Santa Cruz

…Y se subió a la guagua para irse de paseo hasta Chamorga

La Policía Local de Santa Cruz se está encontrando numerosas excusas vecinales para saltarse la obligación de permanecer en casa: ya llevan casi 400 denuncias por desobediencia

La Policía Local de Santa Cruz sancionó al vecino por incumplimiento de las normas del estado de alarma. / @PoliciaLocalSC

El estado de alarma se decretó el pasado 14 de marzo, desde entonces, todos los ciudadanos tienen la obligación de permanecer en su casa excepto para los casos que autorice el real decreto que ordenó el confinamiento. Casi al mismo tiempo, fueron muchos los que se inventaron excusas de todo tipo para salir a la calle. Tantas que, hasta el día de ayer, la Policía Local de Santa Cruz había identificado a 3.812 personas, detenido a otras cuatro, levantado 392 actas por desobediencia, y había interceptado 107 vehículos circulando sin estar autorizados. Entre las múltiples excusas que se están encontrando los agentes, algunas son recurrentes como la de ir a comprar el pan o tirar la basura a unas cuantas calles de donde se reside. Otros simplemente aceptan la denuncia sin rechistar porque saben que no hay justificación que valga para estar en la calle, mientras que otros han obligado a los agentes a hacer un seguimiento para comprobar el verdadero motivo del traslado.

Ese es el caso de un vecino de la capital sobre el que la Policía Local de Santa Cruz tuvo conocimiento de que, en la última semana, se subía a diario a una guagua en el Intercambiador de Transportes con dirección a la zona de Chamorga en este transporte público. Según fuentes policiales este trayecto lo ha realizado los últimos 4 días, comprobando los agentes que el único fin del mismo era darse un paseo. Y es que el vecino en cuestión ni vive en la zona, ni tiene propiedades allí, ni va a atender huertas o animales.

Este hombre, simplemente subía y bajaba de la guagua como forma de ocio. Ayer, los agentes destinados en Anaga realizaron un seguimiento y control de esta situación y terminaron interceptado al hombre, de nuevo en la guagua. Los agentes procedieron a su identificación y a continuación levantaron la pertinente denuncia por incumplir las medidas de confinamiento y limites a la circulación establecidas en el actual estado de alarma. La Policía Local pudo comprobar que el vecino, de 72 años, vivía en Ofra.

A pesar de las distintas argucias, también es cierto que la gran mayoría está cumpliendo con lo que se ha ordenado. Una prueba de ese confinamiento es el descenso en el número de vehículos que cada día entran en la capital. Solo dos días antes de que se decretara el actual estado de alarma, el pasado 14 de marzo, en Santa Cruz entraron 30.214 vehículos. Esa cifra es de las más alta en una ciudad en la que la media se sitúa en torno a los 28.000 coches diarios accediendo en hora punta, el mismo número que había llevado al Ayuntamiento de Santa Cruz a anunciar la puesta en marcha de medidas disuasorias para que la gente dejara el coche en casa e hiciera uso del transporte público. La primera semana del estado de alarma esa media se rebajó a poco más de 9.000 vehículos, un descenso de casi el 70%.