puerto de la cruz

Marco González (PSOE) es investido como nuevo alcalde del Puerto de la Cruz

Los tres concejales de la ACP apoyan la candidatura socialista y conforman el nuevo Gobierno municipal que promete “ser de todos” y “devolver el Ayuntamiento al pueblo”
Tras recibir el bastón de mando, Marco González se acercó a saludar a todos sus compañeros de la actual Corporacón, al tiempo que recibió un gran aplauso por parte del público en el salón de plenos. DA
Tras recibir el bastón de mando, Marco González se acercó a saludar a todos sus compañeros de la actual Corporacón, al tiempo que recibió un gran aplauso por parte del público en el salón de plenos. DA
Tras recibir el bastón de mando, Marco González se acercó a saludar a todos sus compañeros de la actual Corporacón, al tiempo que recibió un gran aplauso por parte del público en el salón de plenos. DA

“No me iba a imaginar hace unos años que un chico como yo, de familia humilde del barrio de La Vera, hijo de Lucy y del chileno, el nieto de Berta, de Jesús y de Carmen la del muelle, que Marco, Marco sinese, Marco González Mesa pudiera ser alcalde de su pueblo”, manifestó ayer en su discurso de investidura el nuevo alcalde socialista del Puerto de la Cruz.

Marco González fue el primero en llegar y el último en abandonar el salón de plenos porque la gente no dejaba de saludarlo y felicitarlo antes y después de haber sido proclamado alcalde gracias al apoyo de la Asamblea Ciudadana Portuense (ACP).

El pleno se inició pasadas las11.00 horas con un salón abarrotado de gente. En primera fila, los exmandatarios del PSOE, Salvador García y Dolores Padrón, acompañados de otros cargos del partido, como el vicesecretario general del PSOE en Tenerife, Aarón Afonso, la diputada Tamara Raya, o el consejero insular Javier Rodríguez Medina.

El primer paso fue constituir la Mesa de Edad, presidida en este caso por los concejales de menor y mayor edad, Roberto Medina (PSOE) y Alonso Dionisio Acevedo (CC), respectivamente. Tras la confirmación del secretario de que los ediles electos no tenían ninguna causa de incompatibilidad para ejercer su cargo, se procedió a la votación de las tres candidaturas, presididas por González, Lope Afonso (PP) y Sandra Rodríguez (CC), según el acta enviada por la Junta Electoral de Zona.

Inmediatamente después de nombrar a Marco González y de que sus ocho compañeros del PSOE y los tres de la ACP, levantaran la mano, se escuchó un gran aplauso en el salón de plenos. No menos fue el que tuvo Lope Afonso mientras que Sandra Rodríguez y su compañero no levantaron la mano a la hora de votar, aunque quedó reflejada la abstención de ambos tras la aclaración del secretario.

Acto seguido, los 21 nuevos concejales de la Corporación portuense juraron o prometieron su cargo y recibieron la medalla de la Corporación. Los primeros en hacelo fueron los representantes del PSOE al ser la fuerza política más votada, seguida del PP, la ACP y CC. Los once que conforman el nuevo Gobierno municipal y los nacionalistas prometieron su cargo. La única que lo hizo “por su conciencia y honor” fue la socialista Carolina Rodríguez.

En el caso del PP, todos juraron. Ángel Montañés fue el único “que lo hizo por Dios” aunque el toque de atención lo puso su compañero Pedro González, a quien le acercaron un crucifijo que colocó sobre la mesa antes de proceder a la jura. Este último y Sandra Rodríguez recibieron algunos abucheos por parte del público, inoportunos para un acto de estas características.

Por el contrario, los más ovacionados por el público fueron los tres de la ACP al grito de ‘Sí se puede’, seguidos de Lope Afonso y Dimple Melwani, del PP, y la socialista Flora Perera.
El nuevo alcalde tuvo palabras para todos, empezando por el exalcalde del PSOE Paco Afonso “a quien no tuvo la fortuna de conocer pero se crió con su imagen, la de un alcalde siempre presente y por eso no hay portuense que pueda olvidarlo”.

