Sociedad

Beatriz Barrera Vera: “Canarias precisa una mayor coordinación institucional en violencia de género”

La adjunta Especial de Igualdad y Violencia de Género de la Diputación del Común moderará una importante jornada de evaluación pública que se celebrará en el Parlamento de Canarias

Mañana, día 23, se llevará a cabo una importante jornada de evaluación de la política pública de violencia de género en el Parlamento de Canarias, en Santa Cruz de Tenerife. El acto, abierto al público a partir de las nueve de la mañana, está organizado por la Diputación del Común y bajo el auspicio del programa Demos de la Unión Europea.

Beatriz Barrera Vera, adjunta Especial de Igualdad y Violencia de Género de la institución, moderadora e interviniente en el acto, habló con DIARIO DE AVISOS para explicar la importancia de esta jornada, que contará con las ponencias del presidente del Parlamento de Canarias, Gustavo Matos Expósito; el Diputado del Común, Rafael Yanes Mesa; el presidente de la Audiencia Nacional, Ramón Navarro Miranda; y la coordinadora de Violencia de Género de la Comunidad Autónoma, María Auxiliadora Díaz Velázquez.

Además, intervendrán la viceconsejera de Justicia del Gobierno de Canarias, Carla Vallejo Torres; la directora del Instituto Canario de Igualdad, Mónica Fumero Purriños; la ministra de Senegal, Yqone Ndoye; el director del Programa Regional de apoyo a las Defensorías del Pueblo Iberoamericano y de los Informes anuales de la Federación Iberoamericana de Ombudsman (FIO), Guillermo Escobar Roca; y el Jefe de la Unidad de Violencia de Género de la Subdelegación del Gobierno de Canarias en Las Palmas, Antonio Sanmartín Sánchez.

-¿Cuál es el objetivo de la jornada?
“La jornada se enmarca y es patrocinada por el Fondo Europeo Interreg, bajo el proyecto Demos, con el objetivo de que la Diputación del Común dé a conocer el grado de implantación de los derechos fundamentales en Canarias. En este caso, el derecho a la igualdad, la política de igualdad en Canarias y, en particular, la lucha contra la violencia de género. Es un programa que tenemos en colaboración con todos los países de la Macaronesia. En esta ocasión contamos con la participación de Senegal.

-¿En qué consiste el proyecto Demos?
“Este programa tiene una periodicidad de 2014 a 2020, ya estamos, por lo tanto, en la última fase de ejecución. Desde que en 2018 se pusiera en marcha la Adjuntía de Igualdad, a lo largo del año 2019 y a principios ahora del 20, hemos intensificado nuestra participación, realizando varios actos para dar a conocer nuestra actividad en materia de igualdad y de violencia de género. Es un proyecto fundamentalmente de divulgación de la protección de las políticas de derechos fundamentales en Canarias y de la propia institución de la Diputación del Común, para dar a conocer nuestra misión en los distintos ámbitos de protección de los derechos fundamentales. En este momento estamos evaluando la política de la violencia de género, ya que se trata de una vulneración del derecho fundamental de igualdad. Hemos tenido la satisfacción de que en noviembre del año pasado fuimos designados, la Diputación, la Adjuntía de Igualdad, como la representación para Europa de la Red de Mujeres de la Federación Iberoamericana del Ombudsman (FIO), una federación internacional que reúne a todos los Defensores del Pueblo de cinco regiones de América y Europa, la cual hemos asumido nosotros porque somos la única Adjuntía de España, y porque Portugal y Andorra también votaron a favor, un reconocimiento a nuestro trabajo que quiero compartir”.

-El tema de la violencia de género causa en algunos sectores polémica en torno a la interpretación de las denuncias falsas.
“Es un tema del que quiero hablar, porque cuando hablamos de denuncias falsas, debemos diferenciarlas de los sobreseimientos o archivos de las causas. Las denuncias falsas son marginales y tienen su correspondiente sentencia condenatoria. Muchas veces se produce el sobreseimiento de la causa porque la víctima se acoge a su derecho a no declarar, y sin la denuncia de esta puede ser muy difícil tramitar un procedimiento, pero eso no es una denuncia falsa, eso no quiere decir que no se haya producido, sino que no se ha podido demostrar porque la víctima, la denunciante, se acoge a ese derecho, la mayoría de las ocasiones por miedo”.

-¿Cuál es la incidencia de violencia de género en Canarias?
“En materia de violencia de género los datos del año 2019 no son buenos. El número de denuncias ha aumentado el 28%. Estamos en torno a las 7.500 denuncias. Fuimos la segunda comunidad autónoma en cifras de víctimas mortales. El aumento de denuncias no es necesariamente negativo, puede ser que sea simplemente un afloramiento de todas esas víctimas invisibles y silenciosas que no se atrevían antes a denunciar, pero cuando se compara con el número de víctimas mortales, entonces es un dato negativo, al significar que no solamente hay víctimas que se atreven a denunciar. Sigue existiendo el dato de que el 75 u 80% de las víctimas mortales no había denunciado antes, por lo tanto, eran víctimas silenciosas: una muerte no se produce de un día para otro.

