Granadilla de abona

Bajan de las grúas tras más de 11 días los dos activistas de La Tejita

Unas 400 personas se movilizaron en apoyo de esta pareja para evitar medidas judiciales, y reivindicar la servidumbre de 100 metros

ACTIVISTAS GRÚAS LA TEJITA
La pareja de activistas, ya en tierra tras más de 11 días subidos a las grúas de La Tejita. Fran Pallero

Los dos ecologistas que han permanecido desde el pasado martes 16 de junio en lo alto de dos grúas de construcción del hotel de La Tejita, en Granadilla, para reclamar la suspensión de las obras, descendieron ayer por la tarde de las estructuras tras cumplir el objetivo marcado, la paralización de los trabajos en cumplimiento de la orden dictada a principios de la semana por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico. El próximo martes, ambos deberán presentarse en el juzgado.

Antes de las 17.00 horas, cientos de personas ya se agolpaban en el lugar convocadas por los distintos colectivos ecologistas a través de las redes sociales. Los vigilaban agentes de la Guardia Civil del Puesto de Granadilla, efectivos de la Policía Judicial de Playa de las Américas, así como varios vehículos y agentes de la Policía Local de Granadilla. Varios miembros del Grupo de Montaña (GREIM) de la Guardia Civil preparaban su equipo de escalada por si hacía falta su servicio.

El ambiente, algo caldeado por momentos, se fue relajando con el paso de los minutos y tras llegar los efectivos del Consorcio de Bomberos de Tenerife, que desplazaron un vehículo ligero y un camión escala, así como una ambulancia del Servicio de Urgencias Canario (SUC).

El camión escala procedió a recoger a la ecologista que se encontraba en la grúa azul, entorno a las 17.30 horas ante los aplausos y gritos de las 400 personas que se agolpaban en los alrededores de la obra. Por su propio pie caminó y saludó puño en alto para entrar en la ambulancia donde se le realizó un chequeo médico, mientras que la Policía le entregaba una citación para acudir el próximo martes al juzgado.

Posteriormente se abrazó con sus familiares y amigos y se acercó a los manifestantes para agradecerles su apoyo durante estas duras jornadas. “Aquí está la justicia popular” o “Dinamita al hotel de la Tejita”, fueron los gritos que más se repitieron. A continuación, fue llevada en volandas a uno de los pisos donde pudo descansar.

WhatsApp Image 2020-06-27 at 17.59.02 BAJAN GRÚA ACTIVISTAS LA TEJITA activistas gruas tejita 5 activistas gruas tejita 3 activistas gruas tejita 4 005eb9f9-9673-4b66-b7fc-5a303c18ff52 WhatsApp Image 2020-06-27 at 17.52.02 0b1baa1f-100e-43e4-8fe4-d9cde309f06c
<
>
La ecologista que estuvo desde el pasado martes 16 en lo alto de una grúa de la obra del Hotel la Tejita agradece emocionada las muestras de cariño de la multitud que acudió a apoyarla. Fran Pallero

A las 18.00 horas, el segundo activista comenzó a descender por su propio pie entre la estructura de la grúa roja y blanca que se encontraba al fondo de la obra. Su lejanía dificultaba el acceso de los bomberos, por lo que este joven decidió descender por sus propios medios. Caminó los más de 200 metros que le separaban de la calle, saludando con el pulgar en alto y una bandera canaria en el cuello, y entró en la ambulancia donde el personal sanitario procedió a reconocer su estado de salud y recibió la citación judicial. Posteriormente abandonó el vehículo y se fundió en un emotivo abrazo con su familia. Como su compañera, fue recluido en uno de los pisos contiguos a las obras.

José Martín, portavoz de la plataforma Salvar la Tejita, manifestó al DIARIO que “hemos exigido que no haya ningún cargo legal contra estas dos personas ya que la ilegalidad es esta obra, y ellos se han subido para pararla”. “De momento se ha pactado que no los detengan. Lucharemos para que no haya ningún cargo penal, porque lo que es ilegal es la obra y lo que Viqueira ha hecho en esta zona del Archipiélago”.

Asimismo, lamentó que no se procediera al precinto de la obra. “El Ayuntamiento de Granadilla, que se ha lavado las manos totalmente, debe proceder al precinto de las obras, y lo que estamos pidiendo además, es que cumpla la orden desde el Ministerio, que se coja la parte reservada de 100 metros de deslinde. Ellos han intentado por todos los medios que fueran 20 metros”.

 

Rubén, también portavoz de la plataforma, se mostró contento “por el apoyo recibido en estas últimas jornadas por parte de la sociedad tinerfeña”, y se sinceró en nombre de Salvar la Tejita: “Nos hemos quitado un gran peso de encima al ver cómo los dos han bajado de las grúas en aparente buen estado de salud”. Tras ganar la “primera batalla”, y paralizar la obra, ahora hay que luchar para “que el deslinde caiga a nuestro favor y la servidumbre sea de 100 metros, así será inviable por parte de la empresa construir el hotel”.

Por último, Victoria, vecina de El Médano, se mostró contrariada por el hecho de que no se precintara la obra. “Quien impedirá a los obreros volver el lunes y continuar las obras. El lunes estaremos aquí controlando porque no nos fiamos de Viqueira”, puntualizó.

La jornada festivo-reivindicativa continuó con diversas actuaciones musicales protagonizadas por Arístides Moreno, Abubukaka Rogelio Botanz, Ida Susal, José Arbelo, Mdeem, Dadda Wanche o Lioness Den, entre otros.

A la espera del nuevo deslinde marítimo terrestre de 20 o 100 metros

Esta paralización es cautelar hasta que se apruebe definitivamente el nuevo deslinde marítimo terrestre y su zona de servidumbre. Las asociaciones Salvar la Tejita y ATAN demostraron que la franja no urbanizable debe llegar más adentro y debe respetar la dinámica de la duna de arena, que desde hace años está frenada por la valla de la parcela. Los ecologistas reivindican una nueva servidumbre de protección de 100 metros , lo que haría inviable el hotel, mientra que la otra parte, afirma que es 20 metros.