Guía de Isora

El suroeste exige la circunvalación de Alcalá para acabar con las colas

Más de 25.000 coches atraviesan cada día el núcleo costero isorano, convirtiendo la travesía en uno de los puntos de tráfico más críticos del Sur, para desesperación de residentes y turistas

La travesía de Alcalá se ha convertido en una calle interior con atascos kilométricos todos los días. DA
La travesía de Alcalá se ha convertido en una calle interior con atascos kilométricos todos los días. DA

Miles de vecinos y turistas sufren cada día los atascos kilométricos causados por el cuello de botella de la travesía de Alcalá, en el municipio de Guía de Isora. Más de 25.000 vehículos cruzan de media diariamente a través de la TF-47 este núcleo costero, uno de los de mayor población del oeste de la Isla.

El tramo, inferior a un kilómetro, se convierte en un embudo incapaz de absorber el tráfico por la costa entre Santiago del Teide y Guía de Isora, hoy por hoy una de las vías secundarias de mayor densidad circulatoria de Tenerife, con picos de hasta 30.000 coches en un día. El desarrollo urbanístico y turístico han convertido la travesía en una calle interior de Alcalá, de tal forma que cualquier avería, un vehículo mal aparcado y hasta un peatón cruzando ralentizan la circulación y agravan el problema de las colas.
Los ayuntamientos de Guía de Isora y Santiago del Teide han aprobado varias mociones para exigir al Gobierno de Canarias y al Cabildo que se pongan manos a la obra para impulsar la circunvalación de Alcalá, un proyecto que aliviaría la actual congestión de tráfico, al desviarlo por una vía que cruzará la localidad por la parte alta, pero que también parece haberse atascado en los despachos.

El alcalde de Guía de Isora, Pedro Martín (PSOE), reiteró ayer a este periódico que la circunvalación “es más que una necesidad” y recordó que “el compromiso del área de Carreteras del Cabildo era disponer del proyecto”. “El Ayuntamiento evitó en su día que se pudiera clasificar suelo en el Plan General en la parte alta de Alcalá para facilitar la construcción de la nueva vía. Hoy seguimos a la espera del proyecto y de buscar la financiación para solucionar un grave problema para Alcalá y para toda la costa de la zona suroeste”.

Su homólogo en Santiago del Teide, Emilio Navarro (PP), reclama disponer “de una vez por todas” del proyecto para, cuando la financiación lo permita, poder ejecutarlo, y recuerda que antes de que se construyera el ramal de Fonsalía “ya estábamos reclamando la circunvalación de Alcalá”, por lo que pide al Cabildo “que se remangue y se ponga a trabajar en el proyecto, porque lo que no podemos es seguir perdiendo el tiempo”.