sociedad

Beatriz Barrera se reúne con las interinas embarazadas

La adjunta del Diputado del Común investiga de oficio, ante la denuncia del DIARIO, unos “hechos totalmente discriminatorios y habituales”
Beatriz Barrera, adjunta de Igualdad del Diputado del Común . Sergio Méndez
Beatriz Barrera, adjunta de Igualdad del Diputado del Común . Sergio Méndez
Beatriz Barrera, adjunta de Igualdad del Diputado del Común. / Sergio Méndez

La adjunta especial de Igualdad y contra la Violencia de Género del Diputado del Común, Beatriz Barrera, se reunió ayer con un grupo de profesoras interinas de Formación Profesional (FP) que, tras ser contratadas por la Consejería de Educación, dejan de ser llamadas para cubrir las plazas vacantes si están embarazadas. DIARIO DE AVISOS denunció la situación de la profesora interina Iballa Álamo, que fue cesada porque, teniendo dos niños de un año, no podía, a juicio de la inspección médica. estar en condiciones de trabajar como docente y la acusaron de “falsedad en documento público”, al no especificar en la declaración jurada su condición de madre. Desgraciadamente, el de Iballa no es el único caso que sufren las profesoras de las islas cuando quieren compaginar su vida laboral con el derecho a ser madre, y, al parecer, “se ha convertido en una práctica habitual” de la Consejería de Educación del Gobierno regional, pues literalmente dejan de nombrarlas.

Barrera atendió ayer a Iballa Álamo y otras tres compañeras más, que le expusieron “casos diferentes, pero que todos confluían en el mismo hecho”, afirmó la adjunta de Igualdad que abrió una investigación de oficio tras la información publicada en el DIARIO y preguntó a la Consejería por las circunstancias en virtud de las cuales “no se renovaban los contratos anuales a las profesoras sustitutas que están de baja por maternidad, sino que las dejan congeladas”.

Beatriz Barrera animó a “todas las mujeres que se han visto implicadas en situaciones similares a presentar una queja al Diputado del Común” antes incluso de acudir a los tribunales para poder trabajar, en unas resoluciones concretas, “con un contenido, para poder ver cómo son esas resoluciones en las que se las dejan congeladas, y si se les comunica por causa de embarazo”. La adjunta recalcó que “la maternidad no es una baja por enfermedad, es una incapacidad laboral transitoria, y al parecer se las trata como una enfermedad y se las aparta. Además se las discrimina si comparamos su situación con las de las profesoras titulares embarazadas”, recalcó Barrera, que insistió en que “las mujeres deben perder el miedo a presentar quejas individualizadas”, pues “sería absurdo” y descartó que “la Administración pública, en este caso la Consejería, tome represalias contra estas mujeres por denunciar una práctica improcedente. Es que no me lo puedo imaginar”, y reconoció que “estos hechos totalmente discriminatorios” son “una práctica habitual en Educación”.

TE PUEDE INTERESAR