Candelaria

Candelaria, pese a su buena salud económica, reduce su presupuesto

Mari Brito reconoce que “son cuentas austeras, porque el Estado no nos deja gastar más”. Se aprobaron 22 millones para este año y se cerró 2019 con seis millones de superávit

El Presupuesto 2020 salió adelante solo con los votos del Gobierno socialista / DA

El Pleno del Ayuntamiento de Candelaria aprobó ayer definitivamente el presupuesto de 2020 con los votos a favor del PSOE (11) 4 abstenciones del PP y VxC y tres votos en contra de Sí Se puede y CC, tras rechazar las enmiendas presentadas por CC y Sí Se Puede, según el concejal de Hacienda, Airam Pérez Chinea, a tenor del informe del interventor, por ser “potestativas y subjetivas”. El PP, Ciudadanos y Vecinos por Candelaria estuvieron ausentes en este debate y el edil de Ciudadanos ni fue a la sesión plenaria.

El Presupuesto, que asciende a 21.889.853,83 euros, gira -según el Gobierno local-. en torno a tres premisas eficiencia en la gestión de los recursos municipales, control de la política de gasto y el mantenimiento de los servicios públicos de calidad. Por su parte, las políticas sociales, cultura y deportes son pilares básicos del Presupuesto, destacando el gasto en Fiestas que alcanza los 400.000 euros, según el edil de Hacienda, “para ajustarnos a la realidad y no tener que acudir a la modificación de crédito”.

Según la alcaldesa, Mari Brito, como le recordó la portavoz de CC, “el Presupuesto es austero porque el Estado no nos deja gastar más del 2,7%”, recordando que si no hay incrementos en servicios sociales o saneamiento es porque “habrá partidas de administraciones supramunicipales para ello”.

Además, en el apartado económico se dio cuenta de la liquidación del presupuesto del ejercicio 2019 -solo se ejecutó el 71% del mismo- con un remanente de tesorería para gastos generales de 18.219.677,27 euros, tras un superávit que superó los seis millones de euros, cumpliéndose con todos los indicadores del Fondo de Financiación Municipal, al igual que la regla del gasto y los límites de deuda. Por último, se aprobó, con 17 votos a favor de PSOE, PP, CC y Sí Se Puede y la abstención de VxC, la reducción de un crédito por importe 516.986,97 euros por mandato legal se amortiza de forma anticipada deuda financiera por obtención de ingresos no finalistas por encima de las previsiones.

Asimismo, el Pleno aprobó -solo se abstuvo Sí se puede- la propuesta de la Mesa de Contratación para la adquisición a cinco particulares y una empresa de las parcelas de las antiguas naves de don Sixto Machado de Acceso a Candelaria por importe de 2.270.150 euros. El secretario municipal recordó, en todo caso, que será un proceso largo de licitación y de realización del proyecto -un centro cívico cultural y aparcamientos- porque puede durar “cuatro o cinco años”.

Dos fueron las mociones presentadas sobre los fuegos artificiales silenciosos en los espectáculos pirotécnicos por parte del Grupo Mixto (Sí Se Puede y Vecinos por Candelaria) que fueron debatidas conjuntamente, aprobándose por unanimidad, tras una enmienda presentada por el PSOE. Por su parte, Coalición Canaria, presentó una moción en defensa del mar canario que fue aprobada por unanimidad.

Mayca Coello, portavoz municipal de Sí se puede / DA

Sí se puede denuncia incumplimientos de acuerdos plenarios

La portavoz del Sí se puede, Mayca Coello, declara que tanto el procedimiento para su aprobación en Pleno del Presupuesto, como el contenido, vulneran varios principios de ley. Reclama transparencia, adecuación a las prioridades del municipio, capacidad de gestión, cumplimiento de los acuerdos plenarios y menos electoralismo.

La propuesta presupuestaria, llevada a Pleno el 30 de enero, incumple en palabras de la concejala ecosocialista, en primer lugar los principios de anualidad presupuestaria, de publicidad y de transparencia, al no contener información suficiente y adecuada.  Por último, se falta al acuerdo plenario de 2018 por el cual se propiciaría la negociación política para la elaboración del Presupuesto, y al que comprometía para la elaboración en 2020 del Reglamento de Participación Ciudadana, para el cual no existe asignación presupuestaria. La propuesta, elaborada exclusivamente por el grupo de gobierno socialista, no se trasladó a los grupos de la oposición hasta un día antes de la fecha límite de registro para el Pleno. 

El capítulo de ingresos, está muy por debajo de las posibilidades reales del municipio, a juicio de Coello, especialmente por la falta de cobro de determinadas tasas municipales, lo que se traduce en menos recursos para la inversión y en diferencia de trato entre las personas que viven o tienen su actividad en el municipio. 

