educación

La falta de referentes y de expectativas de los alumnos canarios causan su bajo nivel

La Consejería de Educación atajará los malos datos del Informe PISA desde Infantil, promocionando la lectura o bajando los ratios de atención
Guerra (segunda por la izquierda) durante la presentación del Protocolo de Violencia de Género en los centros. DA
Guerra (segunda por la izquierda) durante la presentación del Protocolo de Violencia de Género en los centros. DA
Guerra (segunda por la izquierda) durante la presentación del Protocolo de Violencia de Género en los centros. DA

Efe / Diario de Avisos

La consejera de Educación del Gobierno de Canarias, María José Guerra, mostró ayer su preocupación por el resultado del informe PISA, que coloca al alumnado de las Islas con la puntuación más baja de todas las comunidades autónomas en matemáticas y ciencias. Cree que existe “una correlación entre desigualdad social y económica” y lamentó la “falta de referentes y de expectativas entre los jóvenes”, que tienen “déficit en aspectos como los idiomas para alcanzar puestos cualificados”.

El informe desnuda que en el rango de entre 13 y 15 años “se da una quiebra del sistema educativo” que debe solventarse con “medidas trasversales” que también busquen “mejorar las condiciones sociales y subir el nivel”, subrayó. La sociedad debe “estar formada desde la base”, porque “preocupa el abandono escolar temprano entre los 13 y 15 años”.

Por tanto, entre las líneas de actuación del Ejecutivo de Canarias para atajar estas cifras, se “empezará por la educación infantil, con medidas para promocionar la lectura”, y se trabajará “en bajar las ratios de atención alumnos-profesor, con más calidad y garantías”. También cree que el futuro de las nuevas generaciones debe pasar por “subir el dinamismo tecnológico” e implementar “la formación continua para estar constantemente recualificándose”, finalizó.

Violencia de Género en los centros educativos

La Consejería de Educación, Universidades, Cultura y Deportes presentó ayer un Protocolo de Violencia de Género, un instrumento para dar respuesta a esta realidad en los contextos educativos, facilitando los recursos para su detección e intervención en diferentes ámbitos. Esto es, en los entornos familiares, en las relaciones entre adolescentes, y ante casos en los que exista sospecha o evidencia de que una alumna mayor de edad o una trabajadora sea víctima de esta violencia.

TE PUEDE INTERESAR