santa cruz

Proliferación de ratas en la Rambla Pulido por comida en las aceras

Medio Ambiente ejecuta una acción para erradicar la plaga que achaca, entre otros motivos, a la vecina que, en pleno estado de alarma, sigue dando arroz a las palomas

El área de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Santa Cruz, a través del trabajo de la empresa Servicios Antiplagas de Canarias (Seranca) y con el apoyo de la Policía Local capitalina, realizó ayer una acción intensiva para la erradicación de una plaga de roedores que se ha detectado en la zona de Rambla Pulido.
El concejal delegado de esta materia, Florentino Guzmán, señaló que “en este periodo de confinamiento hemos detectado que se ha producido un descenso en las basuras o alimentos fuera de lugar, que eran el sustento habitual de estos roedores, lo que ha producido que muchos de ellos salgan a buscar comida hacia lugares inhabituales”.
Que este foco se localice en Rambla Pulido tiene, además, una causa añadida, y es que, tal y como señaló el edil, “aunque se sigue persiguiendo y denunciando la actividad de una persona que insiste, persistentemente e ilegalmente, en alimentar a las palomas, también comprobamos que los restos de esa comida están atrayendo a las ratas hacia este punto de la ciudad”. Con esos antecedentes, el Ayuntamiento santacrucero ha decidido realizar esta acción especial en la Rambla Pulido. Además, debido a la intensidad de la misma, se realizó con los operarios de la citada empresa, apoyados por la Policía Local, para la realización de cortes de tráfico y vigilancia.
Desde el área de Seguridad se señala que, tras la realización de esta intervención, “también se prevé continuar con el seguimiento policial para la detección de la acción de una mujer que, a pesar de contar con numerosos expedientes sancionadores en los últimos años, sigue dejando comida a la población de palomas en el centro de la ciudad”.
Tal y como señala la Policía Local, “como siempre que es localizada se procederá a su denuncia, sumando en este caso a la infracción en materia de salud pública y medioambiente, la propuesta de sanción por desobedecer las condiciones del actual confinamiento decretado por el Estado de Alarma estatal”.
La mujer a la que se refiere la Policía Local cuenta incluso con una sentencia condenatoria por el reiterado incumplimiento de la ordenanza de animales. Tal y como publicó DIARIO DE AVISOS el pasado mes de diciembre, es la primera vez que el Consistorio logra una condena por desobediencia a la autoridad por la vía penal. La sentencia estimó que la mujer era plenamente consciente de sus actos y le impuso una pena de seis meses de multa, con una cuota diaria de tres euros y responsabilidad personal subsidiaria en caso de impago, además de hacerse cargo de las costas. Aunque el fiscal en su escrito de acusación pedía para ella 11 meses de prisión, modificó esta petición ajustándola a la sanción de 540 euros por esos seis meses. La condenada estuvo conforme con el fallo, por lo que adquirió firmeza, sin posibilidad de recurso. Esta llegó a acumular una treintena de actas por el incumplimiento de la ordenanza municipal, un comportamiento que, tal y como ha podido constatar la concejalía de Seguridad de Santa Cruz, ha seguido manteniendo a pesar de la sentencia y del actual estado de alarma que reduce la movilidad.

TE PUEDE INTERESAR