coronavirus

Se pesca y se cosecha, pero no se vende

La crisis económica del Covid-19 se ceba especialmente en Tenerife con la leche ovina, la flor cortada, plantas, plátanos, acuicultura y la pesca de atún
Las flores y las plantas sufren la mayor crisis dentro del sector primario / DA

La crisis económica que está dejando el coronavirus se refleja en todos los sectores, incluido en aquellos esenciales que aún mantienen su actividad a salvo del decreto de estado de alarma, como el sector primario.

Y está en crisis porque básicamente la pesca, ganadería y agricultura de nuestras Islas depende esencialmente del turismo y la restauración, con ambos cerrados. La presidenta de Asaga, Ángela Delgado, calcula en 500.000 consumidores menos al mes los extranjeros que ahora han tenido que marcharse de Tenerife.

Ante esta situación caótica para el endeble tejido del sector primario en las Islas, la Consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca del Gobierno de Canarias, a través de la empresa Gestión del Medio Rural (GMR), puso en marcha ayer mismo una campaña regional para promocionar y fomentar el consumo del producto local entre la población.

El objetivo de este proyecto denominado En casa consumo canario busca sensibilizar sobre la importancia de apoyar la actividad de agricultores, ganaderos y pescadores con la compra de productos de cercanía, activando la demanda y fortaleciendo un mercado mermado como consecuencia de la situación actual.

La consejera Alicia Vanoostende pone de manifiesto la importancia de activar la demanda para que los consumidores “sean conscientes de la idoneidad de comprar producto canario, más si cabe, en unos momentos difíciles para todos como consecuencia de la situación actual de excepcionalidad”. La campaña del Gobierno se hace con “el propósito de absorber la caída que ha provocado el descenso del consumo de restaurantes y hoteles”.

Una medida que aplauden las organizaciones ganaderas, agrícolas y pesqueras, pero que en realidad no remedia el gran problema, porque “la gente prefiere ir a comprar enlatados y granos a grandes superficies que verduras y frutas a los mercadillos”, comenta Ángela Delgado, quien apunta que “hay dificultades para colocar en el mercado los nueve millones de plátanos, los que no son extras”, mientras que “la papa no tiene aún problema porque la cosecha tardará quince días y competirá con la que viene de Israel, que al ser más cara, aunque parezca lo contrario, nos viene bien para fijar nuestros precios, todo lo contrario de lo que ocurre con la papa importada de Inglaterra”.
Pero para Delgado el gran problema en su sector lo tienen “las hortalizas y plantas de hojas y, sobre todo, la flor cortada, que está a cero de ventas, tirando todo lo que tienen”, afirma.

También destaca, en ganadería, el problema de la leche ovina, que se está tirando, mientras que con la caprina, al menos, se puede seguir haciendo queso.

A este respecto, Santiago Cacho, de la Cooperativa del Campo La Candelaria y representante de Agate, reconoce el grave problema por el que están pasando, al señalar que “el envasado de leche fresca en la Isla es una actividad casi inexistente”, y que se está tirando miles de litros de leche porque no tienen salida y “a las vacas hay que ordeñarlas todos los días, ellas no saben de virus ni de crisis”, comentó.
Señala, asimismo, que “las queserías que vendían principalmente a hostelería están tratando de darle salida a su producción por otros canales, como puede ser el que ofrece el Gobierno a través de GMR”.

La acuicultura ya está perdiendo un 70% de su mercado y los peces hay que seguir alimentándolos / NORCHI

La pesca

En el sector pesquero, tanto el tradicional como el de acuicultura, la crisis sobrepasa el 70% de pérdidas, notándose sobre todo la ausencia de venta en restaurantes y en hoteles.

Carlos Rendón, el tinerfeño presidente de la Asociación Empresarial de Productores de Cultivos Marinos (Apromar), señala que “el mercado ha caído un 70%, porque solo nos queda la venta en grandes superficies y nada más, al pararse la exportación a Estados Unidos e Inglaterra y la restauración”, recordando que “los peces siguen comiendo y necesito mantener todo el personal”, cuando habla de sus granjas en la bahía de Los Cristianos, donde cultiva, sobre todo, doradas y lubinas.

Rendón se muestra pesimista a corto plazo, porque “arrancar un motor después de estar tanto tiempo parado no va a ser fácil, por mucho que el español sea de salir, dependerá de lo que marque el Gobierno en las próximas fechas”, comentó.

En la pesca tradicional la crisis es aún mayor, según Víctor Díaz, patrón de la Cofradía de Candelaria y vicepresidente de la federación provincial. “Nuestras pérdidas pueden llegar al 90%; no tenemos dónde colocar el pescado y casi no cogemos túnidos, que ahora es la época, porque no tenemos dónde venderlo y si lo hacemos es a un precio muy bajo, con la restauración cerrada”, al igual que pasa con la denominada pesca chica. Algunos, recuerda Díaz, como la Cofradía de Tajao, han publicitado la venta a domicilio a través de redes sociales, “y parece que funciona bastante bien”.

Por otra parte, Díaz expone que en la pesca no pueden cumplir el protocolo de seguridad por el coronavirus, porque “en un camarote apenas nos separan 50 centímetros y pescando estamos hombro con hombro”, por lo que “tratamos de hacer mareas de 15 días antes de llegar a tierra, por miedo al contagio”.

Diego Reverón, de Bodegas Reverón, en La Escalona (Vilaflor) / NORCHI

El sector vinícola

Diego Reverón, responsable de Bodegas Reverón, en La Escalona (Vilaflor), una casa con 73 años de historia, reconoce que ahora mismo “las ventas están paradas”, porque “sin turismo y sin restauración no podemos sacar nuestro vino al mercado”, si bien ya exportó parte al mercado alemán. “La venta en supermercados apenas compensa, porque en época de crisis pocos compran un vino canario, y se han parado las catas y la compra en nuestra bodega porque la gente no sale”, comentó con la esperanza de que “pronto salgamos de esta y se recuperen las ventas, porque al menos el remanente lo tenemos, ante otro año de vendimia que volverá a ser escasa”.

TE PUEDE INTERESAR