TENERIFE SUR

El Cabildo pide a coro una nueva terminal para el aeropuerto del Sur

Todos los grupos exigen el “máximo consenso institucional” y respaldan un acuerdo que solicita la suspensión del concurso de AENA para la construcción de un edificio que una la T1 y la T2

Espacio donde tiene previsto construir AENA el nuevo edificio que unirá la terminal principal con la T2, actualmente cerrada. Sergio Méndez
Espacio donde tiene previsto construir AENA el nuevo edificio que unirá la terminal principal con la T2, actualmente cerrada. Sergio Méndez

Todas las fuerzas políticas del Cabildo de Tenerife respaldaron ayer un acuerdo institucional que solicita la suspensión del concurso convocado por AENA para la construcción de un edificio que una las terminales 1 y 2 del aeropuerto del Sur y que reclama el “máximo consenso institucional”. En la moción, aprobada en un pleno extraordinario y urgente, se rechazó la “política de hechos consumados” de la empresa estatal con el proyecto de ampliación, que, a juicio de los grupos, no resuelve los problemas de fondo de las actuales instalaciones. “AENA no ha contado con la necesaria colaboración y supervisión del Cabildo, contrariamente a lo acordado en sucesivas reuniones mantenidas con el ente”, se indica en el texto aprobado.

El acuerdo recoge que Tenerife Sur muestra el mayor porcentaje de pasajeros internacionales desde hace 14 años entre los principales destinos turísticos y subraya que la competitividad del aeropuerto y del principal motor económico de Tenerife están ligadas una a la otra.

En su exposición inicial, el director insular de Fomento, Miguel Becerra, aseguró que Tenerife Sur está lejos de los grandes aeropuertos internacionales de las zonas turísticas, en los que abundan la luz, la vegetación y los grandes espacios, conceptos, dijo, que ya en 1971 expuso el artista César Manrique en varios proyectos encargados por el entonces presidente del Cabildo, Andrés Miranda, y que finalmente no cuajaron al acelerarse las obras tras el accidente de los jumbos en Los Rodeos.

Manuel Domínguez (PP) mostró su apoyo a la moción, aunque reprochó una “dejación de funciones” al grupo de gobierno, “que no ha tenido interés en conocer el DORA” (Documento de Regulación Aeroportuaria). El consejero popular pidió “no desaprovechar” los casi 54 millones de la licitación y que estos se destinen a la primera fase de la construcción de una nueva terminal, al tiempo que solicitó al presidente que mantuviera informados a los grupos del “antes, durante y después” de las negociaciones.

Por su parte, Miguel Ángel Pérez y Josefa Mesa (PSOE) indicaron que “desde noviembre de 2015 se sabía que el dinero establecido para el DORA se destinaría al edificio de unión entre las dos terminales” y, tras mostrar su respaldo al acuerdo e insistir en la necesidad de construir una segunda pista, recomendaron “aterrizar en otros problemas más importantes que preocupan a los ciudadanos”. Fernando Sabaté (Podemos-Sí se puede) denunció el modelo “neoliberal” con que se gestiona AENA, basado en la utilización del 80% de sus beneficios para el reparto de dividendos, en lugar de destinarlos a la inversión en las infraestructuras necesarias.

Alberto Bernabé (CC), afirmó que el visionado inicial realizado ayer mismo por los técnicos al proyecto lleva a una primera conclusión: la propuesta de AENA es “fea y mala”. Asimismo, no dudó en asegurar que la T2 (actualmente cerrada) “no ha servido para nada, después de una inversión de 39 millones de euros entre 2005 y 2009”, aunque aclaró que esta “no es una guerra contra AENA, sino a favor de los intereses de Tenerife”.

Cerró el pleno el presidente del Cabildo, Carlos Alonso, que agradeció la postura adoptada por todos los partidos y especialmente del PP y Podemos, “porque refuerza la posición de Tenerife”. Además, se comprometió a celebrar comisiones plenarias para informar a todos los grupos de las negociaciones con la empresa estatal aeroportuaria.

Una moción que “rechaza la política de hechos consumados” del ente nacional

El acuerdo plenario “rechaza la política de hechos consumados” de AENA en el proyecto de ampliación de la actual terminal y solicita la suspensión del concurso en marcha. Además, insta a la empresa nacional “a que las decisiones sobre el futuro de los aeropuertos de la Isla cuenten con el máximo consenso técnico e institucional conforme a lo previsto en el Estatuto de Autonomía, manteniendo para ello el programa de trabajo, a través de equipos técnicos, pactado con la dirección de AENA y con el concurso de las administraciones canarias”.

En otro punto se requiere a AENA a que inicie “de manera inmediata” la modificación del documento DORA, “dado que la ampliación licitada “no resuelve los problemas de fondo de la actual terminal”.

Además, se insta al ente “para que traslade al Cabildo los documentos que se están elaborando en estos momentos respecto a la planificación de Tenerife Sur”.