SUCESOS

La carne contaminada con listeria que llegó a Adeje no fue vendida

Las autoridades sanitarias de la Isla retiraron de una cafetería 1,4 kilos de La Mechá vinculados a la alerta por listeriosis; sus propietarios afirman que era para autoconsumo

CARNE MECHADA LISTERIA
Una imagen de la carne mechada contaminada por la bacteria Listeria monocytogenes causante del brote de infección alimentaria. El Español

El brote de intoxicación alimentaria causado por Listeria monocytogenes asociado al consumo de carne mechada de la marca La Mechá afecta a cinco provincias de la comunidad andaluza, pero algunos lotes fueron distribuidos en otros puntos del país, como Madrid, Extremadura y pequeños lotes en localidades de Ciudad Real, Segovia y Tenerife. Incluso en otros puntos a través de personas que viajaron a Andalucía y que regresaron con algunas unidades del producto contaminado. Por tanto, el Ministerio de Sanidad decretó desde el pasado viernes una alerta sanitaria nacional por el brote.

Hasta una cafetería de Adeje llegaron 1.400 gramos de una de las partidas de carne afectada por el brote de listeriosis que fue adquirida por los propietarios de este establecimiento “para uso propio y nunca llegó a comercializarse”, explicó a DIARIO DE AVISOS el Servicio de Epidemiología y Prevención de la Dirección General de Salud Pública.

En la tarde del pasado lunes se recibió en el Servicio de Seguridad Alimentaria de la Dirección General de Salud Pública una notificación de que con fecha 10 de julio de 2019 se distribuyó una muy pequeña cantidad (1,4 kg) de la carne envasada marca La Mechá producida en Sevilla, involucrada en la alerta por listeriosis, en una cafetería situada en Adeje. Inmediatamente se dio traslado de esta alerta al Área de Salud de Tenerife para que visitara la cafetería en cuestión con el fin de verificar si todavía existía el producto y recabara toda la información posible si se había consumido.

Los técnicos se desplazaron en la mañana de ayer hasta el establecimiento adejero y confirmaron que los propietarios compraron esta carne envasada para su uso particular. Comprobaron que se trataba de 1,4 kilos de la carne procesada La Mechá producida en Sevilla, que no llegó a ser consumida, por lo que procedieron a retirar el lote.

El servicio de Epidemiología y Prevención de la Dirección General de Salud Pública informa de que “no se han notificado hasta el momento casos de personas afectadas por listeria relacionados con el consumo del producto sobre el que hay una alerta sanitaria nacional”.

La Consejería de Sanidad recuerda que durante este año se han notificado en Canarias ocho casos de listeriosis, de los que cinco fueron en Gran Canaria, dos en Tenerife y uno en Lanzarote. Mientras que en el año 2018 se notificaron un total de 14 casos, sin fallecidos.

Las personas enferman con listeriosis después de comer alimentos contaminados. La listeriosis produce unas 300 infecciones en España cada año, y fallece en torno al 20% de los afectados.
La ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social en funciones, María Luisa Carcedo, señaló ayer que, además de Andalucía, Extremadura y Madrid, unas “cantidades mínimas” de la carne afectada por la bacteria Listeria monocytogenes llegaron a Ciudad Real y Adeje. Precisó que, además de los casos de intoxicación en Andalucía y las dos sospechas de aborto, se confirmó un caso de listeriosis en Extremadura, hay otros cuatro en estudio en Andalucía y la posibilidad de otro en Madrid. Por la tarde se conoció que la Agencia de Salud Pública de Cataluña tiene “una sospecha” de dos personas posiblemente afectadas por listeriosis al consumir carne mechada relacionada con el brote de un familiar que la trajo de Sevilla.

Carcedo aseguró que desde el pasado día 16 están activas en toda España la alerta de la red de vigilancia alimentaria para retirar todos los lotes afectados, así como a la red de alerta de vigilancia epidemiológica para identificar los casos que afectan a la salud humana.

Bacteria de listeria
Bacteria de listeria

¿QUÉ ES LA LISTERIOSIS Y A QUIÉN AFECTA?

La listeriosis es una infección causada por el germen Listeria monocytogenes. Las personas por lo general enferman con listeriosis después de comer alimentos contaminados.

