Granadilla de Abona

Enfrentamiento Gobierno-oposición de Granadilla a cuenta de los vertidos en El Médano

Marcos González (PP) recuerda que “el problema no vino con la moción de censura de 2016”, mientras que el PSOE e IU piden un pleno extraordinario para "tomar medidas urgentes"

Marcos González, concejal de Medio Ambiente / DA

El concejal de Medio Ambiente de Granadilla, Marcos González (PP), manifiesta en relación a las afirmaciones realizadas por IU y PSOE sobre los vertidos, que estas “solo se pueden calificar de cínicas, evidenciando una total y absoluta falta de ética y de memoria que solo buscan el ataque político”.

Prosigue diciendo que “parece mentira que quienes han estado gobernando durante 21 años en este municipio, se olviden que los vertidos no llegaron tras la moción de censura en 2016, sino que se han estado produciendo durante décadas. Además, la gestión socialista -agrega-, se puede calificar como nefasta en este y otros temas y en la del actual portavoz socialista y algunos de sus actuales compañeros como corresponsables, ya que no hubo planificación durante su gobierno”.

González asevera que “solo buscan la contienda y seguir haciendo una política destructiva, buscando culpables en otro lado cuando ellos han sido parte del problema”.

En casi dos años, cosa que no hicieron en más de 20 años de gobierno socialista, el actual grupo de gobierno ha destinado todo el dinero del Plan de Cooperación Municipal 2018-2019 (1,6 millones de euros) para la red de saneamiento. Las únicas inversiones que se habían hecho antes en la red de saneamiento fueron en el mandato de 2007-2011, periodo en el que, además, no gobernaba el PSOE en Granadilla.
Los diez concejales de la oposición granadillera (9 del PSOE y uno de IU) solicitaron el día 5 la celebración de un pleno extraordinario para poner en marcha medidas urgentes que prevengan futuros derrames de aguas fecales en la costa.

Según el concejal de IU, Félix Hernández, “a pesar de la gravedad de la situación y de que la misma es insoportable para los vecinos de la zona, el gobierno de CC y PP no ha tomado ninguna medida para prevenir nuevos vertidos en el futuro”. Por su parte, el portavoz de los socialistas, Juan Rodríguez Bello, afirma que “esta irresponsabilidad y falta de capacidad para dar respuesta a un problema que genera una gran alarma social es incluso más llamativa en el alcalde, José Domingo Regalado, a quien no hemos escuchado hablar de este asunto en más de un año desde que tuvo lugar el primer vertido.”