puerto de la cruz

El PSOE y la ACP firman el pacto de progreso para el Puerto de la Cruz

El acuerdo programático tiene como objetivo un cogobierno con la ciudadanía y permitirá que hoy sea investido alcalde Marco González
OLYMPUS DIGITAL CAMERA

A diferencia de lo sucedido cuatro años atrás, los ocho concejales del Partido Socialista (PSOE) y tres de la Asamblea Ciudadana Portuense (ACP) presentaron ayer el pacto para un gobierno de progreso en el Ayuntamiento del Puerto de la Cruz los próximos cuatro años.

El documento fue leído, detallado y firmado por los dos los cabezas de lista Marco González (PSOE) y David Hernández en un acto que tuvo lugar en la cafetería del Taoro y que ambos calificaron de “histórico”. No solo porque se pone fin a diez años de Coalición Canaria (CC) y Partido Popular (PP) en el Gobierno municipal sino porque es la primera vez que una fuerza ajena a los tres grandes partidos tradicionales forma parte del mismo.

El acuerdo programático tiene como objetivo un cogobierno con la ciudadanía y permitirá que hoy sea investido alcalde Marco González. Es fruto de un proceso de diálogo y negociaciones llevadas a cabo en las últimas dos semanas que el jueves tuvieron el visto bueno de las dos agrupaciones locales.

Tanto González como Hernández dejaron claro que su prioridad no era el reparto de áreas y por eso no presentaron un organigrama ya definido ni asignaron las competencias a los concejales electos. Tienen un plazo legal de 30 días antes de la constitución del primer pleno del mandato y primero – el mismo lunes- se reunirán con los técnicos de cada área a fin de conocer cuáles son las necesidades. A partir de ahí, se definirá la estructura que, adelantó Hernández, no diferirá demasiado con la actual.

Las medidas que adoptarán se organizan en torno a tres pilares fundamentales: un nuevo proyecto de ciudad, de ayuntamiento y de sociedad. Así, consideraron fundamental la participación ciudadana y para ello es necesario un cambio en el funcionamiento del Ayuntamiento, que se convertirá en una administración “efectiva y eficiente en su gestión diaria”.

Los dos partidos ratificaron ocho compromisos concretos para un gobierno en común. El primero es apoyar hoy la investidura de Marco González. Por otra parte, los concejales no presentarán mociones de censura o propuestas de reprobación planteadas contra ningún miembro del grupo de gobierno durante este mandato. Tampoco desarrollarán ninguna actitud o práctica de transfuguismo que ponga en riesgo la estabilidad del gobierno y respaldarán los proyectos de presupuestos municipales y las acciones de gobierno expuestas en el acuerdo, así como aquellas otras que se incorporen de manera consensuada.

La ACP y el PSOE no presentarán iniciativas ante el Pleno que previamente no hayan sido acordadas entre las partes y debidamente coordinadas. Consensuarán la postura común a adoptar ante las iniciativas que los grupos de la oposición eleven a las comisiones informativas o al Pleno del Ayuntamiento.

Comisión de seguimiento

Para velar por la buena salud del pacto, se configurará una Comisión de Seguimiento del pacto que estará integrada por tres representantes de cada una fuerzas políticas firmantes, que no tendrán que poseer necesariamente la condición de concejal y que será la encargada de resolver las dudas que se puedan generar a lo largo del mandato en relación al mismo.

La justicia social, la lucha contra las desigualdades y la protección de los colectivos más desfavorecidos guiarán el trabajo trabajo del nuevo gobierno en el que la igualdad de la mujer ocupará un papel preponderante como eje transversal de todas sus políticas.

El documento consta de 16 páginas y recoge propuestas que hasta el momento no han sido puestas en práctica en el municipio. Entre ellas, un plan de barrios, la figura de concejales de distrito y un Servicio de Atención a la Ciudadanía (SAC), para acercar la atención al público a zonas alejadas del centro de la ciudad.

Marco González hizo hincapié en que el nuevo gobierno no se centrará únicamente en las grandes obras, que son a largo plazo, ya que lo inmediato es empezar por las necesidades que tienen los portuenses en cuanto a servicios generales. Por último, aseguró que “las cosas e iniciativas que funcionan” no se cambiarán y tendrán continuidad.

“Las decisiones del Consistorio no las tomarán otras administraciones”
El futuro alcalde, Marco González, prometió que “no frenará los lazos abiertos” con otras administraciones pero dejó claro que “no que permitirá” que éstas tomen decisiones que deben estar en manos del Ayuntamiento. “Un cogobierno con la ciudadanía significa que las decisiones se deben tomar en el Puerto”, remarcó.

TE PUEDE INTERESAR