Mujeres del Mundial femenino Tenerife 2018 Charo borges/segunda parte

Una brillante trayectoria deportiva a salvo del Alzheimer

Desde el blog ‘Memorias de una vieja gloria’, Charo Borges ha plasmado su historia de cara a poder servir a entender el baloncesto femenino a las generaciones venideras

La primera jugadora canaria internacional con la selección española de baloncesto ha querido narrar sus vivencias en internet . Fran Pallero
La primera jugadora canaria internacional con la selección española de baloncesto ha querido narrar sus vivencias en internet . Fran Pallero

Licenciada en Bellas Artes y con talento natural para comunicar, no en vano reconoce que una de sus pasiones frustradas fue la de dedicarse al periodismo, Charo Borges, primera jugadora canaria convocada con la selección española femenina absoluta de baloncesto, muchos años después de abandonar la práctica de este deporte, tuvo una idea: crear un blog en el que contara su experiencia dentro de las pistas. Pero el origen de Memorias de una vieja gloria , que es así como se denomina su espacio en internet (septena.blogspot.com) pese a que Borges considera “algo inmodesto” su título, tiene un significado muy especial.

“Lo hice un poco a modo de reducto en el que dejo plasmada mi experiencia como jugadora de casi 20 años y por miedo al Alzheimer”, asegura Borges con el mismo tono sereno en el que siempre se dirige a su interlocutor. La intención de que generaciones venideras puedan tener constancia, no solo de quién fue Charo Borges, sino otras muchas mujeres que abrieron camino en un momento nada sencillo, es el principal motivo de la existencia de un blog absolutamente indispensable para cualquier amante del deporte de la canasta.

“Si un día pierdo la cabeza, si alguien quiere saber algo, siempre va a tener este lugar donde consultar”, admite con naturalidad, porque la mejor manera de construir el futuro es teniendo presente el pasado: “Es una forma de que se sepan las dificultades que pasaron los pioneros del baloncesto en la Isla, de dar a conocer su historia. En este caso el lado femenino, porque cuento desde que empecé a jugar en el colegio hasta que llegó el día en el que me retiré de las canchas”.

Un blog “con principio y final” que cuenta con “pocas fotos” porque, fiel a su espíritu inquieto y a su casi obsesión por eludir el protagonismo, Charo Borges casi quiso jugar al ratón y el gato con sus lectores: “No quería dar pistas de que era yo la que estaba detrás del teclado. Algunos me adivinaron, claro. Mis compañeras me decían que era yo, sobre todo las que me conocían desde jovencitas, y yo lo negaba una y otra vez”.

Para ello usó el seudónimo de Septena, un nombre que, quizás, puede sonar a los amantes del baloncesto y el periodismo, dos de las grandes pasiones de Borges junto con el arte: “Yo había escrito crónicas en La Tarde con ese seudónimo. Solo una compañera ya tristemente desaparecida, Ángeles, me descubrió. Firmaba como Seven y siempre jugaba con el siete, menos en el Krystal, que lo hice con el cinco porque estaba ocupado, y en la selección española, que lo cedí a una compañera de Baleares, jugando yo con el 13, por lo que ella, que era una persona muy lista y que recuerdo muy bien, me descubrió”.

Pero el anonimato, como el propio blog, iba a tener un final, que llegaría cuando Charo hubo de narrar su retirada: “Era imposible escaquearme, porque llegó el momento de contar los dos años del Tenerife Krystal. Conté que habían fichado a Charo Borges y en una entrada lo desvelé”.

Su mente inquieta ha provocado que sopese la posibilidad de editar un libro recopilando todos esos artículos que ayuden a entender el mañana gracias al ayer: “La evolución física ha sido clave para el mundo del baloncesto. La ciencia adaptada al deporte ha dado un salto increíble. Ahora se fabrican atletas que luego se dedican a una u otra modalidad. La preparación física es fundamental”.