Sur

Hasta 100.000 vehículos circulan en un día entre Guaza y Los Cristianos

La cifra convierte este tramo de la autopista del Sur (TF-1) entre los de mayor densidad del país; Fañabé y Las Chafiras son los otros dos grandes cuellos de botella de la comarca

Todos los días hay atascos en la TF-1 a la altura de Guaza, Los Cristianos, Fañabé y Las Chafiras (en la imagen). DA
Todos los días hay atascos en la TF-1 a la altura de Guaza, Los Cristianos, Fañabé y Las Chafiras (en la imagen). DA

Llevan años sufriendo los atascos, soportando horas de retrasos cada día y socavando su calidad de vida desde que la jornada se pone en marcha al despuntar el sol. Son los mártires de las autopistas del norte y sur de Tenerife, conductores y viajeros que cada jornada se dejan algo más que tiempo sobre el asfalto. La convivencia familiar y la salud, con una notable dosis diaria de estrés al volante, también se resienten.

La Intensidad Media Diaria (IMD), parámetro que utiliza el Cabildo de Tenerife a través de sus estaciones para medir el volumen de tráfico, se ha disparado en los últimos años en la autopista del Sur (TF-1) a su paso por las grandes zonas turísticas. Hasta 100.238 vehículos han llegado a circular en un día por el tramo entre Guaza y Los Cristianos (Arona), según la última memoria publicada por el Servicio Técnico de Carreteras y Paisaje de la institución insular.

Una cifra récord que sitúa este punto de la red viaria insular, junto a la zona de la TF-5 entre el Padre Anchieta y Alcampo, entre las vías de mayor densidad del país, aunque con la diferencia de que en el referido tramo de la TF-1 la circulación se concentra en solo cuatro carriles (dos de ida y dos de vuelta), frente a los ocho (cuatro hacia Santa Cruz y cuatro hacia La Laguna) de la TF-5.

El segundo gran cuello de botella de la TF-1 se sitúa a la altura de Fañabé (Adeje), donde la estación del Cabildo, situada en el kilómetro 78,6 ha llegado a contabilizar hasta 76.839 vehículos en un solo día, mientras que el tercer foco de tráfico más denso corresponde al tramo desde el aeropuerto (Granadilla) a Las Chafiras (San Miguel), con picos de hasta 74.305 vehículos en una jornada. Precisamente, a un par de kilómetros de Las Chafiras, en Oroteanda, ya han comenzado los trabajos – con un considerable retraso, lo que ha provocado las críticas de administraciones públicas y colectivos empresariales – para buscar ensanchar este embudo de tráfico, agravado por la actividad que genera el polígono industrial.

Esa solución pasa por la creación de una gran rotonda en Las Chafiras con tramos de tres carriles sobre la autopista, de la que partirá una vía de acceso rápido hacia San Miguel y otra hacia la zona de costa sin pasar por el anillo, además de otras dos rotondas, de menor tamaño, a 1,5 kilómetros de distancia (sentido sur), en Oroteanda, a los márgenes de la TF-1, conectadas por un puente que cruzará la autopista.

Atascos a todas horas

Las cifras del flujo de tráfico en los tres trechos de mayor densidad circulatoria del Sur revelan que los atascos han ido poco a poco ganándole horas al día. Lo que hace algunos años era un problema puntual que se circunscribía a la mañana, coincidiendo con el inicio del primer turno laboral en las zonas turísticas, se ha extendido a la tarde. En el caso del tramo Guaza-Fañabé la mayor cantidad de tráfico se concentra entre las 11.00 horas y las 20.00, mientras que entre el aeropuerto del Sur y Las Chafiras, así como la zona de Fañabé, las peores horas para circular son desde las 08.00 horas hasta las 19.00. Como curiosidad cabe reseñar que el peor día para desplazarse en estas tres áreas es el viernes, y el mejor, el domingo.

Detrás de esta realidad está un notable crecimiento de población, que llega atraída por el tirón económico del turismo, el desarrollo del parque de coches de alquiler en los últimos años y la cultura, tan arraigada en la comarca como en el resto de la Isla, por el vehículo privado. A estos factores se unen otros que colocan la pelota sobre el tejado de las administraciones públicas, como son la lentitud en la redacción de los proyectos de infraestructuras viarias y los problemas para su financiación.

Un estudio del anterior equipo de gobierno del Cabildo, que adelantó a principios de año en este periódico el entonces director insular de Fomento y Movilidad, Miguel Becerra, indicaba que el incremento de la movilidad triplica el crecimiento de la economía, de tal forma que si la economía crece un 2% los desplazamientos aumentan un 6%, porque hay más trabajo, más ocio, más reparto de mercancías, más actividades escolares, etc.

El estudio aportaba tres cifras demoledoras a la hora de reflejar el grave problema de movilidad de la Isla: un millón de habitantes y 800.000 vehículos en poco más de 2.000 kilómetros cuadrados. Datos que sitúan a Tenerife con uno de los mayores índices de vehículos por habitante y kilómetro cuadrado de Europa.

Carreteras secundarias que soportan más de 36.000 coches a diario

Un informe de la Guardia Civil de Tráfico, presentado en febrero de 2018, proponía al Cabildo tinerfeño un conjunto de medidas para descongestionar el tráfico en las autopistas TF-1 y TF-5, entre ellas que los vehículos pesados no transiten los viernes por la tarde, y establecer dos Bus Vao, uno de uso exclusivo para guaguas y vehículos de alta ocupación en la autopista TF-1 junto a la valla central de la vía, y otro en la zona del Puerto de la Cruz, que consistiría en un carril reversible, de forma que el sentido del tráfico por el mismo dependería de la mayor densidad.

Respecto a las carreteras secundarias del sur de la Isla más transitadas, las cinco con mayor volumen de tráfico son el acceso a Playa de Las Américas (TF-481), con 36.162 vehículos de media cada día; la vía que conduce al casco de Arona (TF-28), con 25.880; Las Chafiras (TF-655), con 24.775; Buzanada (TF-66), con 22.100; y el acceso a Los Abrigos (TF-64), con 19.995.