Baloncesto

Dani Díez, la tercera pieza del puzzle aurinegro ya está en casa

El nuevo alero del Iberostar Tenerife llegó ayer a la Isla “con ganas de jugar y de ayudar al equipo a ganar” en esta renovada campaña

Díez, a su llegada a Tenerife. @CB1939Canarias

Dani Díez ya está contagiado por la fiebre amarilla. El alero del Iberostar Tenerife, fichado para las próximas tres campañas en una maniobra encomiable de la dirección deportiva de la escuadra lagunera, llegó ayer a la Isla para empezar a trabajar en un proyecto renovado al cien por cien.

“He intentado tener tiempo para entrenar y tiempo para descansar y olvidarme un poco para el baloncesto porque después de años tan largos desconectar un poco viene bien”, dijo el ex del Unicaja, que reconoció que había hecho en estos meses “un buen trabajo para venir de la mejor manera posible, con muchas ganas, mucha ilusión y ya se me ha hecho largo el verano y tengo ganas de empezar a trabajar”.

Díez tenía claro que “quería salir de Málaga e intentar estar en un sitio donde me dieran una oportunidad de jugar más y sentirme más importante para lograr el nivel que tuve hace unos años, por ejemplo en San Sebastián”. En ese sentido, el alero aseguró que ha venido “a un club que aspira a muchas cosas, con un equipo muy competitivo, un gran entrenador y en un club que ha ido de menos a más en las últimas temporadas. Estoy con muchas ganas de empezar”.

No será tan novedoso el vestuario lagunero para Díez, que coincidirá en él con varios conocidos y dos ex compañeros de Málaga. “Con Sasu Salin y Gio Shermadini me llevo muy bien, ayudará. Conozco a mucha gente, con Pablo Aguilar he coincidido en la selección algunos años, con Santiago Yusta he estado en las categorías inferiores del Real Madrid aunque él sea más joven”, explicó al jugador aurinegro que aseguraba que “el equipo es muy bueno, tenemos muchas ganas todos, he podido hablar con varios jugadores, incluso con Marcelinho y tiene muchas ganas de venir y de empezar, así que ahora hay que intentar encajar esas piezas. Somos un equipo nuevo que nos tenemos que adaptar a todo lo que diga el entrenador e intentar hacerlo lo mejor posible”.

Sobre el rol a desempeñar en esta campaña, Díez señaló que en principio “empezaré a jugar de tres, aunque el año pasado, por lesiones tuve que jugar muchas veces de cuatro y lo hice bien, pero con tal de jugar y de ayudar al equipo a ganar haré lo que sea”. Díez ya está en casa, mañana llegará Yusta.