la guancha

Un cumpleaños de carambola

Una confusión telefónica hace que una joven de Huesca reciba una felicitación de la concejal de Servicios Sociales de La Guancha y salgan en las radios de ambas localidades
Ibón Cejalvo Aljama junto con la sorpresa que le preparó su madre, un enorme mural con fotos y mensajes de sus familiares, amigos y también de Auxi.
Ibón Cejalvo Aljama junto con la sorpresa que le preparó su madre, un enorme mural con fotos y mensajes de sus familiares, amigos y también de Auxi.
Ibón Cejalvo Aljama junto con la sorpresa que le preparó su madre, un enorme mural con fotos y mensajes de sus familiares, amigos y también de Auxi.

Sole quiso darle una sorpresa a Ibon, su hija, que el 13 de abril cumplió 17 años. Tenía la esperanza de que fuera el último día de confinamiento y poder celebrarlo junto con la familia y los amigos al día siguiente. Pero los planes se truncaron y asumió que la fiesta iba a ser en su casa de Huesca aunque no se resignó a prepararle algo especial.

Les pidió a sus amistades que escribieran un mensaje y le enviaran una foto para escanearla y hacer “un pequeño mural” de 1,90 metros y que desde el lunes a la noche cuelga en la habitación de Ibón. Entre todos ellos estaba Emma, una niña de Boquiñeni, un pequeño pueblo de Zaragoza a quien su hija conoció a los 8 años en un campamento de verano y de la que no se volvió a separar.

Pero el mensaje destinado a Emma lo recibió la concejal de Servicios Sociales del Ayuntamiento de La Guancha, María Auxiliadora Marrero -más conocida como Axsi- quien inmediatamente se puso en contacto con Sole y al conocer sus nobles intenciones se quiso sumar a la felicitación de la joven aunque no la conocía de nada.

“Yo soy una novelera, pero además tengo un hijo de 19 años y me puse en el lugar de la madre”, cuenta la edil, quien le envió una carta a Ibón, varias fotos de su familia y del Teide desde su ventana.

Cuando su hermano, Andrés le avisó que la llamaban sus amigos, la joven no lo podía creer. Sus padres abrieron la puerta, le enseñaron la enorme cartulina con fotos y mensajes y al darse cuenta que había gente que no pertenecía a su círculo de amigos ni a su familia, le contaron la historia.

“No podía ni leer la carta en ese momento. Esto fue casi a la una de la mañana y hasta las tres no se pudo dormir”, cuenta su madre.

Pero la historia no termina allí sino que sigue tanto en La Guancha como en Huesca. Cuando la concejal le comentó a la responsable de Radio La Guancha y jefa de prensa del Ayuntamiento, Dácil Abreu, lo que le había pasado, ésta le propuso contar la historia en la emisora ese mismo día y llamar a Ibón para cantarle en directo el felíz cumpleaños.

Otra sorpresa para la joven a quien por la tarde, un vecino que vive frente a su casa y que pone música para alegrar el confinamiento, la felicitó horas más tarde a viva voz y le dedicó su canción favorita, que no paró de bailar en el balcón.

Sole le agradeció el gesto a través de Facebook, le contó la historia con Ausi y le hizo escuchar la entrevista de Radio La Guancha. Casualidades de la vida que el hermano de su vecino es el director de Radio Huesca y Huesca Televisión así que Ibón terminó contando ese cúmulo de preciosas casualidades en la emisora de su ciudad, que en estos días son más necesarios que nunca “porque la gente necesita tener un clavo donde agarrarse y no tener siempre noticias malas”.

Ibón fue el 13 de abril la “viva imagen de la felicidad”, subraya su progenitora, y aunque no ha sido el mejor cumpleaños de su vida, sin duda, no lo olvidará porque pensó que “lo iba a pasar sin pena ni gloria”.

El viaje de novios de los padres de Ibón fue a Tenerife. Corría 1996 y se quedaron en el hotel Valle Mar, en el Puerto de la Cruz, recuerda Sole. Sus planes son regresar el próximo año al cumplir las bodas de plata, pero esta vez lo harán con sus hijos y seguro, La Guancha será una visita obligada.

“Se supone que soy Emma y tengo 16 años pero me llamo Auxi y tengo 45”…

Así empieza la carta que Auxi Marrero le envió a Ibón, en la que le cuenta que vive en La Guancha, un pequeño pueblo de Tenerife “con personas maravillosas” y le adjunta una foto del Teide y otra de su familia

TE PUEDE INTERESAR