La Matanza de Acentejo

El museo de la Batalla de Acentejo: 25 años esperando por una ayuda del Cabildo

Sigue a medio construir el parque temático de la histórica victoria de los guanches sobre los castellanos, un ambicioso proyecto que el Ayuntamiento de La Matanza ha tenido que asumir en solitario por la falta de apoyo de otros organismos

El barranco de San Antonio fue declarado BIC en 2007; pese a ello, el alcalde Ignacio Rodríguez no ha conseguido hasta ahora que el Cabildo y el Gobierno destinen fondos para rehabilitarlo. Fran Pallero

El Ayuntamiento de La Matanza, y personalmente su alcalde, Ignacio Rodríguez (PSOE), lleva 25 años “batallando” para intentar hacer realidad un proyecto “muy importante para el municipio y para toda la Isla”, como es la creación de un parque temático sobre la histórica Batalla de Acentejo, la contienda en la que los guanches derrotaron a las tropas castellanas, hace 500 años. Ni el Cabildo de Tenerife ni el Gobierno de Canarias han apoyado la iniciativa a lo largo de estos cinco lustros, por lo que el Ayuntamiento matancero decidió años atrás comenzar en solitario la construcción de las instalaciones del parque temático. Sin embargo, la escasa disponibilidad financiera del Consistorio mantiene aún la obra a medio ejecutar.

Ahora, el alcalde Ignacio Rodríguez retoma la iniciativa con ilusión, pues, a su juicio, se han producido dos acontecimientos que pueden ayudar a hacer realidad su gran sueño: un centro de divulgación histórica que constituirá un nuevo motor de desarrollo cultural y turístico para La Matanza y toda la comarca. “La reciente declaración del Risco Caído, en Gran Canaria, como Patrimonio Mundial de la Unesco, y el cambio de signo político en el Gobierno regional y en el Cabildo de Tenerife nos hacen pensar -resaltó Ignacio Rodríguez- que a partir de ahora habrá más sensibilidad y apoyo a este proyecto, que viene a cubrir una asignatura pendiente de Tenerife, que no ha puesto en valor este importantísimo capítulo de la historia de Canarias”. “Tal y como ha publicado DIARIO DE AVISOS -agregó el alcalde-, los gobernantes regionales e insulares de estas dos últimas décadas han olvidado por completo la historia y el patrimonio de los aborígenes de la isla de Tenerife. Eran unos falsos nacionalistas. Y nuestro proyecto del parque temático en el BIC del barranco de Acentejo es una muestra palpable de ese abandono oficial, que esperamos que ahora cambie radicalmente con los nuevos gobernantes en el Cabildo y el Gobierno”.

La Batalla de Acentejo (1494), plasmada en el gran mural conmemorativo que da la bienvenida a la entrada del municipio de La Matanza desde la autopista del Norte, representa la principal derrota de las tropas del conquistador Fernández de Lugo por parte de los aborígenes canarios, y constituye un capítulo muy relevante de la historia de Canarias. De ahí el empeño del mandatario matancero por reivindicar la construcción de un parque temático en el que se recree el hábitat de los guanches y un centro de visitantes entre la zona de San Antonio y la cuenca del barranco, que separa La Matanza de La Victoria. La propuesta es de gran envergadura y también incluye la recuperación medioambiental y paisajística de la zona y el acondicionamiento del entorno por medio de una red de senderos.

El centro de interpretación está aún a medio construir por la falta de financiación y apoyo institucional. DA

Los primeros pasos de este proyecto se dieron el 24 de junio de 1994. Ese día la Corporación municipal de La Matanza adoptó un acuerdo plenario para iniciar el proceso para la construcción del parque temático. En 1995 se presentó una moción para declarar Bien de Interés Cultural (BIC) al barranco con categoría de Sitio Histórico. Esa declaración, que reconoce la singularidad e importancia histórica del lugar, fue otorgada por el Gobierno canario el 13 de marzo de 2007, con la intención de proteger el espacio, así como los posibles restos arqueológicos que pudiera contener.

Sin embargo, nada se ha hecho desde entonces y es otro caso de un BIC abandonado a su suerte, como ha ocurrido también durante más de 20 años con la Cueva de Bencomo, en La Orotava, como desveló el DIARIO. Por mucho que se ha insistido desde entonces, sobre todo al Cabildo, para que se adecúe el barranco, ni siquiera se ha limpiado, a pesar de que además también se cuenta ya con el Plan Director del Parque Temático.

“El Cabildo dice que el proyecto tiene mucho interés, pero no lo ha impulsado nunca. No sé si por ceguera política, por sectarismo o por falta de visión, lo cierto es que hasta el momento no se ha movido”, denuncia el alcalde matancero, quien además advierte de que el estado de deterioro del barranco “es muy grande y requiere una actuación urgente antes de que se pierdan más elementos de valor”.

Esa falta de apoyo institucional, tanto del Cabildo como del Gobierno de Canarias, provocó que el Ayuntamiento iniciara en 2014 con recursos propios la primera fase del Centro de Interpretación de la Batalla y el Barranco de Acentejo (CIBBA). El edificio, ubicado a pie del barranco, tiene 2.000 metros cuadrados. Consta de un sótano, dos pisos y una cafetería en la última planta, desde la cual se podrá ver lo que será el futuro parque temático, en un terreno de propiedad privada que no está adquirido. El alcalde explica que la construcción del edificio del CIBBA está cerca del 50%. El Ayuntamiento ha invertido hasta ahora en las obras unos 500.000 euros de recursos propios y prevé para este año destinar otros 200.000 euros.

En abril de 2017, el alcalde de La Matanza reiteró la solicitud de ayuda al Gobierno de Canarias tanto para la recuperación del Barranco de Acentejo como para la construcción del Centro de Interpretación de la Batalla y el Barranco de Acentejo (CIBBA), cuyo presupuesto alcanza los 1,5 millones de euros. La respuesta volvió a ser el silencio.

Ignacio Rodríguez recalca que el proyecto lleva esperando más de 20 años por culpa de “una ceguera política inexplicable, pues se trata de divulgar el acontecimiento más interesante y de mayor identidad en la historia de Tenerife, además de ser un hecho histórico incuestionable” al que este municipio norteño le debe su nombre (matanza en versión de los castellanos y victoria para los aborígenes). “El Ayuntamiento de La Matanza está supliendo una responsabilidad del Cabildo y del Gobierno de Canarias, pero con ayuda o sin ayuda -subrayó Ignacio Rodríguez- seguiremos para adelante, porque este es un proyecto estratégico desde el punto de vista cultural y turístico. Puede ser un nuevo e importante motor de dinamización para toda la comarca, un atractivo de visita obligada para residentes y visitantes, con el que, además, haremos justicia a nuestro pasado olvidado y a la memoria histórica de la Isla y de Canarias”.