sociedad

Los pacientes con fibrosis quística de la provincia ya tienen los nuevos fármacos

Las farmacias hospitalarias ya entregan el Symkevi con el Kalydeco a los mayores de 12 años y el Orkambi 100 mg a los de 6 a 11 años
Nayara, paciente del Hospital de La Candelaria, y Nora, del HUC, ya tienen el Symkevi. DA

Los pacientes con fibrosis quística de la provincia de Santa Cruz de Tenerife ya están siendo tratados por la sanidad pública con los nuevos medicamentos Orkambi, Symkevi y Kalydeco tras el retraso de casi cuatro meses en su llegada los hospitales universitarios de Canarias y Nuestra Señora de Candelaria con el Materno Infantil de Gran Canaria, donde los pacientes menores de 12 años recibieron antes el Orkambi 100, adaptándose así a la prescripción del Sistema Nacional de Salud.

El pasado 1 de noviembre fue aprobada la inclusión en la cartera básica nacional del Orkambi 100 Mg/125 Mg, el Symkevi 100 Mg/150 Mg y el Kalydeco 150 Mg para el tratamiento de los pacientes afectados de Fibrosis Quística. En dicha resolución también se decidió no financiar el Orkambi 200 Mg/125 Mg para esta patología, que venía aplicándose en ese formato en las Islas para mayores de 12 años, y en su lugar se prescribe por parte de las farmacias hospitalarias Symkevi 100/150 Mg (1 pastilla por la mañana) + Kalydeco 150 Mg (1 dosis por la noche), para los pacientes dos copias de la mutación F508del, así como a las personas con una sola copia F508del más una de las 14 mutaciones siguientes: P67L, R117C, L206W, R352Q, A455E, D579G, 711 + 3A – G, S945L, S977F, R1070W, D1152H, 2789 + 5G – A, 3272-26A – G, y 3849 + 10kbC -T. Por su parte, los menores de 6 a 11 años con dos copias de la F508del reciben el Orkambi 100 Mg/125.

La Plataforma en defensa de derechos para la Fibrosis Quística, compuesta por pacientes y familiares con esta patología, lamentó la descoordinación que se ha producido y espera que no se vuelva a repetir, además seguirá insistiendo a la consejera Teresa Cruz para en la necesidad de crear las unidades específicas tanto para esta patología como para otras consideradas raras.
La portavoz de esta plataforma, Blanca Gálvez, señaló que “tras unas semanas bastante preocupadas, ya recibimos las llamadas de nuestras neumólogas para que pudiéramos ir a buscar los tratamientos a las farmacias hospitalarias, lo que nos da una gran alegría. Llevamos dos años de lucha para que nuestros hijos pudieran tener los tratamientos del Orkambi y el Symkevi, y estamos muy contentas”. Gálvez recuerda que “estos medicamentos no curan la fibrosis quística, que es una enfermedad degenerativa, pero ayudan a mejorar su calidad de vida”.

Las gerencias de los dos hospitales de referencia tinerfeños aseguraron que “no hubo ningún tipo de problema” para prescribir a estos pacientes los medicamentos indicados y su tránsito a los nuevos fármacos se realizó en consulta o sin novedad.

TE RECOMENDAMOS