crisis coronavirus

Los Pactos de la Moncloa de Sánchez: circunstancias y motivaciones distintas que en 1977

Tres partícipes del periodo constituyente español analizan la propuesta que ha puesto sobre la mesa el presidente del Gobierno de reeditar el acuerdo alcanzado por Adolfo Suárez

La posibilidad de que una reedición de los denominados Pactos de la Moncloa se dé en estos tiempos está en el aire. Por el momento, no todas las formaciones políticas han manifestado interés en sentar unos mínimos para la recuperación del país tras el periodo de confinamiento. Y Canarias, que se ha visto abocada al turismo cero, se juega mucho en la posible adopción de acuerdos que permitan esbozar cómo será el día después y de qué forma se volverá a estimular la actividad económica. Por ello, DIARIO DE AVISOS habla con tres políticos canarios que vivieron de cerca la suscripción de ese primer gran pacto, como son Alfonso Soriano, María Dolores Pelayo y Jerónimo Saavedra.

“No tienen razón de ser, porque ni Sánchez tiene la categoría de Adolfo Suárez ni hay un equipo económico como entonces, presidido por Enrique Fuentes Quintana, rodeado de unos economistas de primera fila de todo el espectro político”. Así de contundente se expresa Alfonso Soriano Benítez de Lugo (San Cristóbal de La Laguna, 1936), quien fuera senador constituyente con UCD y presidente del ente preautonómico Junta de Canarias. Es más, afirma que “esto no dura ni 24 horas a partir de la primera reunión”, puesto que, a su juicio, se trata de “humo fatuo para olvidarse de los problemas”. Y señala que cuando se elaborarón los de la Moncloa “había entendimiento hasta con los nacionalismos y el Partido Comunista. Hoy no se entienden ni el PSOE y Podemos. Es un fracaso anunciado”, sentencia.

Algo más de optimismo en torno a la propuesta de Sánchez desprende María Dolores Pelayo Duque (Santa Cruz de Tenerife, 1943), también senadora constituyente y diputada en el Congreso durante cinco mandatos. Ella, en concreto, participó en parte del desarrollo jurídico de los Pactos, y asegura que “se presentaron como la gran solución económica para el país; era necesario sacar a España del túnel del tiempo en el que había quedado como consecuencia de la dictadura y de la política del aislamiento”. De hecho, les atribuye haber sido la llave que abrió otras puertas en la política nacional: “Fueron la base y el estímulo para conseguir la Constitución por consenso; un instrumento para consolidar la democracia”. “Si no los quieren llamar Pactos de la Moncloa, llámenlos Pactos contra la Pandemia o como quieran, pero son necesarios, y que dejen claro los que dicen que son tan patriotas si están dispuestos a ceder en algunas cosas para sacar a España de donde estamos”, concluye.

En cuanto al expresidente canario, diputado constituyente y exministro de Educación y Administraciones Públicas Jerónimo Saavedra Acevedo (Las Palmas de Gran Canaria, 1936), otro de los partícipes en esa labor de diálogo y consenso, recuerda que “son muy difíciles porque los Pactos de la Moncloa eran para combatir la inflación que padecía España desde la crisis del petróleo de 1973; se trataba de fortalecer, despejar problemas para que aquellos sectores que no estaban muy por la labor de la democracia entraran en el juego”. Sin embargo, “hoy lo que hace falta es un pacto contra la recesión porque lo importante es recuperar el empleo”. “Yo creo que no va a haber pactos. Hoy las fuerzas políticas no tienen la cultura de pactos que había en 1977. Y eso que en Francia, Alemania o Italia la oposición no actúa como en España”, destaca.

TE PUEDE INTERESAR