Santa Cruz

Santa Cruz anuncia un plan contra la economía sumergida

Fepeco pide a Urbanismo inmediatez para sancionar a los infractores “que han crecido en el sector de las reformas”, así como que se garantice la seguridad jurídica en el nuevo PGO

Zaida González, Óscar Izquierdo y Carlos Tarife, ayer, tras la reunión entre Ayuntamiento y Fepeco. / DA

En el trascurso de la reunión celebrada, ayer, entre el Ayuntamiento de Santa Cruz y la Federación Provincial de Entidades de la Construcción (Fepeco) se abordó el daño que la economía sumergida está causando a las empresas de la construcción que han visto, como, en el último año, “un incremento significativo de pequeñas obras que no están cumpliendo con la ley”, detalló el presidente de la patronal de la construcción, Óscar Izquierdo.

Aunque desde Fepeco, ni desde la Gerencia de Urbanismo, se dieron detalles de las actuaciones, sí que avanzaron que el objetivo es actuar de forma inmediata cuando se produzca una denuncia. “Ahora cuando detectamos un fraude de este tipo denunciamos ante la Inspección de Trabajo, pero hasta que alguien se pasa a comprobarlo, pasa demasiado tiempo”, detalló Izquierdo. “Por eso -continuó- lo que proponemos es que cuando alguien denuncie, nosotros o cualquier vecino, se persone alguien de inmediato, ya sea la Policía Local o Urbanismo, para que se compruebe si todo está en orden”.

La primera teniente de alcalde, Zaida González, admitió que, aunque se han facilitado mucho los procesos administrativos, con la comunicación previa para pequeñas obras y reduciendo los trámites para las licencias de obras, el número de comunicaciones no acompaña a la actividad que parece detectar Fepeco en la ciudad. “Esto nos lleva a pensar que, cuando no se dan pasos tan sencillos como los que hemos articulado, hay algo que no funciona”. En cuanto al motivo original de la reunión, presentar a los empresarios el cronograma del nuevo Plan General de Ordenación, el presidente de Fepeco señaló que “no queremos aumentar la crispación porque lo que se necesita es tranquilidad y dejar trabajar a los técnicos que son los que saben de Urbanismo y el resto que deje sus intereses partidarios a un lado por el bien de la ciudad”.

González, recordó que la reunión se enmarca dentro del plan de participación que acompaña al nuevo PGO y que se abre de forma pública a todos los vecinos el próximo 12 de noviembre. Tarife por su parte insistió en la oportunidad que supone el nuevo Plan General para corregir las disfunciones del actual e incluir otras iniciativas como el desarrollo del litoral de la ciudad, el futuro de los terrenos de la Refinería o dotar a la ciudad de suelo para vivienda pública y para la instalación de industria.

Izquierdo, preguntado por cuáles son las peticiones que hacen al nuevo PGO, detalló que “necesitamos un planeamiento dinámico, que, por encima de todo, nos de seguridad jurídica, un marco en el que sepamos dónde, cuándo y cómo construir en Santa Cruz y así evitar cualquier tipo de problema”.

En cuanto a la marcha del sector de la construcción, el presidente de Fepeco apuntó que “estamos en un crecimiento moderado, creando empleo gracias, sobre todo, a las obras de reforma y rehabilitación”. “Si mantenemos este ritmo -continuó- en cuatro años volveremos a los niveles de empleo de antes de la crisis”. Izquierdo no perdió la oportunidad para criticar a la administración pública. “Mientras en el sector privado crecemos y creamos empleo, en el sector público no hacen la tarea”, afirmó. El presidente de Fepeco tachó de “ocurrencias” los anuncios sobre las obras que nunca empiezan y que a su juicio está muy claro cuáles se tienen que hacer.

Insistió en que es urgente licitar el tercer carril para la TF-5 y la circunvalación del área metropolitana. “Una conurbación como la de Santa Cruz-La Laguna, con más de 300.000 habitantes, es la única de España que no tiene una vía de ese tipo”. En el caso concreto de Santa Cruz, Izquierdo exigió que se cumpla con el soterramiento de la Vía Litoral, la vía cornisa y la vía exterior, tres infraestructuras que, aseguró, descongestionarían Santa Cruz, “aprobadas hace 12 años en el Plan de Movilidad de la Zona Metropolitana y no se ha hecho nada”.