cd tenerife

López Garai y Mel comparten ideas similares

Ninguno de los dos entrenadores negocia la intensidad y apuestan por el juego valiente
Aritz López Garai, entrenador del CD Tenerife
Aritz López Garai, entrenador del CD Tenerife
Aritz López Garai, entrenador del CD Tenerife. Fran Pallero

Tenerife y Las Palmas se ven las caras el próximo fin de semana con dos entrenadores en las bandas que defienden ideas futbolísticas muy semejantes. Ambos defienden la intensidad como base incuestionable que sustenta sus equipos. La concepción del fútbol como espectáculo les hace ser valientes y atrevidos. Quizás hasta el punto de que las defensas se resienten. Sin embargo, la veteranía de Pepe Mel y la inexperiencia de López Garai son los puntos que diferencian a los dos estrategas que este sábado liderarán al CD Tenerife y a la UD Las Palmas.

“Lo que no se negocia es la intensidad. El equipo no se puede partir en el campo y todos deben correr juntos hacia adelante y hacia detrás. Hay que ser compacto durante 90 minutos”. ¿Adivinan quién dijo estas frases? Fue el técnico de la UD el pasado 17 de agosto, pero bien lo pudo haber dicho el míster blanquiazul, quien siempre quiere ver a sus jugadores activos en el campo y mostrándose tremendamente solidarios con el compañero. Todos a una.
Aunque ahora opta por un 4-4-2, Mel ha hecho jugar a sus equipos con un claro 4-3-3, que es el sistema que defiende a capa y espada López Garai para su Tenerife actual.

Antes que el vasco, Mel hizo jugar así en 2013 a un fantástico Betis que tenía en sus filas a bichos del nivel de Rubén Castro, Jorge Molina, Emana, Salva Sevilla y Beñat. Practicaba un fútbol combinativo, en ocasiones preciosista, donde todos se asociaban con todos permutando sus respectivas posiciones, algo que desquiciaba a los rivales.

PEPE MEL DERBI CANARIO
Pepe Mel se mostró disconforme con la actuación del colegiado en el derbi canario. Twitter

El Tenerife de López Garai juega con un 4-3-3 clásico con un desarrollo muy ofensivo, ideado para tener el balón y para atacar con muchos jugadores. ¿Y cuando se pierde la bola? Toca presionar como leones para recuperar la posesión cuanto antes. En definitiva, se trata de realizar un juego motivando la posesión, pero sin llegar a cansar.

Otra similitud. Mel es conocido por declarar que organiza a sus equipos en torno a la pelota, tanto que en ocasiones afirmó que nunca prepara entrenamientos en los que el balón no sea protagonista. La idea es clara: robar y salir rápido. ¿No les recuerda al Tenerife actual?

El cuadro blanquiazul juega, o lo pretende, con dos flechas por los costados. Dos tipos verticales, encaradores y con recursos. Para eso han llegado Shashoua o Leiva, jugadores muy veloces que casan a la perfección que defiende su entrenador.

Todo este conjunto de buenas intenciones acaba mal cuando hablamos de la defensa. El punto débil de este Tenerife, que hasta ahora ha encajado ocho goles y solo ha metido tres. Se trata del peor balance goleador en un comienzo de competición desde su estreno en categoría nacional, en la temporada 1953-1954.

TE RECOMENDAMOS