CD Tenerife

Aitor Sanz, el refuerzo más esperado por la afición

Tras estar todo un año en el dique seco, el centrocampista blanquiazul entrenó ayer con normalidad junto al resto de sus compañeros en el primer día de la pretemporada 19/20

El mediocentro estuvo en El Mundialito, siguiendo las órdenes de López Garai, y por la tarde también entrenó al mismo nivel que el resto de compañeros. SM
El mediocentro estuvo en El Mundialito, siguiendo las órdenes de López Garai, y por la tarde también entrenó al mismo nivel que el resto de compañeros. SM

Era, sin lugar a dudas, la noticia más esperada. Tras un verdadero calvario, por fin Aitor Sanz puede decir que ya ve la luz al final del túnel. El centrocampista blanquiazul entrenó ayer con normalidad junto al resto de sus compañeros en el primer día de la pretemporada 19/20.

El mediocentro estuvo en El Mundialito, siguiendo las órdenes de Aritz López Garai, y por la tarde también entrenó al mismo nivel que el resto de integrantes del plantel. No dejó de completar ni un rondo, ni un ejercicio de coordinación o de resistencia. Le puso las ganas de un canterano al ser consciente de que el fútbol le concede una segunda oportunidad después de pasarse un año entero completamente en blanco.
Aitor Sanz se mantiene alejado de los terrenos de juego desde el 9 de marzo de 2018, día que jugó su último partido con la camiseta blanquiazul.

Una tendinosis aquílea casi le aparta del fútbol, su mayor pasión, pero ahora parece que ha regresado para quedarse y para convertirse en el fichaje más ilusionante del Tenerife 19/20.

“La próxima temporada es como la primera. Es un paso muy importante, tengo muchísima ilusión y espero que llegue ya el día de la presentación del equipo. Afrontamos el nuevo proyecto con muchas ganas. Mi intención es disfrutar del fútbol todo lo que pueda, es mi pasión, es lo que me mueve cada día para afrontar cada reto con una sonrisa. Intentaré disfrutar de ello hasta que el cuerpo me lo permita, ahora lo valoro mucho más”, dijo a los canales de comunicación de la entidad el pasado mes de junio.

Desde entonces ya se veía capacitado para volver y ahora lo hace mucho más fuerte. Curtido tras una batalla en la que no las tuvo todas de su parte para salir victorioso.