santa cruz

El puerto de Santa Cruz se viste de gala para despedir el año 2019

Seis cruceros compartieron escala en la jornada de ayer sábado 28 de diciembre, con 12.000 visitantes entre el pasaje y la tripulación, a modo de colofón en un brillante mes
Una espectacular estampa para ilustrar la historia del puerto de Santa Cruz de Tenerife. DA
Una espectacular estampa para ilustrar la historia del puerto de Santa Cruz de Tenerife. DA
Una espectacular estampa para ilustrar la historia del puerto de Santa Cruz de Tenerife. DA

No era una inocentada. Seis cruceros compartieron escala ayer, de ocho de la mañana a seis de la tarde, en el puerto de Santa Cruz de Tenerife. Con 12.000 visitantes (entre turistas y tripulantes), la de este sábado 28 de diciembre ha sido una de las estampas más espectaculares del año. Estos son los nombres de los buques: Amera, Aurora, Artania, Balmoral, Queen Victoria y AIDAstella. Nada menos. Aunque la coincidencia de tres barcos de estas características en el puerto capitalino está siendo una constante al cierre de 2019, esto es el no va más. Por ahora.

Los puertos de Tenerife despedirán el año con 186.000 cruceristas en el último mes. Cien mil habrán llegado a Santa Cruz a lo largo de diciembre, 5.800 más que en 2018: 52 escalas; todas con jornadas dominicales en el calendario. En San Sebastián de La Gomera serán 23.000; 59.000, en Santa Cruz de La Palma, y 3.000, en La Estaca (El Hierro). Las previsiones de la Autoridad Portuaria están a punto de cumplirse: un millón de cruceristas, una cifra mágica similar a la contabilizada en la temporada 2017-2018. Esta tendencia ratifica la potencialidad de unas instalaciones llamadas a ser el epicentro del tráfico de cruceros en su área de influencia atlántica.

El Día de Navidad, los 2.200 cruceristas del AIDAnova, con operativa de embarque y desembarque para otros 1.800, y el pasaje del Saga Sapphire tuvieron la oportunidad de disfrutar del ambiente -cerca del escenario o en sus alrededores- que rodeó al tradicional concierto en el recinto portuario. Por ahí permanecieron hasta las seis de la tarde del jueves 26.

Para el Fin de Año se espera la llegada del Magellan y, nuevamente, el AIDAnova, con 5.200 pasajeros en total.

Como anticipo a las campanadas, los turistas recibieron tres días antes el regalo que les obsequió el Ayuntamiento chicharrero con el atractivo del primer Navilunio. La convocatoria llenó las calles del centro de Santa Cruz. Las actividades lúdicas animaron el comercio y el sector de la hostelería. Entre la concurrencia, numerosos cruceristas se llevaron una grata sorpresa.

TE PUEDE INTERESAR