política

Donde no crece la hierba en el Sur para PP, CC y PSOE

Populares y nacionalistas suman nueve municipios ‘malditos’ en los que no aparecen brotes verdes; la rosa socialista no germina en tres plazas
En Arona gobernará el PSOE con mayoría absoluta a partir del día 15 de este mes. DA
En Arona gobernará el PSOE con mayoría absoluta a partir del día 15 de este mes. DA
En Arona gobernará el PSOE con mayoría absoluta a partir del día 15 de este mes. DA

Las elecciones municipales del 26 de mayo han dibujado un panorama político en el sur de Tenerife que ha reforzado la histórica supremacía socialista (con seis mayorías absolutas y dos simples en los 12 municipios de la comarca) y ha vuelto a poner de manifiesto los problemas de implantación municipal, con puntuales excepciones, del Partido Popular y de Coalición Canaria. La hierba no crece para estos dos partidos en gran parte de un territorio en el que la tierra se reseca.

Partido Popular

De las principales formaciones políticas (Partido Socialista, Coalición Canaria y Partido Popular), la que sale peor parada es el PP, que, salvo el indiscutible éxito de Emilio Navarro en Santiago del Teide, que logró su segunda mayoría absoluta consecutiva, ampliando incluso las diferencias con sus rivales, da un encefalograma prácticamente plano en todo el Sur, a la espera de saber qué pasará en Güímar, donde Carmen Luisa Castro obtuvo una pírrica victoria que deja la Alcaldía en el aire. Si PSOE y CC pactan, la mediática regidora liderará la oposición y el PP solo gobernará un ayuntamiento entre el Macizo de Anaga y Los Acantilados de Los Gigantes.

El PP asume como un fracaso los resultados electorales en Arona, Adeje, Guía de Isora, San Miguel, Arico, Candelaria, Arafo y Fasnia (en Vilaflor no presentó candidatura). En ninguno de estos municipios tocará gobierno, y lo que es peor, ni ha tenido la más mínima opción, al convertirse en un partido casi testimonial, aunque en los casos de Adeje y Guía de Isora tanto a Inés Vera como a Ayoze Medina se les considera apuestas a largo plazo.

Manuel Domínguez. / Sergio Méndez

En Granadilla de Abona aún le queda algo de pulso al Partido Popular, sobre todo porque, después de unos resultados discretos, Marcos González tiene la llave de cualquier alianza de gobierno, ya sea con CC (la opción más probable) como con el PSOE, que ganó en votos, pero empató en ediles con los nacionalistas. Descartado el entendimiento entre PSOE y CC, no hay más opciones de pacto.

Los datos no pueden ser más contundentes: de los 206 concejales elegidos en el Sur, el PP solo obtuvo 36 (exactamente los mismos que en 2015) y casi la tercera parte (11) los sumó de una tacada la lista encabezada por Emilio Navarro en Santiago del Teide. En la calle Castillo, sede del PP en la capital tinerfeña, han saltado todas las alarmas y hay pocas dudas de que hace falta un plan renove para la próxima cita con las urnas en la mayoría de los municipios de la comarca.

Coalición Canaria

En CC, el tirón de Arturo González, en San Miguel de Abona, ha salvado los muebles del partido en el Sur, al lograr una mayoría absoluta que no aparecía en las quinielas. El triunfo del veterano alcalde (el día 15 estrenará su cuarto mandato), unido al de Juan Ramón Martín, representante de la Agrupación Independiente de Arafo-CC en este municipio del Valle de Güímar, que tampoco precisará de pactos, amortigua la debacle sufrida en territorios donde los nacionalistas tenían puestas sus esperanzas.

Es el caso de Arona, el municipio con mayor población y presupuesto del Sur, donde el partido parece haber tocado fondo después de no impedir la mayoría absoluta de José Julián Mena (PSOE). El perfil político de buen gestor en el Cabildo de Antonio García Marichal no ha sido el revulsivo político que buscaba CC. La cifra récord de abstención (62%) demuestra que los nacionalistas no fueron capaces de movilizar a su electorado.

Francisco Linares. DA

Tampoco lo ha hecho en Guía de Isora el consejero del Cabildo en los últimos ocho años Jesús Morales, que ha sucumbido frente a un miura del municipalismo tinerfeño con el que tenía que lidiar, como es Pedro Martín (PSOE), que incluso agrandó la brecha con CC respecto a las últimas elecciones. En Candelaria, más de lo mismo. Las urnas han pasado factura a la candidata Ángela Cruz, de perfil popular bajo, que firmó los peores resultados del partido en la Villa Mariana.

De igual forma no se perciben constantes vitales en Santiago del Teide, Adeje y Fasnia, donde el batacazo ha vuelto a ser considerable. En los dos primeros municipios, Jonathan Fumero y Óliver Tacoronte parecen haber agotado su crédito después de varios intentos y todo apunta a que no repetirán en 2023, mientras que en Fasnia Pedro Hernández Tejera, quien fuera alcalde durante 24 años, quedó lejos de ganarle a Damián Pérez, que logró revalidar su mayoría absoluta y afrontará su tercer mandato. En Arico, a pesar del repunte de Juan José Armas, la remontada no llegó a consumarse y CC perderá la Alcaldía, y en Vilaflor Luciano Marrero, que no se lo puso fácil a Agustina Beltrán (PSOE), también ocupará los asientos de la oposición.

En Granadilla, uno de los caramelos municipales al tratarse de una localidad en expansión y con grandes expectativas de desarrollo en la Isla, José Domingo Regalado aguantó el pulso a Jennifer Miranda (PSOE) (ganó la socialista por 600 votos) y, previsiblemente, retendrá la presidencia del Ayuntamiento que obtuvo vía moción de censura con el PP en 2016. Desde aquel episodio, que jubiló de la política al histórico regidor socialista Jaime González Cejas y que acabaría dinamitando el pacto de gobierno regional, las relaciones entre CC y PSOE se han envenenado y se prevén cuatro años de crispación en el salón de plenos.

En el cómputo global, CC logra 60 concejales en el Sur (10 más que hace cuatro años), pero pierde una alcaldía, la de Arico. En el partido ya se oyen voces partidarias de hacer machuca y limpia en aquellos lugares en los que esta formación no levanta cabeza.

Partido Socialista

El PSOE sufrió su mayor revés en San Miguel de Abona, donde gobernaba en alianza con Coalición Canaria y en los próximos cuatro años estará en la oposición. Víctor Chinea, cabeza de lista, y Samuel de León, tercero en la plancha, ya han comunicado al partido que renunciarán a sus actas de concejales, tal como adelantó este periódico la semana pasada.

Santiago del Teide y Arafo son los otros puntos débiles del partido. Aunque no lo tenían fácil, Pedro José García y Samuel Rodríguez no han conseguido hacer que rebrotara la rosa.

En toda la comarca, el PSOE sumó 92 ediles, cinco más que en el año 2015, e incorpora la Alcaldía de Arico a sus dominios, a la espera de ver qué ocurre en Güímar, donde es segunda fuerza política.

Pedro Martín. Sergio Méndez
Pedro Martín. Sergio Méndez

TE PUEDE INTERESAR