguez, Oscaribus Naturalibus Specimenus Canaribus o un ejemplar de Le Meilleur choix de poèmes est celui que l’on fat pour soi de Paul Éluard.

Otras piezas son un dibujo de cera de Picasso incluido en el libro Les grands peintres, Pablo Picasso (1956), una serie de autorretratos de 1930, fotografías de Maud Bonneaud realizadas en la década de 1950. Muy importante es el fotocollage con los retratos que había hecho de artistas, escritores y personajes con los que mantuvo una estrecha relación o por los que se sintió interesado, entre los que estaban Camilo José Cela, Manolo Millares, Alberto Sartoris, Stubbing, Bertrand Russell, André Bretón, Picasso, Rufino Tamayo o Guillermo de la Torre; al igual que un folleto de la exposición 12 realizada en el Círculo de Bellas ARtes de Santa Cruz de Tenerife en 1965 con un texto de Maud y Eduardo.
Todo este material, en estado óptimo, ha pasado por un estudio de conservación preventiva. “Queremos que perduren”, afirmó Isidro Hernández. Obviamente, no se expondrá al público de momento.

Libro dedicado a Óscar Domínguez y Maud, en aquellos momentos, todavía esposa del pintor surrealista. | S. M.

Una red de relaciones con el mundo artístico contemporáneo

A través de este archivo se pueden conocer las redes de relaciones y orientación ecléctica de Westerdahl y su actividad como crítico de arte. Asimismo, los libros dedicados por Guillermo de Torre, Roland Pensose, Pablo Picasso, Artur Lundkvist o el de la imagen, de Paul Éluard dedicado a Óscar Domínguez y a Maud (en aquellos momentos esposa del pintor y posteriormente de Eduardo), dan buena cuenta de sus contactos con el mundo del arte n