Coronavirus

La situación en el Centro de Mayores de Las Cabreras evoluciona bien al practicarse últimas 9 pruebas

En la web de la Institución Insular, Corujo destaca que, desde que se detectó el primer caso en un médico -motivó el traslado de los residentes al Hotel Gloria Izaro y la desinfección del centro-, se ha realizado trece pruebas con el resultado de otros tres afectados, dos residentes y un miembro del personal sanitario, conociéndose el último caso ayer noche

La presidenta del Cabildo de Lanzarote, Maria Dolores Corujo. C7
La presidenta del Cabildo de Lanzarote, Maria Dolores Corujo. C7

La situación en Centro de Mayores Las Cabreras de Teguise (Lanzarote), evoluciona de forma favorable tras las últimas nueve pruebas practicadas, una a un personal sanitario y ocho a residentes, según informa este miércoles la presidenta del Cabildo, Maria Dolores Corujo.

En la web de la Institución Insular, Corujo destaca que, desde que se detectó el primer caso en un médico -motivó el traslado de los residentes al Hotel Gloria Izaro y la desinfección del centro-, se ha realizado trece pruebas con el resultado de otros tres afectados, dos residentes y un miembro del personal sanitario, conociéndose el último caso ayer noche.

“Se trata de unos resultados esperanzadores, pues por las condiciones de los residentes en el centro y las experiencias conocidas en otros territorios españoles, desde el principio valoramos que la evolución podría ser muy negativa”, ha señalado Corujo.

La presidenta del Cabildo agrega que a día de hoy mantiene “la prudencia” y que va a redoblar los esfuerzos realizados, “pero podemos sentir el alivio de pensar que se está haciéndo bien, poniendo todos los medios a nuestro alcance, para procurar el mejor desenlace posible”.

Corujo recuerda que el traslado temporal de los residentes y la posterior desinfección a cargo de la Unidad Militar de Emergencia ha jugado un papel importante en la contención, hasta el momento, de la propagación del coronavirus en la residencia.

Además, resalta que los residentes disponen ahora, tras un reacondicionamiento de emergencia, de habitaciones individuales y de mamparas que sectorizan las instalaciones en función de la situación del paciente con respecto al coronavirus.

De esta forma, las personas que han dado positivo en las pruebas están perfectamente aisladas, al igual que, en otro sector, se encuentran aquellas que presentan algún tipo de síntoma, aún cuando sus pruebas hayan sido negativas.

Dolores Corujo valora el refuerzo aportado por el Servicio Canario de Salud, pues la Dirección Insular y la Gerencia del Hospital, pese a su enorme volumen de trabajo, han sumado al personal habitual de la residencia la presencia durante las 24 horas de dos enfermeras por turno y una auxiliar de enfermería en el de día.

Igualmente, la presidenta lanzaroteña agradece a la dirección y el personal de la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer de Lanzarote (AFA), el equipo de salud preventiva y el equipo de Servicios Sociales, pues “ha sido su trabajo y entrega lo que ha permitido controlar, hasta el momento, lo que podría haber sido un brote de mayor entidad”.

“No podemos bajar la guardia, tenemos que seguir apretando fuerte, pero podemos mandar un mensaje tranquilizador a las familias y al personal de la residencia. Estamos haciendo todo lo que está en nuestras manos y los resultados son positivos hasta el momento”, finaliza Corujo.