TENERIFE SUR

La T2 del Reina Sofía Tenerife Sur, la terminal de la discordia

Los planes de AENA en Tenerife Sur, que rechazan las instituciones insulares, pasan por convertir la T-2, hoy sin utilizar, en zona de embarque, comunicada a su vez con las actuales instalaciones a través de un nuevo edificio de 14.000 metros cuadrados; DIARIO DE AVISOS visitó las obras

TERMINAL 2 AEROPUERTO TENERIFE SUR 1
Aspecto de la T-2, área de embarque que contará con 30 mostradores. Sergio Méndez

El principal aeropuerto europeo en porcentaje de tráfico de turistas, el Reina Sofía Tenerife Sur, cumplió el mes pasado 40 años, un aniversario eclipsado por una encendida polémica que ha enfrentado en las últimas semanas al Gobierno canario, Cabildo y varios ayuntamientos del Sur con AENA, a cuenta de las previsiones del ente estatal para la ampliación de la terminal de pasajeros, después de que se licitara el 5 de noviembre la obra del edificio que unirá la actual instalación (T1) con la Terminal 2, bloque ya construido, como comprobó este periódico, aunque en obras para acondicionarlo como gran zona de embarque.

El proyecto, que ha salido a concurso por 53,9 millones de euros, aumentará el 50% la superficie operativa para el movimiento de pasajeros y conllevará una reorganización de los sistemas de control y embarque. Las instituciones canarias consideran que el plan de AENA no responde a las expectativas funcionales y estéticas de la puerta de entrada y salida de un destino turístico de primer nivel internacional.

El detonante del intenso debate que ha puesto en pie de guerra a las instituciones insulares ha sido el concurso anunciado por AENA para construir el edificio que enlazará la T1 con la T2, unas obras que deberían empezar en abril de 2019 y que cuentan con un plazo de ejecución estimado de 23 meses. El Cabildo llegó a aprobar una moción por unanimidad en la que rechazaba la “política de hechos consumados que ha utilizado AENA” en relación con el proyecto de ampliación de la actual terminal, solicitando la suspensión del concurso en marcha.

AEROPUERTO TENERIFE SUR TERMINAL 2
En este espacio se construirá el edificio de unión. SERGIO MÉNDEZ

El citado bloque de unión ampliará la superficie útil en 14.000 metros cuadrados, albergará 10 filtros dobles de seguridad y dispondrá de un único nivel con cuatro puertas de embarque y dos nuevas pasarelas. Mientras, la T2, de 11.000 metros cuadrados, que se construyó en su día para evitar cuellos de botella en la facturación (cuenta con una treintena de mostradores), se convertirá en sala de embarque, con seis puertas de salida (cuatro frontales y dos laterales).

Con esta previsión, la terminal del aeropuerto del Sur pasará de los 46.000 metros cuadrados actuales a 71.000, y el número de mostradores se incrementará en 30 hasta llegar a los 113 puntos de atención a los viajeros.

SIN RIESGO DE SATURACIÓN

La empresa estatal no contempla un escenario a corto y medio plazo en el que se pueda poner en riesgo la capacidad operativa de las instalaciones. “No hay peligro de saturación”, reiteran los directivos aeroportuarios, que se apoyan en los análisis de cada uno de los subsistemas por franjas horarias: tráfico en pista, aeronaves en plataforma, controles de seguridad, facturación y embarque, entre otros parámetros. De ahí que consideren garantizada la capacidad de respuesta para hacer frente a repuntes como el registrado en 2017, año en el que se estableció un récord de llegadas, con 11 millones de pasajeros, cifra que en el presente ejercicio sufrirá un descenso del 2%, según pudo saber este periódico. Desde AENA se señala que el edificio inaugurado hace 40 años, aun sin acometer la obra de ampliación, está en condiciones de atender hasta 12 millones de pasajeros al año, un millón más que la cifra tope registrada hasta ahora.

INAUGURACIÓN HACE 40 AÑOS CON POLÉMICA

El aeropuerto del Sur fue inaugurado el 6 de noviembre de 1978 por la reina de España en medio de una gran expectación. Doña Sofía fue recibida por las autoridades encabezadas por el capitán general y el ministro de Transportes y Comunicaciones Salvador Sánchez-Terán, que en su discurso subrayó las características de las instalaciones: 50.000 metros cuadrados de terminal de pasajeros, 3.200 metros de longitud de pista y una inversión de 2.500 millones de pesetas.

INAUGURACIÓN AEROPUERTO SUR DA

El acto, que incluyó la bendición de la nueva infraestructura por el obispo Franco Cascón, registró un incidente protocolario al no ser invitados los miembros de la Junta de Canarias, lo cual irritó especialmente a su presidente, Alfonso Soriano. “Se marginó la presencia de los presidentes de las corporaciones y entidades canarias en el recibimiento al pie del avión de la reina”, publicó en su crónica DIARIO DE AVISOS. En aquel viaje relámpago doña Sofía tuvo tiempo de visitar la basílica de Candelaria para orar ante la Patrona de Canarias.

MÁS DEL 90% DE LOS PASAJEROS SON TURISTAS QUE VIAJAN SIN ESCALAS

Martes, viernes, sábado y domingo son los días de la semana de mayor movimiento en las pistas de Tenerife Sur. En cualquiera de esas fechas, sobre todo en la temporada de invierno, pueden transitar por la terminal hasta 37.000 personas, contabilizándose 250 operaciones, entre despegues y aterrizajes, a una media de 150 pasajeros por avión. Más del 90% del tráfico de pasajeros son turistas que se trasladan a o desde Tenerife sin escalas, y que valoran que el proceso de entrada y salida de la Isla sea el más rápido posible. Al ser vacaciones de una semana de media, implica un mayor volumen de equipaje facturado, lo que obliga a un dimensionamiento adecuado de mostradores, inspeccionado de equipajes y capacidad de traslado de maletas hasta el avión. La lejanía del Archipiélago al continente europeo también aporta otro elemento diferenciador respecto a otros aeropuertos, ya que los aviones necesitan mayor tiempo para recargar combustible.