sanidad

El Área de Salud de Tenerife no cubre las bajas de los inspectores sanitarios

A pesar de que en otras islas se están cubriendo las vacantes, el director de Salud de Tenerife canceló la reunión prevista para este jueves y emplaza al día 12 al colectivo para resolver el conflicto laboral y sanitario
El director del Área de Salud de Tenerife, Ignacio López Puech, exgerente del Hospital Universitario de Canarias (HUC). DA
El director del Área de Salud de Tenerife, Ignacio López Puech, exgerente del Hospital Universitario de Canarias (HUC). DA
El director del Área de Salud de Tenerife, Ignacio López Puech, exgerente del Hospital Universitario de Canarias (HUC). / DA

El director del Área de Salud de Tenerife, Ignacio López Puech, ha cancelado en los últimos días la reunión prevista para el día 7 con los inspectores de Salud Pública de la Isla para intentar alcanzar un acuerdo en el conflicto laboral. Quien fuera gerente del Hospital Universitario de Canarias (HUC) emplazó, a pesar de que verbalmente se había comprometido con los trabajadores para este jueves, a la próxima Junta de Personal del Servicio Canario de la Salud (SCS) del día 12 para desarrollar el encuentro en el que abordarían sus reivindicaciones.

Se da la circunstancia de que Puech, según las fuentes consultadas por DIARIO DE AVISOS, se había comprometido a cubrir las bajas que se dieran en Tenerife. Sin embargo, se han producido tres en la Isla por distintos motivos y las vacantes no han sido sustituidas, a pesar de que sí se está haciendo en el resto del Archipiélago.

Las reivindicaciones de estos funcionarios, que saltaron a la luz el pasado 26 de febrero en DIARIO DE AVISOS, se centran en que la plantilla es escasa, con casi el mismo número de funcionarios que hace 37 años; se reconocen desbordados y sin medios para garantizar el control sanitario de focos tan sensibles como el agua de consumo humano, bares, restaurantes, colegios, playas y piscinas, ya que ni siquiera se están cubriendo las bajas y las jubilaciones; piden el reconocimiento de su carrera profesional como funcionarios del Grupo A1 y solicitan también un aumento en el pago por kilometraje, que actualmente se sitúa en 19 céntimos el kilómetro.

FISIOTERAPEUTAS

El Colegio Oficial de Fisioterapeutas de Canarias mostró ayer su apoyo a las demandas de los técnicos inspectores sanitarios del SCS, por la situación de precariedad laboral en la que trabajan, en la que no pueden dar un servicio adecuado para asegurar que la sanidad canaria cumple con los mínimos necesarios.

Según los fisioterapeutas, la escasez de inspectores es especialmente perjudicial para el colectivo, ya que una de las principales funciones que realizan estos técnicos es la del control del intrusismo profesional en centros privados, así como el análisis de la publicidad sanitaria con el fin de evitar la divulgación de mensajes que puedan resultar ilegales o generar riesgos para la salud.

En determinados supuestos, la publicidad que se difunde puede ser sobre técnicas o métodos terapéuticos que son aplicados por quienes no son profesionales sanitarios, sobre pseudoterapias o ilustrando sobre abordajes terapéuticos al público en general (muchas veces sin especificar que dichas enseñanzas no habilitan para el ejercicio de una profesión sanitaria si no se posee la titulación necesaria). De ahí que la inspección debe velar por si en estos casos se cumplen los requisitos de veracidad establecidos por la ley, ya que los mensajes pueden confundir.

En este sentido, las medidas que adoptan estos inspectores pueden llegar a actuaciones cautelares, como el cierre de centros o la prohibición de la actuación sanitaria. Sin embargo, en ocasiones su necesario desempeño, además de por su precariedad laboral, se ve dificultado por la falta de una regulación legal que desde los colegios profesionales se lleva años reclamando.

El presidente del Colegio Oficial de Fisioterapeutas, Santiago Sánchez, defendió la necesidad de que se adopten medidas eficaces por parte de la Consejería de Sanidad y del SCS para proteger a este colectivo, de forma que trabajen con las herramientas suficientes para desarrollar apropiadamente sus tareas, ya que se han dado casos de denuncias administrativas interpuestas desde el Colegio que a veces no han llegado a sanción o no han derivado en el abandono del ejercicio de una actividad ilegal.

TE PUEDE INTERESAR