santa cruz

El Sobradillo exige información sobre el búnker de seguridad

Distintos colectivos denuncian el abandono del barrio por parte del Ayuntamiento capitalino, un espacio donde, a pesar de haber 37 parcelas para dotaciones, “no se ha hecho nada”
Distintos colectivos, junto a la Asociación de Vecinos 7 Islas, reclaman dotaciones para El Sobradillo. / F. P.

Están preocupados por las noticias que apuntan a que el Gobierno de Canarias quiere instalar en su barrio un gran centro de seguridad de telecomunicaciones, un gran búnker que debe resistir todo tipo de inclemencias. Antes lo estuvieron con si venía o no el Palacio de Justicia, que estaba previsto que se construyera en el mismo solar en el que ahora se quiere colocar el búnker de telecomunicaciones. Tampoco recibieron información directa sobre si el trazado del tranvía hasta La Gallega. En todos los casos denuncian lo mismo, “falta de información”. Y es que estos vecinos están cansado de enterarse por la prensa de supuestos proyectos a instalar en el barrio, “siempre de interés general y nunca para la mejora del día a día de los vecinos”. Mientras, aseguran que, a sus demandas, el Ayuntamiento de Santa Cruz, “hace oídos sordos ”. María Ángeles Medina es la presidenta de la Asociación de Vecinos 7 Islas y sostiene que el barrio “está muy abandonado”, entre otras cosas porque “carece de dotaciones y estamos hablando que llevamos 40 años así”.

Unas carencias que son más injustificadas si cabe, afirman los vecinos, porque en su momento se llevaron a cabo expropiaciones de parcelas con la justificación de, precisamente, dotar al barrio de infraestructuras suficientes para atender a una población que en estos momentos alcanza los 10.000 habitantes y a la que si se suma la del vecino barrio de La Gallega, llega a las 17.000 personas. Viviendas sociales, centros de salud, guarderías, son solo algunas de las promesas no cumplidas.

“El centro de salud más cercano está en Tíncer, que también es centro de referencia para parte de La Laguna. A pesar de la cantidad de niños, la guardería ni está ni se le espera. Ahora van a ampliar el cementerio de El Sobradillo y tampoco tenemos información y no entendemos que un búnker de telecomunicaciones como el que proyecta el Gobierno de Canarias se instale tan cerca de la población, cuando hay zona como Cuevas Blancas, destinadas precisamente al desarrollo tecnológico”, se queja Medina. De nuevo piden información. “Asociaciones como la Plataforma de Afectados por las Antenas de Telefonía Móvil (Planmocan) están muy preocupadas por la instalación de antenas de gran potencia en las inmediaciones, no tenemos datos sobre si se aplicará el principio de prudencia, si va a ser un proyecto sostenible, si se va a tener en cuenta nuestra opinión…”, añade la dirigente vecinal.

Dotaciones

Junto a los vecinos, empresarios como Paulino Rosa, miembro de Alagapyme, la asociación empresarial que engloba a los empresarios de La Gallega y también de El Sobradillo. Asegura que el barrio ha dado un cambio tremendo a partir de 2008, con más población pero con los mismos servicios de hace 40 años. “Nos sentimos discriminados en relación con otros distritos de Santa Cruz. En Ofra-Costa Sur, con 38.000 habitantes, tiene muchos más servicios que nosotros, en el Suroeste donde la población supera los 49.000 vecinos. Allí no solo tienen el Campus Sanitario sino también institutos, el Hospital del Torax, instalaciones deportivas como El Mundialito, pabellones deportivos o el propio Hospital de La Candelaria. Mientra que nosotros apenas tenemos cuatro cosas”.

Rosa resume muy bien lo que a su juicio es la estampa del barrio en este tiempo: “Desde hace 40 años tenemos la misma carretera eso es muestra del interés que el Ayuntamiento ha mostrado por el barrio”. Este empresario habla de “edificios floreros” cuando se refiere a las grandes infraestructuras que se proyectan pero que no dan servicio directo a los vecinos, “porque, al final, si no ponen motores que muevan el barrio acabará por desaparecer”. Este vecino incluso ha contabilizado el número de parcelas vacía para “hacer cosas”, 37.

Los vecinos en su conjunto claman por ser tratados en igualdad de condiciones que el resto de barrios de Santa Cruz. En su queja enumeran las promesas incumplidas: residencias de ancianos, el Palacio de Justicia, guarderías, una comisaría de policía, un centro logístico para educación y ciencia, un centro de especialidades de la seguridad social… así hasta 17 posibles actuaciones públicas. “Estamos cansados, nos plantamos. Este hijo adoptado que ya cumple 50 años, es adulto y exige que se le trate como tal”, concluyen los vecinos.

TE PUEDE INTERESAR