dÍa mundial contra el cÁncer

Juan Julio Fernández: “Aspiramos a que en el año 2030 la supervivencia llegue al 70%”

El acto principal de la jornada será en Madrid, presidido por la reina Letizia, presidenta de honor de la Asociación Española Contra el Cáncer


El presidente de la Junta Provincial de Santa Cruz de Tenerife de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), Juan Julio Fernández, lanzó un mensaje de esperanza en la celebración del Día Mundial contra el Cáncer al afirmar que ha pasado de ser “una enfermedad maldita, a prevenible, detectable, curable y cronificable, pues se puede convivir durante muchos años con un cáncer como el que convive con una diabetes”.

El acto principal de la jornada será en Madrid, presidido por la reina Leticia, presidenta de honor de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), y en el mismo se prestará especial atención integral al enfermo. “No solo la parte física y somática, sino la mental y psicológica, que son también muy importantes en el proceso de desarrollo de la enfermedad”, afirmó Fernández.

El responsable de la asociación envió un mensaje de esperanza, pues “la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) se fundó el 6 de marzo de 1953, hace 66 años. En aquel momento el índice de supervivencia de la “enfermedad maldita” no llegaba al 20%, pero en 50 años subió al 50%, hoy estamos casi en el 60% y aspiramos a que en el 2030 llegue al 70% de promedio, porque el cáncer engloba a 220 tipos de tumores distintos y, por tanto son muy diversos, pero el porcentaje de los avances son muy importantes, sobre todo gracias a la prevención derivada de la información, la detección precoz y a la investigación”.

Desde la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) se incide en la prevención y el diagnóstico precoz, como claves para luchar contra ella. “Lo fundamental es la prevención activa, realizando hábitos de vida saludables, no caer en la obesidad, limitar el consumo de alcohol, eliminar o disminuir el consumo de tabaco, no caer en la droga, hacer un poco de ejercicio, y tener hábitos de vida sana”.

En segundo lugar, Fernández insistió en “la detección precoz es fundamental, pues cuando coge a tiempo un tumor es mucho más favorable su curación”. Y a continuación “están los avances que se derivan de la investigación que ya es importantísimo, por ejemplo, el cáncer colorrectal que ya detectado a tiempo gracias a la investigación y a un test inmunológico que permite pinchar las heces y descubrir si hay sangre humana en las mismas, se puede adelantar, aunque podría ser una hemorroides o un pólipo benigno, se hace una colonoscopia y si se le coge a tiempo el pólipo, que normalmente tarda unos diez años en desarrollarse en el organismo, se cura el 99% de los casos”.

Para Juan Julio Fernández, es “importantísimo además del ahorro de sufrimiento que significa evitar un cáncer, el ahorro económico pues el costo de curar un tumor en España al año es de 30.000 euros y el test, la espátula para detectar la sangre precoz en las heces, no llega a tres euros, por lo que estamos ahorrando a la Seguridad Social 29.997 euros, algo muy importante. Por lo tanto, prevenir no solamente ahorra sufrimiento, dolor y muerte precoz, sino también significa un ahorro notable en el costo de nuestro sistema sanitario que será difícilmente sostenible porque cada vez hay más viejos y menos los jóvenes”.

Juan Julio Fernández incidió en la prevención del cáncer colorrectal, la mayor causa de muerte en Canarias y la segunda tanto en hombres como en mujeres. “Es un cáncer silencioso que tarda diez años en desarrollarse sin que se noten los síntomas, por eso es importante la detección precoz. El Gobierno de Canarias está haciendo un esfuerzo y enviando cartas a la población para que se haga las pruebas a partir de los 45 y 50 años, pero solamente acude un 25%. La investigación del doctor Enrique Quintero Carrión sobre la prueba de sangre oculta en heces, apoyada por AECC Canarias, ha tenido un papel muy relevante el test inmunológico, pues se puede llegar a la curación del 99% de los casos cuando se cogen a tiempo y, por eso, es recomendable que se hagan la prueba todas las personas, sobre todo los que tengan antecedentes familiares”, recalcó.

Otro de los puntos en los que incidió el presidente provincial fue en el apoyo al paciente, tanto en los primeros estadios de la enfermedad como al final de su vida. “La misión de la AECC es, en primer lugar, informar para prevenir, seguidamente la detección precoz, y en tercer lugar ayudar a sus enfermos y familiares. Otro punto fundamental es investigar contra el cáncer y, en quinto lugar, pero no menos importante, están los cuidados paliativos para tener una muerte digna pues muchas veces el final de la vida es triste, solitario y sin acompañamiento. Es fundamental no dejar al enfermo en soledad, sino que esté arropado psicológica, emocional y físicamente, porque todos vamos a morir, pero que sea de la manera más digna posible”, recalcó.

Aumentan los casos

El número de casos de cáncer “en cifras absolutas está aumentando, porque cada vez vivimos más años y, por ende, las células también envejecen, pero en términos porcentuales, está disminuyendo notablemente”. Pero insistió en que “hemos pasado en 60 años del 20% de supervivencia al 60% actual y aspiramos a que en el 2030 llegue al 70%, por lo que podemos decir que el cáncer ya no es una enfermedad maldita, sino es una enfermedad prevenible, detectable, curable y cronificable, pues se puede convivir durante muchos años con un cáncer como el que lo hace con una diabetes”, afirmó un Fernández que mostró su preocupación por el aumento del número de casos de cáncer de pulmón entre las mujeres, “hasta tal punto de que ya está casi equiparando el número de muertes, cuando antes era notablemente superior el de varones”, finalizó.

TE PUEDE INTERESAR