La peor tormenta de calima de las últimas dos décadas

Caos en las Islas por una invasión de calima

Los aeropuertos de Tenerife y Gran Canaria quedaron inoperativos, afectando a más de 230 vuelos; los bailes del Carnaval santacrucero fueron suspendidos y las llamas quemaron 150 hectáreas en La Aldea

Una imagen del satélite MODIS de la NASA realizada durante las primeras horas de ayer muestra cómo el polvo en suspensión comenzaba a desplazarse desde África hacia Canarias. DA
Una imagen del satélite MODIS de la NASA realizada durante las primeras horas de ayer muestra cómo el polvo en suspensión comenzaba a desplazarse desde África hacia Canarias. DA

Clara Morell / AGENCIAS

El peor episodio de calima que afecta a Canarias desde 2002 comenzó ayer y dejó a su paso llamativas imágenes en las que se apreciaba cómo la densa capa de polvo naranja cubría montañas, edificios, aeropuertos y todo tipo de espacios. La alerta del Gobierno canario por polvo en suspensión, que comenzó a las 16:00 horas del sábado, se suma a la declarada por viento a partir de las 21:00 horas, dejando a su paso una tormenta de arena. El destino que presume del mejor clima del mundo sufrió ayer un ambiente perjudicial para la respiración, y en el que la visibilidad disminuyó haciendo peligrosas la conducción y las actividades al aire libre. El mal tiempo obligó a suspender los bailes nocturnos del Carnaval santacrucero, y en La Aldea (Gran Canaria) se quemaron más de 150 hectáreas en la zona de Tasarte.

La Agencia Estatal de Meteorología, que había adelantado la crisis de calima para estos días, prevé que la situación se alargue durante varias jornadas más. Concretamente, se espera que el episodio de polvo en suspensión se mantenga hasta el próximo jueves, pero su incidencia será más leve a partir del lunes.

Fue durante la mañana del sábado cuando la calima entró por Lanzarote y Fuerteventura, mientras que en el resto de Islas aún no se intuía que la densidad del polvo en suspensión fuera a llegar. A partir del mediodía, un cielo despejado dio paso a una capa espesa en playas y calles de Tenerife y Gran Canaria, donde numerosos ciudadanos compartieron, a través de las redes sociales, imágenes del paisaje rojizo.

Incidencias

Los aeropuertos César Manrique de Lanzarote, Gran Canaria, Tenerife Norte y Reina Sofía sufrieron cancelaciones, retrasos y desvíos en sus vuelos a causa de la falta de visibilidad por la densa calima que afectó ayer al Archipiélago.

El primer aeródromo que se vio afectado fue el de Lanzarote, donde el polvo en suspensión obligó a desviar tres vuelos que pretendían aterrizar en la Isla.

Los aviones que tuvieron que ser desviados a otras islas fueron uno de Vueling procedente de Barcelona y otro de Ryanair que partió de Reino Unido, y que finalmente aterrizaron en Fuerteventura. Además, un vuelo interinsular procedente de Tenerife Norte tuvo que regresar a esta Isla ante la imposibilidad de aterrizar en Lanzarote.

Según fue avanzando la tarde, la calima alcanzó el aeropuerto de Gran Canaria, dejando inoperativo el aeródromo y obligando a cancelar, al cierre de esta edición, nueve vuelos que pretendían aterrizar o despegar debido a que la visibilidad se redujo a menos de 400 metros.

Asimismo, fuentes de Aena confirmaron a Efe que a estas nueve cancelaciones en Gran Canaria, se sumaron otros 28 vuelos que tuvieron que ser desviados.

En Tenerife, los aeropuertos Reina Sofía y Los Rodeos, en el Sur y Norte de Tenerife, respectivamente, dejaron de aceptar vuelos procedentes de fuera de las Islas durante la tarde de ayer y a causa de la falta de visibilidad que originó el polvo en suspensión. No obstante, el aeropuerto Tenerife Norte sí permaneció operativo para vuelos interinsulares.

Desde los aeropuertos de Tenerife, al cierre de esta edición, continuaban saliendo aviones, salvo aquellos con destino a Gran Canaria, debido a que el aeródromo de la isla permanecía inoperativo por la falta de visibilidad. En total, más de 230 vuelos se vieron afectados en las dos islas capitalinas, cuyos aeropuertos fueron recuperando progresivamente la operatividad.

Respecto a la alerta por fuertes rachas de viento, la carretera TF-445 que da acceso a Teno fue cerrada desde la mañana de ayer, según informó el Cabildo de Tenerife a través de su perfil oficial en Twitter.
El Gobierno canario recomendó a la población que evite salir a la calle durante estos días en los que se mantendrá la calima si padece enfermedades respiratorias crónicas y, si debe salir, que mantenga a mano la medicación habitual.

De igual forma, se aconsejó a los ciudadanos cerrar puertas y ventanas, beber líquido y evitar los ambientes secos, no realizar ejercicio físico severo mientras dure esta situación y acudir al médico en el caso de encontrarse mal.

Además, se instó a los conductores a extremar las precauciones, encender las luces y reducir la velocidad, ante el peligro que entraña la reducción de la visibilidad.

Similares fueron las recomendaciones por la situación de alerta por viento, que se mantendrá hasta el mediodía de hoy: cerrar puertas y ventanas para evitar corrientes de aire que puedan llevar a la rotura y caída de cristales, retirar de balcones y azoteas las macetas y todos los objetos que puedan caer a la calle y revisar las viviendas para que no haya cornisas, balcones y fachadas en mal estado que puedan producir caídas de cascotes y escombros.

Asimismo, se aconseja que mientras dure esta alerta, los ciudadanos eviten salir de excursión o de acampada hasta que no se restablezca la normalidad y procuren aplazar los desplazamientos por carretera y, en caso de hacerlos, extremar las precauciones y realizarlos en transporte público, evitando las motos y los vehículos de grandes dimensiones que ofrecen una gran superficie de contacto con el viento.

A los ciudadanos que salgan a la calle, se les insta a evitar caminar por jardines o zonas arboladas, alejarse de muros, casas viejas, andamios, letreros luminosos, vallas publicitarias y demás estructuras que puedan ser derribadas por el viento. Las zonas de costa, como playas, paseos marítimos o espigones de muelles, son peligrosas por el golpe y arrastre de la acción de las olas.

Hoy: polvo en suspensión, fuerte viento y ascenso en las temperaturas

La calima, el viento fuerte o muy fuerte del este y las temperaturas en ascenso predominarán este domingo en todo el Archipiélago, según datos de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

En Tenerife, los intervalos de nubes medias y altas se mantendrán durante toda la jornada, mientras que la visibilidad por presencia de calima se volverá a ver reducida durante esta segunda jornada de afección de polvo africano.

Las temperaturas continuarán en ascenso generalizado, especialmente en las mínimas de zonas del interior, donde el incremento podría ser más notable. De esta forma, se registrarán valores máximos próximos a los 28ºC o superiores en muchos puntos de la geografía insular.

Respecto al viento del este, será fuerte con rachas muy fuertes localmente en vertientes norte y suroeste, aunque se espera que remita por la tarde. En las zonas altas, el viento del sureste será muy fuerte con rachas que podrán superar localmente los 120km/h.