La Guancha

Ambiente parrandero en La Guancha en honor a la Virgen

Unas 2.000 personas disfrutan de la XXI edición de la Bajada de las Hayas, uno de los actos más importantes de las fiestas patronales

El recorrido atravesó un primer tramo de monte, se adentró en la zona urbana a través de El Farrobo y llegó a las puertas de la iglesia del Dulce Nombre de Jesús, donde culminó la fiesta. DA
El recorrido atravesó un primer tramo de monte, se adentró en la zona urbana a través de El Farrobo y llegó a las puertas de la iglesia del Dulce Nombre de Jesús, donde culminó la fiesta. DA

Como cada año, el pueblo de La Guancha vivió el segundo sábado de agosto un ambiente parrandero, repleto de tradición y colorido con la popular Bajada de las Hayas, uno de los actos más importantes de las fiestas patronales en honor a la Virgen de La Esperanza.

Esta XXI edición ha reunido a unos 2.000 romeros que desde primeras horas de la tarde, se concentraron en la Casa de la Pradera junto a las agrupaciones musicales para participar en esta singular romería, que tiene su origen en la recreación de aquellos años en los que un grupo de vecinos se dirigían al monte para recoger hayas y engalanar calles y la plaza.

Durante todo el recorrido, que atraviesa un primer tramo de monte y que posteriormente se adentra en la zona urbana a través de El Farrobo, el barrio más alto de la localidad, cientos de romeros se sumaron a la comitiva de la Bajada, que un año más, presidieron las candidatas a reina de la Fiesta de la Cosecha con el estandarte de la Virgen, junto a las autoridades locales.

En la cita no faltó la música tradicional y parrandera, este año con la participación de la Asociación Cultural La Guanchería, de Los Realejos, las Danzas de las Flores de Tegueste, El Perenquén Guanchero, la Parranda de Santa Catalina, La Atahona de San Juan de la Rambla, agrupación folclórica Lomo La Palma, el grupo los Alzados, parranda La Limera, grupo folclórico de la Facultad de Educación de la ULL y agrupación folclórica Guanapay, grupo invitado de la isla de Lanzarote.

La Bajada cocluyó a las puertas de la iglesia del Dulce Nombre de Jesús, donde esperaba la imagen de la patrona, y en el que se vivió uno de los momentos más emotivos de la jornada, cuando todos los grupos realizaron las tradicionales ofrendas musicales a la Virgen de La Esperanza. El fin de fiesta lo puso la verbena en la plaza, amenizada por la orquesta Corinto Band y el grupo Kimbara.

p494528afot4 p494528afot2 p494528afot3
<
>
El recorrido atravesó un primer tramo de monte, se adentró en la zona urbana a través de El Farrobo y llegó a las puertas de la iglesia del Dulce Nombre de Jesús, donde culminó la fiesta. DA