Arona

Santiago Puig reclama un “plan de mejora y modernización” para la clase política

El promotor fundador de Playa de Las Américas critica la “desidia” de las autoridades con el Sur y pone en pie al Auditorio Infanta Leonor de Los Cristianos al recibir el Premio Mencey Futurista de Honor 2019

Santiago Puig recibe el premio en presencia del alcalde de Arona, José Julián Mena, y los consejeros regional e insular de Turismo, Isaac Castellano y Alberto Bernabé. Luz Sosa
Santiago Puig recibe el premio en presencia del alcalde de Arona, José Julián Mena, y los consejeros regional e insular de Turismo, Isaac Castellano y Alberto Bernabé. Luz Sosa

Santiago Puig puso ayer en pie el Auditorio Infanta Leonor de Los Cristianos tras recoger sobre el escenario el Premio Mencey Futurista de Honor 2019, concedido por el foro de debate Futurismo. El promotor fundador de Playa de Las Américas pronunció un discurso crítico y reivindicativo, en el que advirtió de los riesgos que acechan a uno de los destinos turísticos líderes en el mundo por la “desidia” de las autoridades.

“Galván Bello (presidente del Cabildo entre 1964 y 1971 y entre 1979 y1983) construyó una autopista de 75 kilómetros en cuatro años y los de ahora en más de 20 años solo han sido capaces de hacer 20 kilómetros. ¿Saben por qué? Porque Galván Bello era del Sur y apoyaba el Sur”, manifestó el empresario nacido en Granollers y afincado en la comarca meridional de la Isla desde los años sesenta.

“Hasta que no tengamos políticos del Sur en el Gobierno de Canarias y en el Cabildo de Tenerife no se van a resolver los problemas de esta zona de la Isla”, afirmó, y recordó, acto seguido, la doble cita electoral que se avecina: “El día 28 hay una oportunidad para hacer un cambio drástico apoyando a la gente del Sur. Depende de ustedes”, indicó.

Santiago Puig reclamó abiertamente un PMM, en alusión a los polémicos Planes de Mejora y Modernización para la Competitividad Turística promovidos por el Gobierno de Canarias que él ha combatido hasta ahora con éxito, “para la clase política del Archipiélago”. “Es prioritario que los políticos, tanto a nivel regional como insular, mejoren, se modernicen y sean más competitivos”, afirmó entre los aplausos del auditorio.

En su intervención, el promotor fue incluso más allá al asegurar que “los políticos no es que no puedan, es que no quieren”. En ese sentido recordó que mientras la iniciativa privada se preocupa de mejorar los hoteles, “sin necesidad de PMM”, y los servicios, para aportar valor añadido a un destino que no puede competir en precios con los países del arco mediterráneo, “las administraciones públicas no hacen su parte”. Llegado a este punto reclamó “un aeropuerto del Sur con vuelos regulares a las principales ciudades europeas, una terminal en condiciones, una autopista sin atascos, una mejor sanidad con un hospital plenamente equipado y acorde con las necesidades de la población y, por último, aumentar los índices de seguridad”. “Son asuntos que tienen que resolver las administraciones públicas, que da la impresión que nos llevan tomando el pelo muchos años con estos temas”, proclamó.

Sobre el proyecto del tren del Sur que promueve el Cabildo, Puig también se mostró contundente: “El Sur necesita el tercer carril, llevamos 15 años esperando por él. Con el dinero que se han gastado en los proyectos del futuro tren ya tendríamos el tercer carril desde hace años”. En ese sentido, tampoco se mordió la lengua: “Quieren hacer un tren engañando a la gente y partiendo la Isla en dos. Un tren solo puede transportar a 450 personas a las ocho de la mañana y, como hará falta transportar hasta 5.000 personas a esa hora, seguirán usando coches y el tren no servirá para nada”.

Mirando al futuro a corto y medio plazo, Santiago Puig subrayó tres factores que, a su juicio, incidirán sobre la principal industria del Archipiélago: el brexit, la desaceleración económica y el auge de destinos como Túnez, Turquía y Egipto.

Santiago Puig completó su intervención con un repaso a la evolución de Playa de Las Américas y del sur de Tenerife desde que sentó las bases en los años 60.