la gomera

Hermigua, el único pueblo de Canarias sin ningún policía

Hermigua lleva algo más de un año sin ningún agente local y la seguridad queda en manos de la Guardia Civil hasta que el Ayuntamiento convoque las dos plazas ahora vacantes
El pueblo de Hermigua se extiende durante cinco kilómetros desde la cumbre al mar dentro del Valle del mismo nombre / DA

Hermigua ya no solo puede presumir de tener el mejor clima del mundo sino que ahora también lo puede hacer al convertirse desde hace casi dos años en el único de los 88 municipios de Canarias que no cuenta con ningún agente de Policía Local.

Atrás quedaron las ‘hazañas’ de Casanova o Rafael, dos agentes a los que los chiquillos tenían pánico cuando jugaban a la pelota, porque cuando esta osara caerse en una platanera, allí estaba el ‘gendarme’ -algunos utilizaban esa expresión, por la ascendencia del cura don Mario, creador de la academia Cristo Rey- para deshacerse del balón con una rajada oportuna.

Hablamos de los años sesenta y setenta, cuando Hermigua, con unos cinco mil habitantes, todavía disponía de dos cines, un casino, siete taxis y dos policías locales. Hoy, todo es bien diferente, tanto que ni siquiera se llegan a los dos mil habitantes. Ya no hay cines, el casino ya no existe y siguen habiendo taxis pero muchos menos, pero lo más lamentable de todo{es que el pueblo no tenga siquiera un policía, al menos para llevar notificaciones, regular el tráfico, ante la maraña de señales que ha dejado la nueva carretera, o intervenir en alguna bronca vecinal o fiestas en el Valle Alto, San Juan, Los Aceviños o Valle Bajo, por no contar la del Cedro, que se celebra este mismo domingo.
¿Por qué no hay policías? La explicación es sencilla. El Ayuntamiento, dentro sus carencias -tampoco tiene ahora ni secretario ni interventor- no cubrió en su día la plaza de Quico, tras jubilarse hace siete años y en la primavera de 2018 se puso enfermo Toño Porrón, sin que llegara a recuperarse hasta que logró la baja definitiva hace unas semanas. Puestas así las cosas, el coche patrulla y la pequeña moto policial guardan el sueño de los justos en las dependencias municipales, y toda la seguridad municipal recae en manos de la Guardia Civil que mantiene el cuartel en el centro del pueblo, desde donde realiza servicios fuera del municipio.

El alcalde, recién llegado al cargo, Yordan Piñeiro, no supo aclarar ayer cuanto tiempo exactamente lleva el municipio sin policías ni tampoco cuando se podrá cubrir las dos plazas. “Tendría que mirar la RPT (Relación de Puestos de Trabajo) para saber a cuantas plazas tenemos derecho, pero calculo que como mínimo dos policías (es lo que finalmente recoge la RPT) ”, comentó Piñeiro, que reconoció que “necesitamos cubrir esas plazas lo antes posible”, apuntó el regidor municipal sobre un problema heredado de anteriores gobiernos locales.

TE PUEDE INTERESAR