Arona

Cómo se enamoraba antes: Añoranzas, el musical

Un centenar de mayores de los centros del municipio de Arona representarán el próximo jueves en el Auditorio Infanta Leonor de Los Cristianos el espectáculo ‘Añoranzas’, dedicado a las formas de cortejar antiguamente

Imagen de la edición del año pasado de Añoranzas, que estuvo dedicada al agua, un bien escaso en la comarca sur el siglo pasado. DA

Cómo se enamoraba antiguamente. Ese será el tema central este año de Añoranzas, un musical que combina folclore canario y teatro basado en las tradiciones isleñas que, protagonizado por un centenar de mayores de los centros de todos los núcleos del municipio de Arona como cada 30 de mayo desde hace cuatro años, se representará en el Auditorio Infanta Leonor de Los Cristianos.

El recinto volverá a completar su aforo el próximo jueves a las 8 de la tarde (la entrada es gratuita) para presenciar una función en la que el humor y la música serán los hilos conductores por los que actores y actrices escenificarán aquellos viejos romances, con sus correspondientes liturgias, para cortejar y pedir la mano de la mujer amada.

El espectáculo se ha convertido en uno de los actos más esperados por los mayores aroneros, como lo demuestra el éxito de las tres ediciones anteriores, que se centraron en la figura del candil, los oficios femeninos de antaño (desde rosetera a recolectora de tomates y cochinilla) y en un homenaje a aquellas abuelas que acudían a los canales de agua en busca de un recurso que escaseaba en la comarca.

Esta vez toca rememorar los amores a lo largo de diferentes épocas. Mañana, a las 4 de la tarde, tendrá lugar el ensayo general en el Centro Cívico de Cabo Blanco.

Rescatar esas viejas tradiciones rurales que se han ido perdiendo con el paso del tiempo por parte de quienes las han vivido en primera persona, para preservarlas y difundirlas, es el principal propósito de Añoranzas, una de las actividades culturales costumbristas más entrañables y de mayor participación y seguimiento en el Sur. Sin olvidar la labor que supone implicar y fomentar la relación entre los mayores para que puedan disfrutar de una vejez activa.

Ilusión por el teatro y el baile

Detrás de esta iniciativa está Nizamara Domínguez, responsable del Área de Mayores y del Servicio de Atención Domiciliaria del Ayuntamiento de Arona, que no disimula su entusiasmo tras comprobar cómo el proyecto que surgió casi de forma improvisada como un ensayo en los centros de mayores no deja de crecer. “Verlos cómo se involucran, cómo memorizan los diálogos, las canciones y la ilusión que les genera el teatro y el baile les da mucha vida”, explica Nizamara a este periódico, que subraya “la gran satisfacción personal” que significa crear una actividad que, además, rescata las tradiciones más antiguas. “Nuestros mayores reviven su juventud, se trasladan a aquella época y lo hacen con un gran sentido del humor, que es algo que nunca falta en la representación”, afirma.

José Julián Mena, alcalde de Arona, subrayó la implicación de los mayores en esta actividad que permite recordar escenas cotidianas de la vida de antes. “Para nosotros es muy importante que sean ellos, quienes han vivido esas tradiciones más de cerca, quienes nos las enseñen, quienes preserven la memoria de nuestros antepasados, y aprender de su trabajo, de su tesón y de su sabiduría. Su constancia y su tesón durante meses es un ejemplo para todos”, manifestó el regidor.

Por su parte, la concejala del área de Mayores, Pura Martín, destacó “el esfuerzo enorme de los protagonistas, memorizando los textos y las canciones durante los ensayos previos y el día de la actuación. Son un ejemplo para todas y todos, y hacen un trabajo extraordinario que han logrado consolidar con un gran éxito”.

Un trozo de memoria de Arona y de la comarca sureña volverá a ocupar este jueves el escenario del Auditorio Infanta Leonor, en el que no quedará un asiento libre y en el que los asistentes recordarán, disfrutarán, reirán y, sobre todo, aplaudirán. El elenco de figurantes bien lo merece.