En el apartado de personal, SSP Candelaria reclama, en cumplimiento del acuerdo plenario de septiembre de 2018, la elaboración y negociación de una nueva RPT, que sustituya a la del año 2010 en vigor, así como un Convenio para el personal de Epelcan. En otro sentido, plantea la actualización del Inventario de Bienes Municipales de 2001 y una campaña de empadronamiento de habitantes de personas efectivamente residentes en Candelaria pero no empadronadas.

En política medioambiental, se ha reducido la cuantía, lo que resulta incompatible con el requisito del Pacto de los Alcaldes y con la aprobación en el propio Pleno, de la Declaración de Emergencia Climática. No existe partida para la diagnosis energética, la redacción del PACES, el Plan de Movilidad, ni la promoción de fiestas sostenibles. Urge un pliego de recogida de residuos y limpieza urbana, porque reciclar no es la solución, aduce la concejala. “Reducir es la verdadera clave”. No están previstas políticas prioritarias en materia de ahorro energético, el uso de las renovables ni el fomento del autoconsumo en las instalaciones municipales. 

Está prevista a finales del presente año, la culminación de la obras del Edaru del Valle de Güímar, pero todavía no hay obras ejecutadas de alcantarillado que permitan transportar las aguas del municipio hasta ella. SSP reclama que se reflejen los costes de los proyectos y obras de alcantarillado de aguas residuales y pluviales previstas, y afirma que no se contempla ni una sola actuación de reposición de redes de suministros, ni avanzar en alcantarillados en zonas que no existen.

El presupuesto para Servicios Sociales  se ha reducido, pero lamentablemente lo más significativo, afirma Mayca Coello, es que en el ejercicio 2018 se gastaron 428.000 menos de lo previsto. El presupuesto de representaba el 10% del total, mientras solo se gestionó el 8,52%.  La incapacidad de gestión es patente. Desde 2018 está pendiente la redacción del III Plan de Igualdad. Por su parte, la Fundación Candelaria Solidaria no recibirá del Ayuntamiento los 21.000 euros que requiere para el desarrollo de su proyecto de inclusión. Sólo se contempla la aportación que recibirá el Municipio del IASS del Cabildo de Tenerife. 

En materia de vivienda pública, no se  da respuesta a corto y medio plazo a la situación de emergencia habitacional, tanto por desahucio por impago de alquiler como de hipoteca. La austeridad no tiene justificación en estos supuestos, en tanto se destinan 365.000 euros más a fiestas y promoción cultural, estrechamente relacionada con las organizaciones festivas. El “presupuesto social” contempla 500.000 euros menos. Se reclama una partida específica para sufragar gastos de alquiler ante situaciones de emergencia habitacional en condiciones dignas y suficientes en el tiempo. 

Respecto a los recursos municipales destinados a los sectores económicos se prevén, para Comercio el 0,67% del presupuesto, Desarrollo Rural (Agricultura, Ganadería) 0,54%, Pesca 0,04%  absolutamente ridículo como es habitual, Ordenación y Promoción turística 0,34% del total. Estos 4 subprogramas totalizan 349.041,87€ frente a los 414.411,65€ de 2018, cantidad inferior a la que tiene asignada Fiestas. SSP reclama una mayor dotación económica y de recursos humanos destinados a estos sectores, potenciales generadores de empleo.  

La disponibilidad presupuestaria para el área de Fiestas, aún no teniendo personal propio, se eleva a 400.174€. Una política muy rentable electoralmente, pero injustificable cuando se presume de presupuesto austero, donde hay prioridades que abordar y áreas infradotadas o, incluso sin reflejo presupuestario.

El área política y el área de gasto de Identidad Canaria se ha difuminado dentro de Promoción cultural y ha visto reducido su presupuesto. No existe una voluntad política. Por ello reclamamos afirma Coello, una dotación específica para el inventario, rehabilitación, mantenimiento y promoción del patrimonio histórico y cultural de Candelaria

El presupuesto, ha obviado expresamente algunos acuerdos plenarios a raíz de Mociones presentadas por Sí se puede, como el arreglo de la vía a la Vera de Igueste, las reparaciones de la Primera fase Antón Guanche, una playa para perros, una red de riego para Barranco Hondo,  actuaciones en Playa de la Viuda, parques infantiles en las medianías y la participación en segunda fase del talud de Bajo la Cuesta.  

No apreciamos, declara Coello, que se equilibre territorialmente el gasto en el conjunto del municipio. Es imposible saber cuántos recursos se invertirán en cada pueblo y zonas de Candelaria. Reclamamos transparencia y un control efectivo del gasto por la ciudadanía.