la laguna

El Gobierno de Canarias se plantea adquirir 54 inmuebles a Muvisa ‘para su rescate financiero’

El Instituto Canario de la Vivienda licitará un concurso por 15 millones de euros para comprar edificaciones a empresas municipales
Documentación donde se refleja la propuesta del Gobierno de Canarias para adquirir las viviendas sociales de Muvisa. DA
Documentación donde se refleja la propuesta del Gobierno de Canarias para adquirir las viviendas sociales de Muvisa. DA
Documentación donde se refleja la propuesta del Gobierno de Canarias para adquirir las viviendas sociales de Muvisa. DA

El Gobierno de Canarias, a través del Instituto Canario de la Vivienda (ICV) y de su empresa Visocan, remitió una carta en enero a los cuatro ayuntamientos más poblados de Canarias, a su vez los municipios con mayor demanda de vivienda social (Las Palmas de Gran Canaria, Santa Cruz de Tenerife, La Laguna y Telde), con el fin de conocer “la disponibilidad de viviendas de las que dispongan sus empresas municipales para ser adquiridas por el sector público autonómico, al objeto de su puesta a disposición en el catálogo de recursos habitacionales del Gobierno de Canarias para atender los casos y situaciones que requieren una respuesta urgente e inmediata”.

Así se recoge en la carta a la que ha tenido acceso DIARIO DE AVISOS, que rubricó la presidenta del ICV, Cristina Valido (CC), remitida a la Sociedad Municipal de Vivienda y de Servicios de La Laguna (Muvisa), el viernes 25 de enero de 2019 a las 13.57 horas, según se aprecia en el documento que se adjunta en esta información.

Se da la circunstancia de que el miércoles 30 de enero, a las 9.38 horas, es decir, en apenas dos días hábiles después de la misiva del ente dependiente del Gobierno de Canarias, la exconsejera delegada de Muvisa, la concejala de Vivienda del Ayuntamiento de La Laguna, Flora Marrero (CC), detalló todas las viviendas que podrían estar dentro de las condiciones solicitadas por el departamento que preside Cristina Valido.

En concreto, según la respuesta de Muvisa, se especifica que “disponemos de las siguientes viviendas protegidas para ser adquiridas por el sector público autonómico para tal fin: Edificio Guaydil (Geneto), una promoción de 104 viviendas protegidas en las que se pueden poner a disposición 47; Edificio Arco (Tejina), promoción de 28 viviendas protegidas, en las que se pueden poner a disposición 4, y el Edificio El Cedro (San Matías), promoción de 8 viviendas protegidas, en las que se puede poner a disposición 3 viviendas”.

El total de viviendas ofertadas, según se recoge en el citado documento, son 54, de las cuales 20 cuentan en la actualidad con arrendatarios, “cuyas condiciones figuran en los contratos de arrendamiento”, que también fueron remitidos entre la documentación enviada al Instituto Canario de la Vivienda. Tal y como se especifica en los informes remitidos por Muvisa, la empresa municipal tasa las 47 viviendas del Edificio Guaydil en San Miguel de Geneto en 4.628.953,16 euros.

Consejo de Muvisa

En la tarde de ayer se desarrolló, con carácter urgente, un consejo de administración de Muvisa que tenía como puntos destacados el informe del nuevo consejero delegado, Javier Abreu, y la solicitud urgente al Ayuntamiento de La Laguna del pago de la deuda de 5,6 millones de euros por las encomiendas del Consistorio. En el primer punto, Abreu, además de dar cuenta de las distintas actuaciones en sus primeras semanas en la sociedad municipal, aseguró, al dar a conocer estos documentos, que no ha “encontrado explicación de por qué, en el mes de enero, la consejera de Vivienda del Gobierno de Canarias (Cristina Valido) quiere comprarle a la empresa municipal las viviendas sociales a través de Visocan. El fondo buitre que ha constituido el Gobierno de Canarias, que es en lo que se ha convertido Visocan”, y precisó que “la exconsejera delegada estaba por la labor de hacerlo”.

Abreu afirmó que, para lograr equilibrar las cuentas de Muvisa, lo que le queda a la empresa es “vender patrimonio”, aunque se preguntó si “es razonable que pongamos como objetivo número uno vender las viviendas sociales que hemos construido con fondos de los laguneros, con los inquilinos dentro, para que se actúe con ellos como se viene actuando por parte de Visocan”, a lo que negó que ese debiera ser el fin, por lo que requirió al Ayuntamiento a que “pague los seis millones que le adeuda a Muvisa”. El consejero delegado precisó que, ante una tesitura económica complicada y de inestabilidad para los trabajadores “puede hacerse”, pero “las consecuencias sociales pueden ser tremendas”, remarcó.

El concejal también apuntó que, para garantizar los fondos del convenio de Las Chumberas, “se podrían remitir, de los siete millones que le quedan a Muvisa en su cuenta, cinco, en un tiempo prudencial, a la cuenta única de Las Chumberas”.

Además de Javier Abreu, asistieron al Consejo el presidente de Muvisa, Santiago Pérez, y el vicepresidente, Rubens Ascanio.

TE PUEDE INTERESAR