sociedad

‘Impresionantes’ cadenas solidarias

Particulares, empresas y centros educativos de Canarias utilizan las impresoras 3D para fabricar soportes de viseras y mascarillas
Francisco Bernabéu coordina la cadena de la Consejería de Educación. DA

Se llama Óliver Escuela y tiene una impresora 3D en casa desde que cerró una empresa de su propiedad. A través de Internet se enteró, al igual que sus amigos, de iniciativas en las que los poseedores de dicha tecnología se animaban a echar una mano en esta guerra que hoy libramos entre todos contra el coronavirus, imprimiendo artículos que han pasado a ser de primera necesidad, como los soportes para las viseras de policarbonato que protegen a nuestros sanitarios, pero también las ya tan populares mascarillas. “Lo vemos como una oportunidad de aportar nuestro granito de arena y por eso nos pusimos a ello desde que supimos del tema”, explica este maker a DIARIO DE AVISOS.

Pronto le llamó el chasnero Juan Antonio Rincón, propietario de una productora de vídeos, ACuatroK. “Leí sobre el tema en la Península y llamé a Óliver. Tenía la impresora arrinconada y ahora está a pleno rendimiento”, narra este empresario, quien, a su vez, contactó con Valeriano Hervia, un asturiano afincado en El Médano, y con Germán, un informático del Ayuntamiento de Granadilla. Asimismo, Óliver sumó a esta cadena solidaria a Juan Manuel Chinea (Sivermática Valle Gran Rey), que es amigo del dueño de Alejo Transportes, quien, como todos los citados, participa de forma altruista, en su caso trayendo el material confeccionando por Chinea desde la Isla Colombina a Tenerife. En concreto, el destino final de las primeras entregas ha sido la clínica de San Juan de Dios. “Hemos pasado de tardar más de dos horas a solo una para una visera”, afirma con entusiasmo Óliver.

Gracias a Juan Antonio, el Ayuntamiento de Granadilla se ha volcado con esta red solidaria, y no solo su empresa pública municipal (Sermugram) ya trasladó ayer mismo más de esas viseras a la citada clínica, sino que, además, en breve facilitará láminas de acetato (uno de los materiales que necesitan para seguir produciendo) a este grupo de ciudadanos, unidos en tan cívico empeño. “Ahora estamos con el tema de las mascarillas, que esperamos entregar también a la propia Policía Local de Granadilla”, detalla Juan Antonio, que, como los demás, lo tiene claro: “Si podemos ayudar, por nosotros no va a quedar”.

Desde los centros

Algo parecido le pasó a Francisco Bernabéu, profesor de Formación Profesional en el CIFP César Manrique ahora prestando servicio en la Consejería regional de Educación. “Como también le pasó a otros compañeros, me enteré por las redes sociales que había gente organizándose en la Península para sacarle provecho a las impresoras 3D”, explica a este periódico. Lo que no esperaba Francisco es que, un par de días después de comenzar, junto a otros compañeros, a trabajar en la impresión de viseras como las ya descritas, iba a recibir el encargo gubernamental de coordinar a todos los que se apuntasen desde cualquier punto del Archipiélago aprovechando las impresoras existentes en los centros educativos.

“Nos enteramos de lo que ocurría y, con la consejera (María José Guerra) al frente, se decidió aunar estas iniciativas a través de plataformas”, nos cuenta la directora general de Formación Profesional del Gobierno de Canarias, Eva de la Fe. “Estamos reconduciendo toda esta solidaridad por dos vías -detalla-. Por una parte están los que fabrican las viseras con las impresoras de 3D y, por otro, con el apoyo del equipo de Juventud, tenemos a los textiles para hacer mascarillas. También contamos con el respaldo de muchas empresas que se han sumado, y confiamos en resolver pronto la logística de la distribución. Ciertamente el canario es un pueblo maravilloso con el que se puede contar en una situación como esta”, apostilla, no sin cierto orgullo plenamente justificado, De la Fe.

Ayer mismo, Francisco mostraba su asombro a este periódico al comprobar que “ha sido ponernos en contacto por vía electrónica con los centros que cuentan con este material en Canarias y la respuesta ha sido asombrosa. Hemos pasado de ser un grupo pequeño, con compañeros del Puerto de la Cruz, La Laguna y La Orotava, por citar algunos, a ser, aproximadamente, un centenar los que se han ofrecido a colaborar”. En cuanto al problema con la distribución, si hasta contaron con el apoyo de Protección Civil en Tenerife, ya hay contactos con la Consejería de Sanidad para poner a su disposición el fruto de tanta solidaridad.

Un aluvión

Estas cadenas de ayuda a quienes, como los sanitarios y las fuerzas del orden, se encuentran en primera línea de combate contra el Covid-19, sirven como ejemplos de una marea imparable de civismo en las Islas. Son varias las administraciones que, como el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, ya han agradecido públicamente la entrega de este tipo de material por parte de particulares y empresas, y ayer mismo el ITER anunciaba que su personal de robótica ha fabricado 20 viseras. Todas suman ya, pero más fructíferas serán cuantas cadenas junten sus eslabones en aras de la solidaridad.

Cada visera cuenta, dada la falta de este tipo de material. DA

El Cluster Marítimo de Canarias, nexo clave en el sector, busca apoyos

A través de una videoconferencia a nivel estatal, el Cluster Marítimo de Canarias se incorporó a una iniciativa de la Unión Europea y ahora colabora con la Federación Nacional de Agrupaciones Empresariales Innovadoras y Clusters en la construcción de un Mapa de Capacidades de Impresión 3D en Canarias que compartirán con el Ministerio de Industria.

Su gerente, Elba Bueno, explica que “las empresas, autónomos y particulares que conforman el Mapa de Capacidades de la Impresión 3D en Canarias ya están actuando, fabricando viseras para sus círculos más cercanos, pero queremos más, queremos coordinarnos y proveer de viseras a los Agentes de Seguridad, Servicios Sociales, dependientes de supermercados, etc y salvaguardar de los contagios a todos aquellos que en su servicio a la sociedad no pueden cumplir con una cuarentena que les proteja”.

“Pero necesitamos apoyos” alerta Bueno. “En momentos así las empresas tecnológicas aportan un plus que nos permiten dar un paso adelante, y en esta ocasión ese paso se da desde Canarias y para los canarios. Es por todo esto, que solicitamos donaciones de acetato y láminas de PVC (tanto en tamaño A4 como en bobinas de 200 micras o más), bobinas de material de impresión PLA de 1,75mm, elástico de 1cm o inferior y goma eva, por parte de ferreterías y librería para poder continuar con la fabricación de un gran número de viseras para su posterior donación”.

TE RECOMENDAMOS