SANTA CRUZ

La Justicia da la razón al Cabildo en la paralización de las obras en Miraflores

Santa Cruz avanza que recurrirá un fallo que estima la potestad de la Corporación insular para proteger el patrimonio, catalogado o no

El edificio que generó el conflicto, el de Puerta Canseco, 23, fue finalmente demolido. En recuadros, Josefa Mesa y Carlos Tarife, protagonistas de la polémica. Fran Pallero

Hace casi un año que la Gerencia de Urbanismo de Santa Cruz acudió al juzgado para denunciar al Cabildo por la paralización de las obras de derribo de tres inmuebles de Puerta Canseco, en Miraflores, para las que había concedido licencia. Los valores patrimoniales de estos inmuebles motivaron la intervención de la Corporación insular aplicando el artículo 48 de la Ley de Patrimonio Histórico. Ayer se dio a conocer el fallo del juzgado sobre este asunto, en el que se da la razón a la Corporación insular. En resumen, la sentencia considera ajustado a derecho la aplicación del citado artículo para imponer medidas cautelares, como hizo el Cabildo. Entiende el juzgado que los informes aportados por el área insular de Patrimonio Histórico, en los que se avala la existencia “al menos provisional e indiciaria” de valores de protección, son suficientes para impedir que se llevara a cabo el derribo. El fallo no entra en el fondo del asunto, es decir, si realmente tienen o no valores patrimoniales, pero ratifica de manera clara “la competencia del Cabildo, que no nos hemos extralimitado en nuestras funciones, y que una edificación no tiene por qué estar catalogada para que el Cabildo intervenga”, según las palabras de la consejera insular de Patrimonio Histórico, Josefa Mesa.

Recordó la consejera que “este fallo va mucho más allá de un conflicto entre Santa Cruz y el Cabildo, porque lo que viene a decir es que nuestra función es la defensa del patrimonio, y en Tenerife hay muchísimos elementos que no pertenecen a ningún catálogo y por eso no dejan de tener valores. Así que volveremos a aplicar este artículo en cuanto sea necesario”. La sentencia detalla que el artículo 48 de la Ley de Patrimonio Histórico de Canarias faculta a los cabildos para adoptar medidas cautelares, temporales, en caso de urgencia, “a efectos de evitar la destrucción o deterioro de los bienes integrantes del patrimonio histórico, incluso en aquellos casos en que, aún no estando formalmente declarados de interés cultural o inventariados, tales bienes contengan los valores propios del patrimonio histórico que establece la Ley de Patrimonio Histórico canaria”.

Así, aunque los tres inmuebles de Puerta Canseco ya derribados no estuvieran catalogados, se podrían haber protegido. Tal y como admitió Mesa, de haberse conocido este fallo antes de que se llevara a cabo la demolición, es probable que se hubiera podido hacer algo distinto. “Para nosotros este asunto termina aquí, nos basta con que la justicia nos dé la razón y ratifique nuestra potestad para aplicar el artículo 48 de la Ley de Patrimonio Histórico”. Eso sí, la consejera recuerda que hay otros tres inmuebles en discusión en la manzana de Miraflores sobre los que, confía, se tenga en cuenta el criterio del Cabildo. Inmuebles, por otra parte, sobre los que Mesa asegura desconocer el proceso de negociación que Urbanismo dice haber iniciado con los propietarios, tras el rechazo insular a los informes del Cicop que los dejaba sin valores.

Insiste la consejera en que “las zonas no se mejoran tirando el patrimonio, sino adecuando y mejorando esa área, en Santa Cruz o donde sea”. Concluyó Josefa Mesa señalando que “estamos contentos no porque le hayan dado la razón al Cabildo, sino porque ha ganado el patrimonio, nuestra capacidad de protegerlo”. Mesa insistió en que siguen con la mano tendida para este asunto y para los planes especiales de protección, que tampoco han contado con el asesoramiento del Cabildo.

Santa Cruz

Mientras, desde la Gerencia de Urbanismo, su titular, Carlos Tarife, anuncia que recurrirá el fallo de una sentencia que, además, condena en costas al Ayuntamiento de Santa Cruz. Tarife señala que “seguimos defendiendo que la forma en la que el Cabildo aplicó el artículo 48 no es la correcta y por eso apelamos”. Aun así, admite que, en este último año, se ha avanzado mucho en la protección del patrimonio y en la relación que se mantiene con el Cabildo sobre este asunto.

Tarife insiste en que, al igual que hicieron algunas empresas privadas, la Corporación insular pudo recurrir el Plan General si quería que los 500 edificios que estima con valores patrimoniales fueran catalogados. “Nosotros hemos puesto un método específico para evitar nuevos conflictos, como son los informes del Cicop. En algunos incluso nos da la razón, como en un inmueble de Callao de Lima, aunque en otros, como los tres edificios de Miraflores, no”. Además, señala que han “puesto en marcha la revisión del catálogo municipal para que, independientemente de lo que pase con el PGO, tengamos ya ese instrumento reglado y acabar con las interpretaciones”.

“En este caso -continuó el edil-, los grandes perjudicados han sido los vecinos de Puerta Canseco, que han visto frenado el necesario proceso de regeneración, con una calle cerrada durante meses y que ahora tendrán que esperar al menos 10 meses para que se concluya el proceso abierto con los propietarios de los tres edificios en cuestión para que mantengan las fachadas”.

PSOE y Sí se puede exigen que se pida perdón tras la sentencia

Tanto el PSOE como Sí se puede han exigido que el equipo de gobierno de de Santa Cruz (CC- PP) pida disculpas tras el varapalo judicial. El PSOE agradece al Cabildo que proteja el patrimonio histórico que “el alcalde José Manuel Bermúdez permite tirar”. El portavoz socialista, José Ángel Martín, considera que “Santa Cruz no merece un alcalde que no quiere a la ciudad”, así como que “alguien debe pedir perdón, porque se ha causado un daño irreparable al patrimonio chicharrero”, insistió. Sí se puede, por su parte, exige a Bermúdez y a Tarife que pidan perdón “por su fracaso sin paliativos en patrimonio histórico”.