Santa Cruz

El PSOE de Santa Cruz acusa a CC-PP de no querer cumplir la Ley de Memoria Histórica

El Ayuntamiento de Santa Cruz se remite al estudio encargado para analizar la presencia de símbolos franquistas en el municipio como respuesta al requerimiento de Justicia sobre la si aplica la norma

La retirada o resignificación del monumento a Franco, en la avenida de Anaga, será una de las conclusiones que se extraigan de la investigación. Fran Pallero
La simbología franquista más reconocida en Santa Cruz es el monumento a Franco. Fran Pallero

Decepcionante. Así califica el PSOE de Santa Cruz la respuesta dada por el Ayuntamiento capitalino a su pregunta sobre si se está cumpliendo con la Ley de Memoria Histórica en el municipio, la misma cuestión que el director general para la Memoria Histórica dependiente del Ministerio de Justicia trasladó al Consistorio. Tal y como recuerda la concejal socialista, Elena Mateo, “no se le está preguntando qué hace para cumplir la Ley de Memoria Histórica sino que si la está cumpliendo”. Y es que, una vez más, la respuesta del Ayuntamiento ha sido que ha encargado un estudio, precisamente, para ver si cumple con una norma de rango estatal. Un trabajo en cuya presentación se reveló que de las 2.400 calles del callejero, al menos el 10% están directamente relacionadas con la Memoria Histórica.

“Es lamentable que lo que se responda es que estamos estudiando si cumplimos la ley o no”, comenta Mateo. Añade la edil que, en la respuesta dada, “además se señala que, hasta el momento, solo se ha preparado una propuesta metodológica y el plan de trabajo para llegar a definir si se cumple o no con la Ley, algo que, simplemente, no es lo que el Ministerio de Justicia ha preguntado a Santa Cruz”.

Mateo apunta que habrá que esperar a ver cuál es la reacción de Justicia a la respuesta dada por el Ayuntamiento ya que lo que se le pidió al Consistorio es que acreditara la no existencia de simbología de exaltación en el municipio, y en el caso de existir, que proceda a dar cumplimiento a la Ley de Memoria Histórica. Concretamente solicita la certificación sobre “la no existencia de simbología de exaltación en su municipio” y, en caso de que la hubiera, “proceda a dar cumplimiento a la Ley 52/2007, elaborando el catálogo de vestigios municipal, con su inmediata retirada de los escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación de la sublevación militar y represión de la dictadura”.

La concejal socialista acusa al equipo de gobierno (CC-PP) de mostrar desinterés o incapacidad por hacer cumplir una ley que lleva casi 12 años en vigor. “No estamos hablando solo del monumento a Franco, que se podría llegar a entender que es más complicada su retirada, pero es que ni siquiera se han molestado en retirar escudos o cambiar nombres de calles como la de Santiago Cuadrado, un pistolero que participó en el asalto al Gobierno Civil, o quitar las numerosas placas franquistas que se pueden encontrar en la calle Calvo Sotelo”. Mateo incluso se pregunta por la actividad del aula cultural José Carlos Pérez Schwartz, cuya programación es desconocida. “No ha sido hasta este último año del mandato que se ha reconocido la figura del último alcalde republicano de la ciudad, desaparecido por el franquismo. Eso demuestra la pasividad en este tema del Consistorio”.