EDUCACIÓN

Anpe admite la situación “caótica” en Educación y pide a Valbuena directrices “claras y consensuadas”

El sindicato recuerda que lleva meses reclamando instrucciones homogéneas para todos los centros educativos, siempre salvaguardando su autonomía

ALUMNO COLEGIO EDUCACIÓN ESTADO ALARMA
Foto: Eduardo Parra – Europa

El sindicato de profesores ANPE ha señalado este lunes que la situación de la educación en Canarias era “caótica” especialmente durante la fase de desescalada, con los directores de los centros “totalmente desbordados y teniendo que asumir responsabilidades que no van en el cargo”.

Por ello, el secretario general, Pedro Crespo, ha demandado al nuevo consejero de Educación, Universidades, Cultura y Deportes, José Antonio Valbuena –de forma interina– que implante directrices “claras y consensuadas” sobre la desescalada educativa en el archipiélago.

El sindicato ha destacado la necesidad de que el nuevo equipo que tome las riendas tras la dimisión de María José Guerra Palmero este lunes dé “pautas precisas” sobre cómo será la finalización de este curso y el retorno a las aulas en el próximo.

Además, recuerda en una nota que lleva meses reclamando instrucciones homogéneas para todos los centros educativos, siempre salvaguardando su autonomía, pero la Administración solo ha emitido “recomendaciones vagas” que dejaban en una situación de inseguridad a los equipos directivos.

Así, la organización sindical rechaza que sean los equipos directivos quienes tengan que decidir si abren o no los centros este curso y qué alumnado acude, tal como se había planteado desde la Consejería.

ANPE Canarias es consciente de la “compleja situación” en la que se halla inmersa la educación canaria desde hace tres meses cuando se decidió clausurar los centros educativos para frenar la expansión del Covid-19 y considera que la organización del nuevo modelo de enseñanza que ha tenido que implantarse a causa de la crisis sanitaria necesita concreción, “algo que hasta la fecha no ha existido”.

El sindicato espera que este nuevo período traiga a las aulas canarias “el sosiego que no se ha logrado durante los últimos tiempos” y trabajará siempre “de manera leal y comprometida” con el equipo que esté al frente de la administración educativa y con el único fin de defender los derechos del profesorado, “que están por encima de cualquier interés partidista”.

La organización apunta que la suspensión de la docencia presencial no ha permitido tampoco continuar con muchos procedimientos imprescindibles de cara a la organización del próximo curso.

A su juicio, debe ser prioritario retomarlos y agilizarlos, al tiempo que se diseña el nuevo modelo de educación semipresencial.

“De aquí a junio no se dan las condiciones necesarias para volver a las aulas con garantías para toda la comunidad educativa. No existen protocolos claros y adecuados para asegurar que se cumple con las medidas de distanciamiento social. Todos, padres, alumnos y docentes, sabemos que la enseñanza semipresencial nunca podrá sustituir a la presencial, pero pedimos que la vuelta a la nueva normalidad se produzca de forma segura”, precisa Crespo.