También para Dolores Padrón, a quien definió como “la gran mujer que un día lo fue a buscar para pedirle que entrara en política”.

En un largo discurso que rozó los 16 minutos, González fue interrumpido en trece ocasiones por los aplausos de los asistentes al Pleno. Agradeció a los 14.000 vecinos que decidieron participar en las elecciones municipales y apoyaron al PSOE.

Pero dejó claro que la del día 26 de mayo no fue la victoria de un partido político ya que él iba a ser alcalde para todos los portuenses y le dio las gracias a su socio político, la ACP, por hacerlo posible.

En ese sentido, dijo que el pacto de gobierno lleva el nombre de “cogobierno de la ciudadanía” porque ambos tienen un objetivo muy claro: “Devolver el Ayuntamiento a la gente”.

Renovación e ilusión

Prometió que la XI Corporación democrática de la ciudad, “será una etapa de renovación, de cambio e ilusión” y se mostró convencido “de que se lograrán muchas cosas si lejos de la euforia del momento se sientan las bases para trabajar juntos, toda la Corporación y la ciudadanía. “Las grandes hazañas siempre son grandes porque se consiguen en equipo”, subrayó.

González aseguró que la política actual “tiene otras exigencias muy distintas” a las de antaño “y siendo consciente de lo difícil que es mantener el pulso”, dijo que “intentaría estar a la altura, porque el bastón de mando no es una insignia de poder sino una señal de responsabilidad y de lealtad de unos valores que tienen que ser inalterables”.

Sin embargo, no negó que iba a tener que afrontar “grandes dificultades, momentos de tensión e incertidumbre, pero contra la crisis, el derrotismo y los vientos desfavorables” pidió “serenidad y decisiones juiciosas”.

El nuevo alcalde también tuvo palabras de agradecimientos para los grupos de la oposición, ya que muchos de sus integrantes “han demostrado colaboración para acortar las distancias”. En esa línea, esperó “lealtad institucional” y “ánimo constructivo para salvar las diferencias que surjan del devenir cotidiano”.

Para finalizar, González anunció que la estructura del gobierno se dará a conocer en un pleno en los próximos días y desglosó algunos de los principales puntos de su programa político. “Además de las grandes infraestructuras, haremos pequeñas cosas que son grandes cosas, como resolver la baranda de Carmen que no puede bajar los escalones cuando va a la plaza, las jardineras que María tiene por fuera de su vivienda y que no la dejan transitar con seguridad, y los puntos de la luz de la calle de Juana que no duerme hasta que su hija llega a casa”. En definitiva, un discurso dirigido al pueblo para un gobierno que promete ser del pueblo y que una nutrida representación quiso apoyar desde la plaza de Europa.

Antes de acercarse hasta allí y de sacarse la foto de familia, primero con el resto de la Corporación municipal y luego con amigos, familiares y vecinos, el nuevo equipo de gobierno saludó desde el balcón del salón de plenos. En la plaza de Europa, la alegría socialista y de sus socios duró hasta llegadas las 14.00 horas.

Agradecimientos a la ACP y el bastón de mando, ofrecido al pueblo

El primer agradecimiento de Marco González fue para su socio, la ACP, y en todo momento recalcó que será un solo gobierno conformado por dos fuerzas políticas pero “cohesionado y unido”. El otro fue para el pueblo, a quien prometió devolver el Ayuntamiento y le ofreció el bastón de mando en sucesivas ocasiones, la primera de ellas, tras haberlo recibido en manos del concejal de mayor edad. Después, cuando desde el balcón del Consistorio salió a saludar a la muchedumbre que lo ovacionaba en la plaza de Europa. La tercera, cuando abandonó el Ayuntamiento.

TE PUEDE INTERESAR