Arona

El Fraile estrena una plaza ‘inteligente’ que absorbe los gases

La utilización de un pavimento anticontaminante en el espacio público junto a la iglesia permitirá neutralizar los efectos nocivos de los vehículos; además, el lugar será accesible

Plaza de la iglesia en El Fraile (Arona), ya abierta al uso público. DA
Plaza de la iglesia en El Fraile (Arona), ya abierta al uso público. DA

El Ayuntamiento de Arona ha abierto al uso público la plaza de la iglesia de El Fraile, un espacio que cuenta con unas características que lo hacen único en la comarca sur, especialmente por la utilización de un pavimento anticontaminante.

Este tipo de superficie, denominada fotocatalítica inteligente, se ha comenzado a utilizar en los últimos años en los lugares públicos ante el creciente problema que representa para la salud la contaminación de los núcleos urbanos, derivada, sobre todo, de la quema de combustibles fósiles por parte de los vehículos y la emisión a la atmósfera de óxido de nitrógeno, fundamentalmente.

En pleno debate sobre la contaminación en las ciudades, esta es la opción escogida por el Ayuntamiento de Arona en las obras de remodelación de la plaza de la iglesia de El Fraile, que se iniciaron a finales del mandato anterior y que han consistido en una modernización integral de un espacio que se había quedado anticuado y que no cumplía con la normativa en materia de accesibilidad. Según informó el Ayuntamiento de Arona, los cálculos realizados indican que este tipo de pavimentos pueden llegar a neutralizar el 100% de la contaminación que generan hasta un millar de vehículos con una la instalación de una superficie de 100×10 metros de suelo fotocatalítico.

Demanda vecinal

El alcalde de Arona, José Julián Mena, acompañado por los concejales de Medio Ambiente, José Luis Gómez; de Obras, Leopoldo Díaz Oda, y de Participación Ciudadana, Ruth Alexandra Lorenzo, explicó que “la modernización integral de la plaza era una demanda muy importante planteada por los vecinos, que deseaban contar con un espacio público accesible y moderno, dos elementos en los que hemos ido de la mano de la sostenibilidad, con la instalación de este pavimento descontaminante”.

Las obras han incluido la eliminación de las viejas jardineras laterales, la protección de los alcorques, para evitar riesgos a los peatones y mejorar la seguridad, y la adaptación de la accesibilidad de la plaza.

El entorno anterior no cumplía con la normativa en materia de accesibilidad, por lo que ha sido necesario ampliar la rampa de acceso y la integración de la plaza en el entorno, sustituyendo los muros de cerramiento por barandillas ligeras, así como la plantación de nuevos árboles.