educación

Basilio Valladares: “Siempre será muchísimo más barato prevenir que curar”

Los movimientos migratorios son el principal factor en la expansión de las enfermedades tropicales, por lo que “hay que estar atentos”
El exdirector del Instituto Universitario de Enfermedades Tropicales y Salud Pública de Canarias, Basilio Valladares. E. G.
El exdirector del Instituto Universitario de Enfermedades Tropicales y Salud Pública de Canarias, Basilio Valladares. E. G.
El exdirector del Instituto Universitario de Enfermedades Tropicales y Salud Pública de Canarias, Basilio Valladares. E. G.

Las enfermedades tropicales son protagonistas en la Facultad de Farmacia de la Universidad de La Laguna (ULL) de una jornada con expertos de varios países, que ayer hicieron hincapié en “la influencia que posee para la salud global la situación de emergencia” que actualmente se halla en zonas de Latinoamérica. Las crisis económica y social ha afectado a la salud en determinadas regiones.

Emma Carmelo, profesora de Parasitología de la Universidad de La Laguna, recalcó la importancia que tiene la investigación “para ayudar a paliar los problemas que se están produciendo en torno a enfermedades” que pensábamos que habían sido erradicadas. Y lamentó que estén viviendo “un resurgimiento, ya que no tienen fronteras”. Susana Abdalá, decana de la Facultad de Farmacia, recordó la evolución de la malaria en Venezuela, que fue el primer país certificado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en erradicar la malaria de la mayor parte de su territorio y, sin embargo, ahora, perjudicado por una grave crisis en todos los ámbitos, “es uno de los países más afectados”.

El catedrático y exdirector del Instituto Universitario de Enfermedades Tropicales y Salud Pública de Canarias, Basilio Valladares, hizo un repaso a “la evolución de estas patologías en el Archipiélago”. Recordó que Canarias ha tenido una relación especial con Cuba y Venezuela debido al flujo migratorio que se produjo principalmente en dos etapas -a comienzo del siglo XX, y la época posterior a la Guerra Civil española-, además de ser una parada obligatoria para las embarcaciones que iban desde Europa a América y viceversa. Dengue, malaria, leishmaniosis o zika son algunas de las enfermedades con las que ha trabajado Valladares a lo largo de sus 44 años de carrera. Esta labor realizada ha propiciado que se continúe detectando nuevos casos en las Islas, puesto que, como advirtió, “siempre hay que estar atentos”. En la actualidad siguen apareciendo afectados, aunque “en su mayoría, se contraen fuera del Archipiélago”.

Los “movimientos migratorios” se erigen como el principal factor a la hora de trasladar estas afecciones y, en el siglo XXI, la movilidad no va a dejar de crecer. Por este motivo, Valladares reiteró que “la prevención es fundamental” y afirmó con rotundidad que siempre será “muchísimo más barato prevenir que curar”, algo que se consigue con la estructura investigadora que posee la Universidad de La Laguna en este campo.

TE PUEDE INTERESAR