santa cruz

El Ayuntamiento inicia la obra para consolidar el talud en El Inciensal

El riesgo de desprendimiento ha obligado al desalojo de una de las tres casas afectadas; está previsto que la obra tenga una duración de tres meses
Una de las viviendas que se ha visto afectada por el derrumbe del talud. / DA

En el actual estado de alarma, después del endurecimiento de las restricciones, son muchas las obras que se van a ver afectadas. Sin embargo, aquellas consideradas urgentes van a poder realizarse. Eso es precisamente lo que el Área de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Santa Cruz ha hecho esta misma semana con el inicio de los trabajos de consolidación de un talud en El Inciensal, en Igueste de San Andrés, un proyecto declarado de emergencia, puesto que la vía peatonal, que además contiene a tres viviendas, estaba afectada por la inestabilidad del talud con riesgo de derrumbe.

Aunque en diciembre se llevaron a cabo algunos trabajos de aseguramiento y se procedió al desalojo de uno de los inmuebles que estaba habitado por motivos de seguridad, el inicio de la obra se ha demorado a causa de los trabajos que se han llevado a cabo en la carretera de San Andrés a Igueste, en la que el pasado mes de diciembre las fuertes lluvias pusieron en riesgo el talud sobre el que se asienta la carretera, lo que obligó al Cabildo a intervenir de urgencia para evitar riesgos.

En el Incencial está previsto que el proyecto se ejecute en un plazo aproximado de tres meses, aunque las dificultades para ejecutar la obra podrían ampliar la duración de estas, ya que la zona es de complicado acceso y en estos días se procede a limpiar de maleza el barranco de Igueste, ya que, a través del mismo, se habilitará un acceso para llegar a la zona donde se acometerá la obra. Esta, con un presupuesto aproximado de 150.000 euros, consiste en la consolidación del talud mediante la instalación de micropilotes, malla de contención y hormigón proyectado. Con ello se conseguirá consolidar el talud y, por tanto, evitar el derrumbe de las tres viviendas que se encuentran afectadas.

El área que dirige el concejal Florentino Guzmán Placencia, ya había previsto en esta zona realizar un aseguramiento comprendido entre los número 12 y 18, pero tras la visita de los técnicos se comprobó que el problema se localizaba fuera del área de actuación de la citada intervención.

De las visitas realizadas a la zona y de las inspecciones visuales realizadas se constató que en el frente del talud existe una pequeña cueva en el borde del paseo debido a la erosión natural del mismo. Esto puede dar lugar al hundimiento del paseo e incluso afectar a la estabilidad de las viviendas más cercanas. “Por ello es necesaria una actuación que estabilice el talud por donde discurre la vía, fije el terreno del paseo y permita el tránsito peatonal en condiciones de seguridad, ya que no puede garantizarse la estabilidad del paseo, lo que conlleva a una situación de grave peligro”. Esta valoración es la que llevó al desalojo de las tres casas más cercanas al talud.

TE PUEDE INTERESAR