-¿Qué se puede hacer para reducir estas cifras?
“En materia de violencia de género aunque en Canarias se sigue trabajando mucho, en nuestro informe del 2018 concluimos que es precisa una mayor coordinación institucional en materia de violencia de género, mejor y mayor atención a las víctimas y atención a los menores hijos de víctimas de violencia de género. La distribución territorial de nuestra comunidad autónoma dificulta muchísimo esta labor de coordinación y que en todas las Islas tengan los servicios esenciales que se precisan. En esta jornada, se va a hablar de este asunto. Estas jornadas son importantes, en el sentido de que hemos seleccionado a ponentes que trabajan día a día con el problema y que tienen la capacidad también para reconocer los aciertos y lo que falta por hacer todavía en esa cuestión de volumen que sigue aumentando cada año y que no nos permite erradicar el problema. Además, hay que trabajar en la prevención e, incluso, en la reeducación. Cuando hablo de prevención, hablo de que hay que trabajar con la infancia y con la juventud. Son el futuro de nuestra sociedad. Los niños tienen acceso a nuevas tecnologías, y muchas veces se crían en hogares en los que se percibe, se palpa la violencia de género y son testigos de esos abusos, del mal uso del derecho de igualdad, y al final estamos creando estereotipos de víctimas o verdugos”.

-¿Hay un incremento en las parejas jóvenes que normalizan la violencia de género?
“En la juventud se ha producido claramente un retroceso, eso lo dicen todos los expertos. A mí se me quedó grabada una ponencia que escuché de un policía nacional que da charlas en institutos sobre las nuevas tecnologías con respecto a la violencia de género, y es impresionante como efectivamente, al mismo tiempo que algunas jóvenes se sienten empoderadas como mujeres, no se dan cuenta de que en su forma de actuar y relacionarse con su pareja está repitiendo, soportando, formas de violencia de género, que al final, en el fondo, se normalizan y derivan en actuaciones que resultan ser faltas de respeto. Cuando hablamos de violencia de género estamos hablando de falta de respeto. Es necesario recuperar valores y exigir respeto”.

-¿Cómo influye la cultura actual en los jóvenes?
“Sin duda determinados tipos de publicidad, de música…la pornografía que circula por las redes y a los que los menores tienen acceso a muy temprana edad hace que no tengan ni tiempo de entender y normalizar una relación sexual respetuosa, y muchas los padres, aunque quieran involucrarse, llegan demasiado tarde. Es absolutamente necesario que todos los poderes públicos que tienen competencia para estos asuntos tomen consideración”.

-¿Cuál es el papel del Defensor del Pueblo respecto a la violencia de género?
“Creo que la mayor aportación por parte de la Diputación del Común en este sentido es haber creado una Adjuntía de Igualdad especial, que tengo el honor de ocupar desde 2018, porque en tan solo 15 o 16 meses de trabajo se han pasado de cinco o seis actuaciones cuando existía solamente como área, a prácticamente sobrepasar el centenar en estos últimos meses de trabajo, bien porque la ciudadanía acude a nosotros a interponer una queja de un incumplimiento por parte de la administración o bien porque a través de los medios de comunicación detectamos que se están incumpliendo lo que en nuestro ordenamiento jurídico está más que regulado, es decir, existe regulación específica en materia de violencia de género, particularmente en Canarias es incluso más avanzada que la ley estatal, que es del 2004 y que necesita ser adaptada al Convenio de Estambul. Nuestro concepto de violencia de género es mucho más amplio, lo que se necesita es mejores protocolos de coordinación entre todas las instituciones y los medios especializados para atender a las víctimas. No obstante, no sólo tenemos que atender los efectos sino también las causas, porque seguiremos teniendo una bola que crece cada día. La Diputación del Común supervisa que el sistema administrativo que está implantado funcione correctamente. Esta jornada, por ello, tiene por objeto hacer una evaluación de la política de violencia de género y decimos, es necesario trabajar con la prevención. Después de la presentación de los expertos durante la jornada elaboraremos un documento de conclusiones. Cada experto dará su recomendación de lo que hay que hacer y en la mesa de los derechos fundamentales, se hablará específicamente del informe de la contribución de las Defensorías del Pueblo a la política de la lucha contra la violencia de género-informe en el que también nosotros participamos- para buscar soluciones para la erradicación de esta lacra. Ese es un mensaje que dejamos en la sociedad”.