La Palma

Japón congela su inversión en el TMT hasta ver lo que ocurre con los nativos en Hawái

El país nipón ha anunciado que retirará de las cuentas estatales para el presente año los fondos previstos para la infraestructura científica, por la que también aspira La Palma como plan B por detrás de la isla del Pacífico

FOTO: Naoj

Japón, uno de los países que invierten en el que será el instrumento óptico más avanzado y potente del planeta, el Telescopio de Treinta Metros (TMT por sus siglas en inglés), ha decidido congelar el presupuesto que inicialmente tenía previsto aportar. Se trata de una suma que asciende a los 3,1 mil millones de yenes (286 millones de dólares) y que representa en torno al 20% del coste total del proyecto.

El anuncio, que ya recoge la prensa local del país, se produce el mismo día que finaliza el periodo fijado como ‘tregua’ entre los opositores a la construcción del aparato de observación en el monte de Mauna Kea, en Hawái -al entender que es un territorio “sagrado”-, y el consorcio internacional que promueve la infraestructura, por la que también aspira La Palma como plan B.

Los autodenominados “protectores” de la montaña hawaiana, los Kia’i, habían obstaculizado estos últimos meses las vías de acceso al enclave “preferido” para emplazar el TMT. Es por ello que los inversores de la instalación científica pactaron, tal como informó DIARIO DE AVISOS el pasado mes de diciembre, no proseguir en su intento de construir el telescopio a cambio de que los detractores se retiraran de la base de la montaña. Un acuerdo que culminaba hoy y que han respetado ambas partes.

El consorcio internacional del proyecto, al que pertenecen la Universidad de California, India, Japón, Canadá y China, aún no se ha pronunciado oficialmente sobre lo que ocurrirá a partir de ahora. Tan solo el Gobierno nipón ha dado a conocer su decisión de eliminar los fondos destinados para el telescopio del presupuesto estatal para el presente ejercicio, circunstancia que, a priori, genera inestabilidad en la financiación del mismo.

Desde el Ministerio de Educación, Cultura, Deportes, Ciencia y Tecnología japonés, señalan que “la importancia del proyecto no ha variado”, es decir, que la administración del país asiático sigue considerando importante estar presente en el grupo promotor. Aún así, también han expresado que “nos gustaría tomar en consideración el presupuesto futuro” en función a cómo se desarrolle “la situación local” en la isla del Pacífico.

Por su parte, el Observatorio Nacional de Astronomía de Japón (Naoj) resalta que continuarán en la búsqueda de “una mayor comprensión de la población nativa” para que las labores de construcción puedan “reanudarse lo antes posible”.