local

Buenavista obtiene la concesión de Costas para el embarcadero de Masca

La alcaldesa recibe la autorización para realizar el proyecto y llevar la gestión, a la espera de hacer lo mismo en Punta de Teno, y anuncia que “el barranco se abrirá en verano” y “se pagará por visitarlo”
Embarcadero de Masca. / DA
La plataforma del embarcadero pasará de 40 a 114 metros cuadrados. / DA
La plataforma del embarcadero pasará de 40 a 114 metros cuadrados. / DA

El jueves, el BOE publicaba la concesión al Ayuntamiento de Buenavista del Norte, por parte de Costas, del embarcadero de Masca, tras una laboriosa gestión de la alcaldesa Eva García, primero en el Ministerio de Transición Ecológica y luego con la directora de la Demarcación Provincial de Costas, Teresa Sánchez, con quien logró el compromiso con una visita in situ al viejo embarcadero.

En esa visita, el pasado 28 de se firmó el acta de confrontación, “el primer paso para recibir esta infraestructura y que pueda ser gestionada por el Ayuntamiento de Buenavista”, indicó la alcaldesa, que una semana después recibía la buena nueva de que la concesión salía publicada oficialmente. “Poco a poco vamos consiguiendo el modelo socioeconómico que queremos para nuestro Parque Rural de Teno y Buenavista, que nos permita crear oportunidades para nuestra gente”, señala.

Eva García recuerda que la piedra o plataforma del embarcadero solo se permitía como medida de emergencia y seguridad para que aterrizara un helicóptero, nunca para embarque y desembarque de pasajeros, como en muchas ocasiones se ha hecho con pequeñas embarcaciones, venidas de Los Gigantes o de la Punta de Teno, en muchos casos para recoger a senderistas tras el descenso del barranco de Masca, cerrado al público tras los temporales del invierno del año pasado, lo que obligó también a cerrar el embarcadero al quedar dañada su pequeña pasarela de hormigón e hierro hasta la playa.

Eva García recuerda que la concesión de Costas está sujeta a la realización de un proyecto -ideado en 2008- que financiará el Cabildo con 830.000 euros y que las obras de rehabilitación del sendero del barranco, con barandillas, “van muy adelantadas”, pero avisa que “el barranco no se abrirá hasta el verano”, anunciando que hasta que salga a licitación el concurso para su gestión, esta la realizará una empresa pública. “Se exigirá a los visitantes un canon para la visita y que accedan hasta Masca en transporte público”, advierte.

El proyecto del embarcadero prevé que la superficie utilizable pase a 114 metros cuadrados en lugar de los 40 de ahora, con una plataforma de 10 metros de diámetro para el aterrizaje de helicópteros. Se demolerá la pasarela actual, sustituyéndola por otra más ligera, con madera y aluminio, que no se verá afectada por la pleamar.

 

Aunque el embarcadero solo se hizo para emergencias, ha sido utilizado para embarque y desembarque de turistas / DA

Un año de pérdidas en Santiago del Teide

No se trata de remover ningún pleito, pero ya es sabido que aunque Masca está en el término municipal de Buenavista, muchos de los beneficios se los lleva Santiago del Teide -por mar y por tierra-, aparte que muchos masqueros están más cercas del municipio del Sur que el del Norte, tanto que allí entierran sus muertos y de allí es el párroco que va a la pequeña ermita de Masca.

No se trata, sin embargo, de alentar de nuevo aquel referéndum que idearon los masqueros sobre si seguían en Buenavista o se agregaban a Santiago del Teide, sino de entender que a los dos municipios le ha hecho un daño económico el cierre, que va para un año, del barranco, aunque nadie discute la necesidad de rehabilitarlo.

Así lo dejó claro hace unos meses el Cest que lamentó que el retraso en las obras del barranco y el embarcadero han supuesto una gran pérdida para el sector de ocio y de turismo del sur de la Isla. De igual manera se mostró hace unos días, Jonathan Martín Fumero, edil de CC en Santiago del Teide: “El cierre del barranco ha sido una ruina para muchas empresas de Los Gigantes y Santiago del Teide”.

TE PUEDE INTERESAR