CD Tenerife

La pizarra de Sampedro

Transmitir confianza, mantener la cabeza fría o aprovechar la tecnología son algunos de los métodos de trabajo y las claves que el entrenador impone en los equipos de prepara

La pizarra de Sampedro. DA
La pizarra de Sampedro. DA

“Tomo las decisiones con la cabeza fría, sin tener en cuenta la presión del momento y del entorno”. “Me adapto a los equipos que dirijo y procuro que tengan un estilo de juego reconocible”. “Trabajo codo con codo junto a mi equipo para vencer o, como mínimo, que no te venzan”. Las tres frases corresponden al manual de estilo de Luis César Sampedro, nuevo entrenador del CD Tenerife. El gallego las tiene escritas en su blog (www.luiscesarsampedro.com) y, junto a otras, definen su método de trabajo. Este trío de proposiciones le vendrán bien para lograr el objetivo que Víctor Moreno le ha encomendado: lograr la permanencia del club blanquiazul.

En su blog igualmente se puede encontrar su “once ideal”, que no son más que las 11 claves que él utiliza para que sus equipos ganen, o por lo menos no pierdan. En primer lugar, asegura que sustituye la manera de ganar en función del club, la ciudad y su idiosincrasia; combina muchos estilos de juego y formas de entrenarlos; adapta las posiciones de los jugadores para ser mejores en conjunto; maximiza los actores principales del partido y protagonistas que sean los equipos; minimiza el valor de los rivales antes de un enfrentamiento; mejora la polivalencia de los jugadores para que no sean especialistas de un puesto; reinventa posiciones para que los jugadores conozcan muchas situaciones dentro de su oficio; elimina la dependencia a un jugador para que el verdadero protagonista pueda ser el equipo; reutiliza su polivalencia en función de la realidad que me encuentro; reforma aspectos del juego hacia nuestra manera de jugar, mediante análisis y métricas; y reinvierte en recursos humanos, perfeccionamiento de técnicas e investigación de jugadores. Esas son las 11 leyes del sistema de juego de Luis César Sampedro, lo que intenta imponer en sus equipos.

Pero más allá de la teoría, a Sampedro ya le estamos viendo en acción. Muy enérgico y con carácter, no para de corregir y dar explicaciones a sus jugadores en los entrenamientos.

Pero lo más importante es la manera que asimilan sus ideas los jugadores del plantel tinerfeño. “Nos está transmitiendo confianza y un rigor táctico importante”, aseguró en la mañana de ayer Raúl Cámara, quien ofreció más detalles de lo que Sampedro les está pidiendo: “Quiere que el equipo sea más sólido, que esté más junto y que seamos un poco más prácticos”.

El problema es el tiempo, más bien el poco tiempo que tiene el gallego para introducir sus ideas, sus leyes y sus métodos en el CD Tenerife.