El Tanque

Martín: “La gran mayoría de los afectados por el anillo ha sido indemnizada”

El alcalde valora la decisión del presidente insular de iniciar las obras a finales de noviembre y de que la vía tenga cuatro carriles

Barrio Nuevo, una de las zonas más afectadas por las expropiaciones. Sergio Méndez
Barrio Nuevo, una de las zonas más afectadas por las expropiaciones. Sergio Méndez

El alcalde de El Tanque, Román Martín, confirma a este periódico que gran parte de los vecinos del municipio afectados por las obras del anillo insular ya han cobrado sus respectivas indemnizaciones por las expropiaciones sufridas por parte del Gobierno de Canarias.

“Muchos han recogido las alegaciones y sugerencias que se les habían planteado”, sostiene el mandatario, quien en su momento denunció “el expolio” que pretendía hacer la Administración regional con las expropiaciones con un precio infravalorado, sobre todo para los terrenos: 0,35 euros el metro cuadrado, frente a los 3 y 5 euros que se pagaron en parcelas anexas en el año 2008.

“No puedo asegurar si se ha llegado a acuerdos con todos porque estamos hablando de cientos de expropiados, pero sí me consta que se han atendido las reclamaciones y la gran mayoría ha cobrado. Y si no me han hecho llegar ningún comentario es porque han conseguido un acuerdo”, declara. No obstante, no puede precisar a quién le ha correspondido la revalorización de los terrenos, si al nuevo Gobierno o al saliente, “lo que sí es cierto es que la crispación que había entre la ciudadanía ha desaparecido o se ha aminorado bastante”, subraya.

Martín recalca que el anuncio del presidente del Cabildo de Tenerife, Pedro Martín, de iniciar las obras a finales de noviembre y de que el proyecto se cambie para poder contar con una vía en condiciones, con cuatro carriles, que conecte El Tanque con Santiago del Teide “es un motivo de optimismo”. En su opinión, “el impulso que le está dando es importante no solo por sentarse con los responsables de la comunidad autónoma, sino porque está poniendo fechas y estableciendo otro modelo de vía para garantizar la seguridad”.

Por todo ello, el alcalde incide en que para los afectados también es una garantía “que empiecen a ver que tanto ellos como sus vecinos han empezado a cobrar las indemnizaciones, porque existía el temor de que empezara antes la obra”.

Respecto al precio, apunta que “es muy complicado” saber con exactitud cuánto se ha pagado por metro cuadrado, dado que depende de muchos aspectos, como, por ejemplo, si el suelo es urbano o rústico, si la edificación es abierta o cerrada, el número de plantas y el mantenimiento de la vivienda. “No hay un precio estándar para suelo urbano, todo depende de las características del terreno y de la conservación de la vivienda”, insiste.

Viviendas de sustitución

El regidor también asegura que muchos tienen la vivienda de sustitución, pese a que algunos vecinos han decidido marcharse a otros municipios, tanto del norte como del sur de la Isla. “Lo importante es que al menos se les ha podido garantizar un inmueble en las mismas condiciones”, sostiene.