La enfermedad afecta principalmente a mujeres embarazadas, recién nacidos, adultos mayores y personas con el sistema inmunitario debilitado. La listeriosis es generalmente una enfermedad leve, que presenta síntomas como fiebre, dolores musculares, vómitos, diarreas, rigidez de cuello, confusión y debilidad. No obstante, en el caso de las embarazadas puede causar una afección grave que afecte al feto; también son especialmente sensibles las personas mayores, y los pacientes con el sistema inmunitario debilitado pueden desarrollar síntomas.

Las personas con listeriosis invasiva generalmente presentan síntomas entre una y cuatro semanas después de haber comido alimentos contaminados, incluso en algunos casos se presentan síntomas hasta 70 días después. No obstante, también hay casos en que aparecen el mismo día de la exposición.

Todos los años se identifican casos de enfermos de listeriosis, que, salvo excepciones, no pueden ser asociados a brotes porque los síntomas se presentan muy tardíamente y en las encuestas epidemiológicas es casi imposible que los afectados recuerden con cierta exactitud los alimentos ingeridos hace tres, cuatro o más semanas, y mucho menos, los lugares de compra y las marcas. Este hecho es determinante y caracteriza en gran medida la dificultad de investigar estas infecciones para identificar el posible alimento origen de la infección, así como las posibles asociaciones entre los diferentes enfermos.

GRAN CONTAMINANTE

La contaminación de alimentos es común ya que la Listeria monocytogenes puede reproducirse ampliamente en el medio ambiente, y también se distribuye a temperaturas de refrigeración, por lo que los alimentos ligeramente infectados pueden adquirir una gran contaminación durante la refrigeración. Este problema es especialmente preocupante cuando los alimentos se comen sin cocción adicional. Por lo tanto, es importante la higiene alimentaria adecuada, sobre todo para las personas en situación de riesgo, que deben evitar el consumo de quesos blandos, alimentos refrigerados listos para consumir, a menos que se calienten a una temperatura interna superior a 74 ºC o hasta hervir antes de servirse, o pescados y mariscos ahumados refrigerados a menos que hayan sido cocinados.

FALLECE UNA MUJER DE 90 AÑOS POR EL BROTE, QUE YA AFECTA A 114 PERSONAS

Una paciente de 90 años afectada por el brote de listeriosis por carne mechada falleció ayer en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, mientras que otros 34 nuevos casos fueron confirmados el pasado lunes, 31 de ellos en Sevilla, dos en Cádiz y uno en Huelva, de tal manera que el número total de casos confirmados desde el inicio de la alerta, activada el pasado 15 de agosto, es de 114 en esa comunidad autónoma.

La paciente fallecida por la infección de esta bacteria estaba ingresada con meningoencefalitis en la UCI y pasó a paliativos el pasado viernes, según indicó el director del Servicio de Infecciosos del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla y portavoz de la Consejería de Salud y Familias por el brote de listeriosis, José Miguel Cisneros, que añadió que su ingreso tuvo lugar el pasado 15 de agosto y llevaba entre cinco y seis días con síntomas, por lo que “inmediatamente fue diagnosticada y se le puso tratamiento”.

El número de pacientes hospitalizados es de 53 (el día anterior eran de 56), de ellos 18 son mujeres embarazadas. Además, hay dos pacientes en la UCI y entre los ingresados hay dos recién nacidos diagnosticados de infección por esta bacteria. Sevilla cuenta con 35 ingresados, Huelva 7, Málaga 6 y Cádiz 5. La Dirección General de Salud Pública andaluza está investigando otros productos elaborados por la empresa Magrudis para ver si amplía la alerta alimentaria.

El pasado 5 de agosto se declaró un brote de toxiinfección alimentaria en la provincia de Sevilla, de la que se inmovilizaron los alimentos consumidos y se tomaron muestras para su análisis. Los días posteriores se declararon otros brotes, de los que igualmente se tomaron muestras. Con fecha 14 de agosto, el laboratorio de Sevilla informó del resultado positivo a Listeria monocytogenes asociado a carne mechada de la marca La Mechá.

Las autoridades sanitarias realizaron una inspección a la empresa fabricante y ordenaron la suspensión de la elaboración de horneados de la industria y la retirada del mercado de la carne afectada, presentando el listado de distribución del producto implicado desde el pasado mes de mayo, ya que la fecha de caducidad es de tres meses.

El pasado 16 de agosto, la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aesan) tuvo conocimiento de la notificación trasladada por las autoridades sanitarias andaluzas y activó en toda España la alerta de la red de vigilancia alimentaria.