DEPORTES

Las personas transexuales podrán practicar deporte sin ser excluidas

Todos los partidos del Parlamento canario acuerdan cambiar la ley de no discriminación por motivos de identidad de género para evitar situaciones como la del luchador Mayron Acosta

Mayron Acosta, en el centro, junto a los parlamentarios Socorro Beato y José Manuel Pitti, defensores de la iniciativa, a la derecha. DA

El Parlamento de Canarias aprobó por unanimidad, a instancias del Grupo Nacionalista Canario (CC-PNC), tomar en consideración una Proposición No de Ley, presentada conjuntamente por Socorro Beato y José Manuel Pitti, por la que se insta al Gobierno de Canarias a trabajar en el desarrollo de la ley de no discriminación por motivos de identidad de género y de reconocimiento de los derechos de las personas transexuales para que, en el ámbito deportivo, se abran las puertas a cientos de chicas y chicos transexuales que quieren desarrollar su vida en plenitud y hacer deporte, sin temor a ser señalados o discriminados por su sexo sentido.

En los últimos meses, la obsolescencia de la actual ley canaria de 2014 ha tenido rostros como los de Omaira Perdomo, jugadora del CV 7 Islas Ibsa Gran Canaria, que nació como Omar, y se convirtió en abril en la primera española transgénero que debutó en la máxima categoría de voleibol tras un largo proceso. Una situación que vivió recientemente Mayron Acosta, un joven transexual herreño, que nació como María, que quiere continuar practicando la lucha canaria ahora como hombre.

El texto hace referencia a “la posibilidad de que las personas transexuales cuenten, durante el proceso de reasignación de sexo, y hasta que se materialice el cambio de la inscripción relativa a su condición en el Registro Civil, con la documentación administrativa que pueda facilitarles una mejor integración tanto en su entorno social como ante las administraciones”, lo que facilitaría el acceso real a la práctica deportiva en condiciones de igualdad y garantizando que la documentación administrativa sea reconocida por las entidades y federaciones deportivas.

Hay que tener en cuenta que en muchas disciplinas deportivas, a partir de la categoría infantil, los equipos dejan de ser mixtos y una de las trabas que las entidades, clubes y federaciones esgrimen a la hora de facilitarles el acceso al deporte es la necesidad de que su sexo sentido esté establecido en el DNI, cuyo trámite es excesivamente largo y, mientras tanto, se ven imposibilitados de realizar y continuar libremente la práctica deportiva.

Mayron Acosta se mostró feliz y contento, “porque he conseguido poner voz a la situación de muchas personas que pasamos por situaciones similares”. “He logrado que las personas transexuales puedan practicar deporte federado”. Como pionero, Acosta ha tenido que vagar en el desierto, algo que no es de buen gusto cuando hay discriminación. “He dado la cara y he perdido el anonimato ante la sociedad, pero espero que el sacrificio dé sus frutos y otros menores y adolescentes no tengan discriminación”, apostilla.

“No sentí discriminación entre las luchadoras, ellas conocían mi sentir como hombre”

Hemos conocido la evolución vital y deportiva de este herreño desde que comenzó muy joven en la lucha femenina siendo María, luego pasó a Mahy, cuando comenzó su tratamiento hormonal, hasta el actual Mayron, y surgían dudas, pues podría tener o no la consideración de dopaje, y la negativa a competir en categoría masculina porque su DNI lo catalogaba aún como mujer. “No sentí discriminación entre las luchadoras, ellas conocían mi sentir como hombre. Quizás hubo más problemas externos, en la mesa cuando decían mi nombre en megafonía o se referían a mí como mujer, y eso me molestaba”, generando alguna situación incómoda.

“En alguna ocasión me llegaron a recomendar que me afeitara para que no diera el cante, sobre todo para los aficionados, pero a mí me daba igual y hacía lo que quería. Algunas personas me apoyaron y a otras les he dado igual, no sé si era por indiferencia o querían que me aburriera”, afirma Acosta. Pero reiteró su agradecimiento “a los equipos femeninos, ellas me defendieron y me entendieron, sin embargo, algunos federativos creo que no entraron en razón. Así es que tuve que moverme para llegar hasta las instancias políticas. He luchado por lo que siento y sé que otros no han querido o no han podido dar ese paso, pero he abierto una puerta para resolver su situación”.

Ya como hombre espera volver a luchar en breve y no verse discriminado por su condición. “Tengo ganas de volver a entrenar y me gustaría luchar. Vivo en Tenerife, pero me gustaría poder competir en el equipo de El Hierro, porque creo que estaré más confiado. Mi intención es luchar en la categoría masculina de pleno derecho”, subrayó el luchador.

Los colectivos de LGTBI piden la mejora de la ley canaria

Los colectivos canarios LGTBI (Altihay, Algarabía, Lánzate, Diversas y Gamá) reclamaron la semana pasada la sustitución de la ley de transexualidad regional del año 2014, que, tras ser un hito histórico ante la falta normativa en el conjunto del Estado, se ha revelado como “absolutamente obsoleta y trasnochada” por su carácter “estigmatizador” sobre las personas transexuales.